Los alumnos del Cholo

Destacado

En la escuela cholista este verano va a ser diferente a los demás. Muchos niños se han graduado y han abandonado la escuela donde tantos y tantos años han estado aprendiendo y siguiendo religiosamente una filosofía y una forma de vida que lleva como bandera unas rayas rojas y blancas.

El profesor Simeone ha tenido que desgastar la tinta del bolígrafo rojo para poner notas suspensas esta temporada, tanto es así que el director, un tal Gil Marín, ha tenido que llamar a varios alumnos a su despacho para expulsarles por bajo rendimiento o por mal comportamiento.

En toda clase que se precie, siempre encontramos una serie de alumnos que son muy fáciles de identificar. Así que para dar las notas finales, Simeone pasará lista.

El primero siempre es el delegado, Diego, al que algunos llaman “el uruguayo”. A pesar de que el delegado suele ser muy odiado por el resto, en este caso Diego se ha hecho respetar. Al ser el preferido por el profe, se ha graduado con nota y por lo tanto abandonará el colegio para irse a otro con mayor prestigio que luce de azul y negro.

El segundo será el mayor de todos, se llama Juanfran, no es el mejor en cuanto a notas, pero su esfuerzo por sacar mejor nota cada año ha hecho que sus compañeros le admiren y le respeten. Pero ha llegado el momento de dejarle marchar para que comience a trabajar por su cuenta.

Los siguientes serán el mejor amigo del delegado y el raro, son Giménez y Savic. El primero tiene mucho potencial pero no aun así no ha conseguido aprobar y por tanto tendrá que quedarse un curso más aprendiendo del maestro. El otro también ha suspendido y el señor director no sabe  si decirle a sus padres que se lo lleven una temporada.

Después tenemos al que siempre se quiere ir pero nunca se va, Filipe, que lleva varios años suspendiendo y el director está un poco harto de él y a  Lucas que no ha dudado en irse a la Universidad de Berlín para hacer un curso de bachillerato superior.

Tras ellos, vendrían los que siempre están entre el 5 y el 6 pero que no consiguen la nota suficiente para irse a la universidad, estos serían Arias y Thomas.

A continuación encontraríamos al que lleva en el colegio desde chiquitito y que por nada del mundo se quiere ir, Koke y también Saúl al que le llegan cartas de Oxford invitándole a estudiar allí, pero no se va para no dejar sola a su familia.

Otros que no pueden faltar son los empollones, Oblak y Rodri. El primero ha decidido quedarse tras pensarse mucho algunas ofertas de universidades de prestigio parisinas y londinenses y el segundo se va ir con que dicen que es el mejor profesor del mundo, un tal Pep Guardiola.

¿Quién no ha tenido alguna vez que aguantar a un chico que venía de la clase de al lado? Pues sí, el señor director decidió llevar a Álvaro a la clase del Cholo para espabilarle y no sólo ha aprobado sino que ha sacado el curso con nota. Además el profesor ha confirmado que otro de la clase de al lado también vendrá el año que viene. Según dicen, se llama Marcos y su abuelo fue antiguo alumno.

El repetidor, toda clase tiene uno. Los padres de Diego al ver que su hijo no aprobaba en Londres decidieron que volviera a la escuela a ver si levantaba cabeza. Pero ha vuelto a suspender y el señor director está pensando en expulsarle después de unos polémicos viajes a Lagarto.  

Otro que no falla nunca es el expulsado, el señor Antoine, que por su mala actitud y comportamiento el director no ha dudado en expulsarle del instituto sin mediar palabra. La egolatría y el afán de protagonismo son adjetivos que no caben en el escudo.

Los últimos de la clase serían Nikola que es posible que se cambie de instituto; Antonio al que le quedan unos cuantos cursos por delante; Angelito que tiene todavía mucho por aprender; el fiestero, Vitolo y los niños Montero y Garcés que todavía están sacándose la primaria.

Ahora el Cholo necesita nuevos alumnos y ya hay algunos en la preselección. ¿Quién será el nuevo de la clase?

Buen viaje, niño

Destacado

Nunca hubo nadie que representara tanto para un equipo de fútbol. Nunca hubo nadie en la historia que simbolizara a la perfección un sentimiento, una emoción.

Jamás en la historia del Atlético alguien había sido tan querido y admirado por una afición. Sin duda inolvidable, sin duda imborrable, sin duda irrepetible.

Sin duda el jugador más querido de la historia del equipo que gobierna las aguas del Manzanares, porque allí siempre estará tu templo, tu casa, tu estadio.

Un sitio donde tu nombre y tu recuerdo quedarán para la eternidad. Empezaste siendo un niño, recomendado por Paolo Futre para jugar en un equipo donde tan solo reinaba la resignación, la desilusión, la inestabilidad y la derrota.

Con el número 35 a la espalda y con dieciséis años, hiciste tu debut con el club de tu vida con esas rayas rojas y blancas que tu abuelo te había inculcado de pequeño.

No sólo te echaste el equipo a la espalda, metiste en la mochila de tu carrera a todo un club, con su afición, con su directiva discutida y con su historia. Te pusiste el brazalete de capitán e intentaste devolver al club a donde se merecía.  

Desgraciadamente para todos, el equipo no estuvo a tu altura y ambos decidisteis separar vuestros caminos para poder crecer.

Has jugado en los grandes equipos de Europa, has ganado muchos títulos, pero siempre con humildad, con unos valores y con un compromiso que nunca nadie ha discutido.

Siempre fuiste atlético, lo demostraste en las celebraciones del mundial y la Eurocopa. Aquel escudo a rayas con el oso y el madroño seguía estando presente.

Tras siete años de “Erasmus” volviste a casa por Navidad y nunca mejor dicho, un 5 de enero de 2015 cuarenta y cinco mil fieles llenaron su templo para recibirte con honores, pero esta vez, en el Atleti que siempre habías soñado. Aunque antes de poder celebrar el año nuevo, volvías a decir adiós.

Gracias Fernando por tu normalidad, por tu humildad, por tu compromiso y por tu fidelidad y amor por unos colores que durante mucho tiempo fueron maltratados y humillados.

Gracias por levantar la bandera, por enseñar el escudo, por no poner nunca una mala cara, nunca una queja, nunca un reproche.

Gracias Fernando por darnos una Eurocopa, por ser el Niño de España y por vivir el sueño que todos hubiésemos querido vivir algún día.

Ahora empiezas una nueva aventura, dejas lo que más te ha gustado hacer, dejas tu sueño desde pequeño. Toca hacer las maletas y volver a casa.

Buen viaje, niño.

Lucas obra el milagro y mete al Tottenham en su primera final

Destacado

Ya es costumbre que en esta edición de la Champions League los partidos no se decidan hasta el pitido final y que existan remontadas, y para no romper con las costumbres tendríamos los dos elementos en esta última semifinal. Poco más de 24 horas después de que Origi anotara el 4-0 definitivo que eliminaba al Barcelona y clasificaba al Liverpool, Lucas Moura (Quien también porta el dorsal 27) en el minuto 95 ponía el 2-3 en el marcador que llevaba al Tottenham a la final y destrozaba todas las esperanzas de un joven Ajax que se había ganado estar en el Wanda. Y es que aunque no siempre el fútbol es justo, lo que se vivió ayer fue un espectaculo por parte de Ajax y Tottenham haciendo que diera igual quien se clasificara a la final, y mucha culpa de ello la tienen Ten Hag y, el gran triunfador de ayer, Mauricio Pochettino.

De inicio, el Ajax se encontraba con un contratiempo en el calentamiento y es que David Neres se resintio y no pudo formar parte del equipo, con lo que Ten Hag tuvo que meter a Dolberg y desplazar a Tadic a la banda. Pero nada más empezar, en un saque de esquina botado por Schone, aparecía De Ligt para anotar de cabeza y poner el 1-0 en el partido y el 2-0 global, lo que obligaba a los Spurs a reaccionar inmediatamente. Y cumplió, pero el disparo de Son se estrelló en la madera tras superar a Onana lo que hizo que el coreano no se lo creyera. Según avanzaban los minutos, el Tottenham se iba haciendo con el balón gracias a los constantes ajustes técnicos de Pochettino pero eso no iba a evitar que en el minuto 36, Ziyech soltara un latigazo desde dentro del área que superó a Lloris para colocar el 2-0 y dejar prácticamente definida la eliminatoria.

WhatsApp Image 2019-05-09 at 16.48.26 (1).jpeg

De Ligt celebra el 1-0. Via: Twitter (SpursOfficial)

Aunque claro, con este Tottenham nunca se sabe y Pochettino decidió introducir a Llorente en el descanso en lugar de Wanyama, y nuevamente cambió el esquema de los ingleses solo que esta vez sí tuvo un mejor resultado. Con Llorente situado arriba, el Tottenham sólo tenía que enviar balones por alto, y el español se encargó de bajar todos. Ya con los visitantes pudiendo desplegar su juego ofensivo, llegaría una ocasión clarísima de Dele Alli que sacó como pudo Onana, aunque claro el daño ya estaba hecho y a partir de ahí empezó la sangría. Un minuto más tarde, en el 56 un autopase de Dele se iba largo para que Lucas lo aprovechara e hiciera el 2-1 con la zurda; y ahí no iba a parar la cosa ya que un par de minutos después el que lo probaba era Llorente y, nuevamente Onana hacia una salvada increíble, aunque no pudo despejar el balón la defensa y caía nuevamente en Lucas para situar el 2-2 y darle alas a un Tottenham que minutos antes estaba muerto.

WhatsApp Image 2019-05-09 at 16.48.26
Los jugadores del Tottenham celebran el 2-3. Vía: Leagoo

Llegados a este punto, empezó el baile en los banquillos y ya se desató la locura en el Johan Cruyff Arena, empezó un partido de media hora de ida y vuelta total, en el Ajax se buscaba continuamente a Tadic y, sobre todo, a Ziyech; por otra parte el Tottenham ya encontraba huecos tanto por arriba con Llorente actuando de boya, como por bajo con las continuas subidas de Sissoko. Precisamente la tendría Ziyech a pase de Tadic pero el balón se iba fuera, aunque en el minuto 80 tendría una oportunidad de resarcirse pero el disparo se iba al poste derecho para desgracia del marroquí. Quedaban pocos minutos y los Spurs seguían buscando la remontada, ya que se habían quedado a un gol de la clasificación y cuando parecía que llegaba bordeando el 90, Onana se volvió a inventar un paradón al cabezazo de Vertonghen más el posterior rechace de Veltman para evitar el gol de los londinenses.

Pero como decía antes el partido no acaba hasta el pitido final, y cuando se cumplía el 95 Lucas volvió a aparecer para culminar la remontada con su tercer gol del dia (y el tercero con la zurda, su pierna mala) y estalló la afición visitante junto a todo el equipo. Cuando el árbitro señaló el final, todo el equipo (incluido el lesionado Kane) saltó para celebrar que habían hecho historia y metian al club por primera vez en su historia en la final de la máxima competición europea. La otra cara fue el Ajax, con los jugadores totalmente devastados ya que se veían dentro de la final tras la espectacular competición que había hecho, aunque no cabe duda que gente como De Jong, De Ligt o Van de Beek tocarán la cima en el futuro. Así, 11 años después volverá a haber una final inglesa a la que se podría sumar la Europa League si clasifican Arsenal y Chelsea, lo que supondría un pleno histórico. Habrá que esperar al 1 de junio para ver el capítulo final de posiblemente la mejor Champions de la era moderna ¿Quien se hará con el titulo? ¿Tottenham o Liverpool? ¿Pochettino o Klopp?

El sueño culé se torna en pesadilla en Anfield

Destacado

Texto: María Mancebo López

Debacle. Bochorno. Decepción. Resignación. Frustración. Impotencia. Ridículo. Fracaso. Son varias de las palabras que se pueden emplear para catalogar la actuación del FC Barcelona en Anfield, donde fue vapuleado por el Liverpool (4-0) merced a los dobletes de Georginio Wijnaldum y Divock Origi. El 3-0 de la ida de las semifinales de la Champions League no fue renta suficiente para los pupilos de Ernesto Valverde, el más señalado tras el fiasco en la ciudad de The Beatles en una noche para olvidar para los nuestros.

Arrancó la contienda con la sensación que lo ocurrido en Roma hace poco más de un año podía volver a repetirse. De hecho, Alisson Becker volvía a ser el cancerbero encargado de frenar las acometidas de los jugadores del cuadro culé. Bueno, acometidas por decir algo, ya que el Barça tampoco inquietó en demasía al arquero brasileño. Siendo justos, hay que reconocer que las tropas del ‘Txingurri’ se aproximaron a los dominios del Liverpool, pero fueron incapaces de conseguir lo único que se les exigía: marcar una triste diana en Anfield para certificar su pase a la final del Wanda Metropolitano.

Origi provocó que los fantasmas de Roma revolotearan nuevamente en la mente de la parroquia azulgrana, ya que perforó el fondo de las mallas de la meta custodiada por Marc-André ter Stegen a los siete minutos de contienda. Parecía que el Barça era capaz de reaccionar por medio de un Leo Messi que no ha podido hacer más para llevar a los suyos en volandas a la final de Madrid, esa “Copa tan linda” que se le ha vuelto a resistir al argentino y a sus compañeros pese a la insistencia del ’10’ por traerla de vuelta a casa.

El nombre propio de la noche, con permiso de Wijnaldum (quien ingresó al terreno de juego después del entreacto) y Origi, es el de Jürgen Klopp. El técnico germano ha sido el claro dominador táctico de la eliminatoria, incluyendo el duelo disputado hace una semana en la Ciudad Condal, pese al 3-0 recibido. Sin Mohamed Salah, Roberto Firmino y Naby Keita, tres de las piezas fundamentales de su engranaje, ha sido capaz de voltear la situación para llevar a los reds a su segunda final consecutiva de la Champions (el año anterior cayó por 3-1 contra el Real Madrid).

La segunda mitad fue un serio correctivo de los pupilos de Klopp al Barça. Los catalanes no sabían cómo frenar el vendaval ofensivo de los locales, quienes demostraron una vez más la mejor manera de hacerle daño a un equipo que, tristemente, carece de capacidad de reacción cuando el viento viene en su contra. Pasó en Roma, y volvió a suceder en Inglaterra.

Y ya viene siendo habitual, una dura costumbre, que los rivales de los de azul y grana pasen por encima del club presidido por Josep Maria Bartomeu en los encuentros que disputa lejos de su fortín del Camp Nou. Pasó en la ida de octavos de final de la Champions 2016-2017 en París con el PSG (4-0). Tras obrar una de las machadas más épicas que se recuerden en la vuelta en casa (6-1), la Juventus de Turín de un Paulo Dybala muy inspirado le devolvió a la lona en el duelo inicial del cruce de cuartos en Italia (3-0).

También se puede recordar la vuelta de los cuartos de final de la Champions 2015-2016, donde el Atlético de Madrid remontó el 2-1 de la ida en Barcelona merced a un doblete de Antoine Griezmann en el ya histórico Vicente Calderón (2-0). Y qué decir de lo ocurrido el curso pasado en Roma. De hecho, previamente, en la ida de octavos el Barça pudo encajar un doloroso marcador en Londres contra el Chelsea, donde los palos impidieron que Willian firmara un hat-trick haciendo gala de su potente y certero disparo desde fuera del área.

Creo que todos recordamos el naufragio culé en Roma en la vuelta de cuartos de final en el viejo continente durante la campaña 2017-2018. Después de obtener un 4-1 inmerecido en la ida en la Ciudad Condal, los italianos pasaron por encima de los blaugrana en la vuelta. Esto se convirtió en una auténtica tragedia para Valverde y los suyos cuando Konstantinos Manolas culminó la remontada (3-0) al ejecutar un certero testarazo para batir a Ter Stegen.

Ahora hay que añadir al listado de fiascos culés en Europa lo acaecido hace apenas unas horas en Anfield, donde el Liverpool ha sido el justo vencedor de la eliminatoria, ya que no tuvo que caer con tanta contundencia en Barcelona. Jornada de reflexión en Can Barça, un ambiente enrarecido en el que sin duda va a haber más de uno que pague los platos rotos. No es conveniente tomar decisiones en caliente, pero es inevitable que haya un cambio de tendencia para erradicar por completo el runrún que revolotea con un claro mensaje: fin de ciclo (algo que se viene vaticinando desde el cruce con el Bayern de Múnich en las semis del año 2013).

You’ll never walk alone, Barça, pero la paciencia tiene un límite. Por no hablar de Leo Messi, el mejor jugador del mundo, uno de los grandes de la historia, a quien el deporte rey no para de asestarle bofetadas desde la final del Mundial de 2014 en Brasil ante Alemania. Tres finales perdidas de forma seguida con el combinado albiceleste, junto con las hecatombes en la Champions con su FC Barcelona, no impiden que el astro rosarino nos deleite semana tras semana con la mejor de sus sonrisas y unas actuaciones para enmarcar. Gracias por tanto, Leo. Y perdónanos por recompensarte con tan escaso premio.

Messi noquea al Liverpool con un doblete en su templo culé

Destacado

Texto: María Mancebo López

El FC Barcelona ha puesto tierra de por medio en su eliminatoria de semifinales de la Champions League frente al Liverpool, ya que los pupilos de Ernesto Valverde han doblegado a los reds por un contundente 3-0 merced a la diana de Luis Suárez y el doblete de Leo Messi. El argentino, por enésima vez en su carrera, volvió a ser el líder de los de azul y grana, que ya sueñan con la final que se disputará en Madrid.

Los compases iniciales del encuentro fueron realmente parejos, donde ambos contendientes demostraron una intensidad increíble, fruto de la exigencia que requiere esta competición, especialmente en una ronda tan decisiva. El ‘Txingurri’ apostó de inicio por Sergi Roberto en el lateral derecho, Arturo Vidal en la medular y Philippe Coutinho en punta de lanza con el uruguayo y el astro rosarino, dejando en un segundo plano a Arthur Melo y Ousmane Dembélé.

Por su parte, Jürgen Klopp dejó en el banquillo a Roberto Firmino, que había sido duda hasta última hora, dando entrado en el campo a Georginio Wijnaldum. No obstante, el técnico alemán se vio obligado a mover ficha antes de llegar al ecuador del primer acto, debido a que Naby Keita sintió molestias físicas (es posible que a raíz de una entrada de Ivan Rakitic), por lo que su reemplazo en el terreno de juego fue Jordan Henderson.

El que golpearía primero sería el cuadro blaugrana, concretamente en el minuto 26, justo cuando Jordi Alba filtró un excelso pase entre líneas para aprovechar un desmarque de Luis Suárez. El ‘9’ culé se adelantó a los dos centrales del Liverpool y, merced a un sutil toque con la puntera, batió a Alisson Becker para desatar la locura en las gradas del templo del Camp Nou y firmar el gol número 500 de la entidad barcelonista en la competición.

Los visitantes tuvieron varios acercamientos al área durante los primeros 45 minutos, aunque no sería hasta la reanudación cuando verdaderamente inquietarían los dominios de un Marc-André ter Stegen que volvió a ser fundamental para sostener a los suyos en los momentos de mayor sufrimiento. El cancerbero germano realizó dos fantásticas intervenciones a sendos lanzamientos de James Milner y Mohamed Salah, levantando los aplausos de la parroquia azulgrana.

Valverde se dio cuenta de la agonía que estaban experimentando sus futbolistas y decidió cambiar la primera pieza de su engranaje. Nélson Semedo se uniría al eje defensivo con Gerard Piqué, Clément Lenglet y Alba, al tiempo que Sergi Roberto avanzaría al centro del campo con Vidal, Rakitic y Sergio Busquets. El segundo estacazo culé llegaría a falta de 15 minutos para concluir la contienda, momento en el que Suárez estrelló el esférico contra el travesaño, un rechace del que se benefició Messi para batir a Alisson ante la pasividad de la zaga red (2-0).

Aun así, el cinco veces ganador del Balón de Oro, registro compartido con Cristiano Ronaldo, reservaría una última obra de arte que incorporar a su cantidad de apariciones estelares en el deporte rey. El internacional por la albiceleste ya firmó sendos dobletes en las semis de Champios frente a Real Madrid (2011) y Bayern de Múnich (2015). Messi efectuó un golpeo magistral en un libre directo desde prácticamente 30 metros que se coló directamente por la escuadra del arquero brasileño, quien tan solo podía resignarse y rendirse a la calidad que el argentino atesora en sus botas.

El Barça logra una renta más que valiosa para el duelo de vuelta, que se disputará en Anfield el próximo martes 7 de mayo, a partir de las 21:00 horas, para decidir quién de los dos estará presente en la gran final del Wanda Metropolitano del sábado 1 de junio. En el otro cruce de semis, el Ajax de Ámsterdam golpeó primero al Tottenham Hotspur, ya que se impuso a domicilio por la mínima (0-1).

Van de Beek hace soñar al Ajax con la final de la Champions

Destacado

Texto: Juan Carlos Gómez

El Tottenham Hotspur Stadium se ha vestido de gala para acoger la segunda de sus grandes noches en el viejo continente, todo ello después del 1-0 en la ida de cuartos de final frente al Manchester City. En esta ocasión, las semifinales habían deparado el enfrentamiento entre los pupilos de Mauricio Pochettino y el Ajax de Ámsterdam, la auténtica revelación de la Champions.

Los holandeses han arrancado la contienda como un auténtico rodillo, algo que ha dejado totalmente noqueado al cuadro local en los primeros compases del choque. La velocidad a la hora de conducir y triangular el esférico, junto con la exquisitez técnica de los jugadores de su parcela ofensiva, permitía que las hordas de Erik ten Hag superaran en todas las facetas a los Spurs.

Así fue cómo se gestó el 0-1, resultado que, a la postre, sería definitivo en el luminoso del nuevo feudo de los londinenses. Donny van de Beek, quien ya marcara el primer tanto del Ajax en Turín frente a la Juventus en la vuelta de cuartos, se quedó prácticamente solo frente a Hugo Lloris después de recibir un magnífico pase filtrado por Hakim Ziyech. El meta francés aguantó al máximo para tratar de descolocar al excelso futbolista de los Países Bajos, pero demostró su sangre fría para perforar el fondo de las mallas del campeón del mundo.

La lesión de Jan Vertonghen se sumaba a los contratiempos de la baja por sus dolencias físicas de Harry Kane y la sanción de Son Heung-min, dos ausencias realmente importantes porque, con permiso de Christian Eriksen, se trata de las dos piedras angulares del proyecto encabezado por el que fuera míster del RCD Espanyol. De hecho, el talentoso futbolista danés no mostró ni de lejos el tremendo potencial que atesora con el cuero en sus botas.

No obstante, el Tottenham cambió por completo su mentalidad tras la reanudación, agazapando en más de una ocasión a un Ajax que, pese a su inexperiencia y juventud, no deja de asombrarnos y dejarnos atónitos con su capacidad para solventar situaciones comprometidas. Los de Ten Hag supieron contener las acometidas del rival, que tampoco inquietaron en exceso a un André Onana que, en líneas generales, tuvo un partido plácido.

La segunda gran ocasión del envite, junto con la citada acción del tanto materializado por Van de Beek, la disfrutó David Neres. Dusan Tadic, el mejor de los suyos a lo largo de la competición con nueve tantos (incluyendo los de las fases previas), le sirvió en bandeja de plata el balón a la joven perla brasileña, quien estrelló su disparo (algo mordido) directamente en la madera.

Respiraba aliviada la parroquia británica que se congregó en el graderío del Tottenham Hotspur Stadium, un escenario que, muy a su pesar, contempló la primera derrota de sus jugadores en la Champions League en dicho campo (el Barça ganó 2-4 en la fase de grupos en Wembley). Todo queda pendiente para la vuelta, que se jugará el próximo miércoles 8 de mayo, a partir de las 21:00 horas, en el Johan Cruyff Arena. Conviene recordar que el vencedor de esta eliminatoria se mediría en la gran final del sábado 1 de junio (Wanda Metropolitano) al que resulte victorioso del FC Barcelona – Liverpool. ¿Se lo van a perder?

Goleada ‘red’ en Oporto antes de visitar el Camp Nou en semis

Destacado

Texto: Alba Fernández

Amplia victoria del Liverpool en do Dragão (1-4) sin brillo en el juego y con goles de Mané, Salah, Firmino y Van Dijk. Militao anotó el gol para los lusos. Los reds aprovecharon la ventaja del 2-0 conseguido en Anfield y miran hacia las semifinales de la Champions donde les espera el FC Barcelona.

El equipo de Iker Casillas salió enchufado y lo intentó desde el primer minuto de partido, anulando el juego en corto del Liverpool. Las ocasiones fueron creadas en el área de Alisson sin acierto de cara a gol del equipo portugués.

La primera ocasión para el Liverpool llegó en el minuto 25 cuando Mané marcó un gol que tuvo que ser revisado por el VAR por posible fuera de juego. Finalmente, subió el tanto al marcador helando a la afición portuguesa que vio como sus posibilidades de remontada decaían. Tras este gol, el Oporto bajó la intensidad y el equipo red comenzó a sentirse más cómodo.

En el descanso del encuentro ambos equipos realizaron cambios en sus filas. Por parte del Oporto entró Soares por Otavio y Firmino por Origi en el conjunto inglés.

En la segunda parte, el Oporto intentaba entrar en el partido pero el control estaba bajo el mando del equipo liderado por Jürgen Klopp. En el minuto 64 llegó el segundo gol del Liverpool tras un balón de Arnold al desmarque en profundidad de Salah que definió con tranquilidad ante Casillas. Cuatro minutos después consiguió recortar distancia el Oporto con el gol de Militão.

El tercero para los reds llegó en el 76´ tras un centro de Henderson que remató de cabeza Firmino. La eliminatoria la sentenció Van Dijk  en el 84´ con un remate delante de Casillas que no pudo hacer nada. El FC Barcelona con Messi a la cabeza espera al Liverpool en el Camp Nou (ida) en las semifinales de la Champions.

El Tottenham vuelve a las semifinales 57 años después

Destacado

El pasado miércoles vivimos uno de esos partidos que difícilmente se olvidan, una de esas noches mágicas de Champions League en las que parece que puede ocurrir de todo, y es que el Tottenham consiguió avanzar a semifinales 57 años después de la única vez que alcanzó esa ronda. Un Tottenham que llegaba con una alineación distinta a lo que veíamos a lo largo de esta temporada, ya que llegaba con bajas importantes como Dier, Winks y sobre todo, Kane; mientras que el Manchester City sacaba todo su arsenal para intentar levantar el 1-0 que los Spurs le endosaron en la ida.

Si el partido de ida fue muy táctico y con ambos equipos vigilándose continuamente, la vuelta fue una locura de partido, un ida y vuelta continuo de ambos equipos que dejaron todo en el terreno de juego. Y no habría que esperar para ver goles, ya que en el minuto 4 Sterling aprovechaba un pase de Kevin De Bruyne para adelantar a los citizens y cambiar totalmente el guión del partido. Pero los visitantes no se quedaron atrás y en la siguiente jugada que tuvieron, Son aprovechó un balón que se encontró suelto para poner la igualada en el marcador y forzar a que el Manchester City tuviera que anotar dos goles más. Y de nuevo el coreano aprovechando un error de Laporte (quien falló también en el primer gol) ponía por delante a los suyos unos minutos mas tarde poniendo el 1-2 en el minuto 10, hasta que Bernardo Silva, con algo de fortuna, situaba el 2-2 en el marcador tan solo 1 minuto más tarde.

Cuando el partido parecía que se iba calmando, el City comenzó a dominar el balón y a apretar lo que se tradujo en que llegara el 3-2 nuevamente por parte de Sterling después de que De Bruyne nuevamente se la dejara en bandeja, lo que significa que hubo 5 goles en 21 minutos, batiendo un record en Champions. Tras esto, si que se calmó el juego tomando el control el City pero sin volverse locos, ya que con un gol le bastaba en ese momento y habia practicamente 80 minutos por delante. Llegando al final de la primera parte, el Tottenham sufría otro mazazo en forma de lesión por lo que Sissoko tuvo que retirarse lesionado para dejar su puesto a Fernando Llorente, lo que provocó que Pochettino tuviera que darle una nueva revolución a la formación de su equipo. Tras algún intento por parte de los dos equipos sin mucha fortuna, llegabamos al descanso de uno de los partidos mas locos de los ultimos tiempos en la máxima competición europea.

Tras el paso por vestuarios, el City salió con todo teniendo ocasiones claras nada más empezar el segundo tiempo por parte de Sterling, Bernardo y De Bruyne, lo que ponía en evidencia que de ahí a final del partido eso se iba a convertir en un asedio. Justo tras dos ocasiones seguidas del Tottenham, llegaba el 4-2 de parte de Agüero tras otro jugadón de Kevin De Bruyne, quien ponía su tercera asistencia del partido y firmaba así su particular hat-trick. Este gol dejó muy tocado moralmente a los Spurs, quienes por momentos parecían muertos y sin margen de reacción, hasta que en un córner botado por Trippier, Llorente remataba con el muslo para poner el 4-3 que les situaba por delante de nuevo en la eliminatoria, aunque con intervención del VAR lo que le añadió tensión al partido, aunque finalmente el colegiado lo daba como válido.

WhatsApp Image 2019-04-18 at 14.07.13.jpeg
Fernando Llorente celebra el 4-3 junto a sus compañeros. Vía: Twitter (SpursOfficial)

Ya en los compases finales, Pochettino y Guardiola decidieron mover ficha dando entrada a Davies y Davinson por un lado, y a Sané por otro. El City volcado arriba veía como pasaba el tiempo y el gol que necesitaban no llegaba, hasta que un mal pase atrás de Eriksen en el descuento le caía a Agüero y se la dejaba a Sterling para que pusiese el 5-3. Cuando el Etihad se venía abajo, y Guardiola corría por la banda como hace 10 años en Stamford Bridge, el VAR anulaba el gol por fuera de juego dejando el público y al propio banquillo local helado, ya que apenas quedaba tiempo y se creían ya en semis. Con el pitido final era oficial, el Tottenham volvió a unas semifinales en Champions casi 60 años más tarde, gracias principalmente a la vuelta que ha dado Mauricio Pochettino al equipo, más meritorio aún si se cuenta con que el Tottenham no ha hecho ningún fichaje esta temporada. En semifinales se verá con la revelación de este año, el Ajax, en un partido que puede pasar de todo, aunque en la ida la lista de bajas tendrá que añadir a Son después de ver tarjeta amarilla y tendrá que cumplir sanción. El ganador de esta eliminatoria se verá las caras ante el vencedor del Liverpool- Barcelona en el Wanda Metropolitano en la final.

Messi guía al Barça a las semis de Champions

Destacado

Messi cumple con su palabra metiendo al Barça en semifinales de la Champions

Texto: María Mancebo López

El FC Barcelona, que llevaba tres años sin estar en semifinales de la Champions, ayer lo consiguió gracias a dos goles de Messi y uno de Coutinho. Los primeros minutos del partido estuvieron muy igualados, incluso con mejor juego del United. Pero en el minuto 15, tras una pérdida de Young, Messi chutó desde la frontal un balón ajustado e imparable para De Gea, haciendo así el 1-0. Cuatro minutos después, Messi metió el segundo para los azulgrana gracias otro disparo muy parecido pero con menor potencia y más centrado, que De Gea se tragó en forma de cantada.

El resto de la primera mitad estuvo bajo dominio culé. De Gea se fue un poco más feliz al descanso tras un paradón a Sergi Roberto. Empezó con una acción brutal de Messi , que siguió Jordi Alba y centró al de Reus que consiguió rematar, pero De Gea lo sorprendió. Otra vez Messi tuvo ocasión de meter el ‘hat- trick’ en el descuento, pero el portero español lo evitó.

Lenglet estuvo excepcional cortando un posible remate de Martial. Rashford tuvo algunos avances pero que acababan fácilmente en las manos de Ter Stegen.

El momento más bonito de la noche llego de la mano de Coutinho, que metió un balón por toda la escuadra de De Gea. El Barça dominó el resto del partido sin perder el balón casi, mientras que el Manchester estaba “Off”.

El Ajax enseña la puerta de salida a Cristiano Ronaldo

Destacado

El equipo de Ten Hag hace otra segunda parte de ensueño y con su fútbol antológico, se carga a otro de los candidatos en Turín dejando a CR7 sin disputar unas semifinales de Champions, algo que no se veía desde 2010.

El que avisa no es traidor. Varios periodistas (o bufones de banderas) y parte del público general del fútbol mundial faltaron el respeto a un equipo que quiso soñar en la teórico y en lo práctico. Y lo que es más grave, se faltó a un cuatro veces campeón de Europa y a una de las mejores canteras de la historia del fútbol. Es verdad que el conjunto de Ámsterdam ha tenido una década de claros y oscuros, pero en un fútbol globalizado, donde el negocio y el dinero mandan, la fidelidad y el amor por una historia, unos colores y una forma especial de hacer las cosas (con leves modificaciones), han servido, de momento, para destrozar al tricampeón consecutivo de Europa (Real Madrid) y a la eterna aspirante (Juventus). Día duro para los que ven fútbol influenciados por lo promocional y lo comercial. Habrá que dar una docena de pañuelos a aquellos que querían una final Messi-Cristiano, que a veces da la sensación que es lo único que importa.

Dirigiendo la lupa al encuentro, la primera parte fue equilibrada, con pocas ocasiones y con gran intensidad. El conjunto local salió con gran actitud, presionando de forma más agresiva la alegre salida de balón de los holandeses. Asimismo, en algunos momentos daba la sensación de que los visitantes estaban dosificando fuerzas para lo que pudiera deparar el partido. Estos detalles se pudieron ver en cuando De Jong relantizó el juego (venía de ser duda para el partido de hoy) o cuando no acumulaban demasiados hombres en zona ofensiva como si hizo en el Santiago Bernabéu. Esta pausa de energía la aprovechó el equipo turinés, especialmente, entre el minuto quince y treinta. Dybala fue el primero en avisar con un gran balón bombeado desde la frontal que Onana atajó de manera soberbia. El argentino, que en el descanso se retiró lesionado, fue el elegido por Allegri para llevar la capitanía. Minutos después, apareció el de siempre. Balón desde la esquina derecha de Pjanic y Cristiano aprovecha un mal entendido en su marca para rematar de cabeza totalmente solo. Su sexto gol en esta Champions. Los mejores, que no brillantes, minutos de la Juve en el partido se vieron penalizados por una acción aislada. En el único tiro a puerta de los visitantes en la primera parte, Van De Beek (menudo volante), aprovechó un balón suelto para definir con claridad para poner el gol del empate. Asimismo, el VAR entró en funciones para revisar las jugadas de los goles.

Según acababa el primer tiempo, una sensación visual recorría en el Juventus Stadium. Ten Hag se paseaba la banda tranquilo, como si su plan estuviese saliendo a la perfección. Mientras tanto, Allegri se encontraba nervioso, discutiendo todo el rato con el cuarto árbitro y parece que esa actitud la contagió a su equipo.

Y llegó el “Huracán Ámsterdam”. En la segunda parte se vio al Ajax de esta temporada, que hay que recordar, es candidato a ganar el triplete. Ni la entrada del chico de moda en la Serie A como lo es Moise Kean, intimidó a los visitantes. Primero fue Ziyech, con una internada por banda derecha donde Szczesny sacó una manopla arriba sensacional para evitar el 1-2. Cinco minutos después, un disparo desde fuera del área del autor del primer gol, obligó de nuevo a que el meta polaco interviniese con otra parada soberbia. Con el paso de los minutos, el murmullo era mayor y las dudas en los “bianconeri” crecían. Para ser claros, ni olieron la pelota en la segunda mitad. Aparecieron de nuevo los “triángulos ofensivos” en los “Ten Hag boys”, jugadas ofensivas con constante apoyo dual al jugador que tiene la pelota, acumulando hasta siete hombres en zona ofensiva.

Y a falta de veintitrés minutos, apareció el punto débil de la Juventus esta temporada: la defensa a balón parado. Ya lo hicieron Manchester United y Atlético de Madrid en esta edición de la Champions, y ahora, fue el Ajax. En la misma esquina que llegó el gol de Ronaldo, Schone centró y De Ligt cabeceó con garra para poner por delante a los suyos. Un mazazo que no provocó reacción en los locales, que se quedaron bloqueados. Parecía que Cristiano Ronaldo era invencible en su competición, y más, con lo que se vio en los octavos de final pero quizás ese ha sido el problema del equipo italiano, que ha confiado demasiado en el portugués, dependiendo mucho de él y enfocando el juego hacia él. En cambio, el Ajax, utilizó su fútbol valiente y su gran compenetración táctica y de verticalidad para tumbar a los de Piamonte. Junto al Liverpool, y con permiso de Messi, este Ajax ha confirmado su candidatura.

Valvanuz Cañizo, presente y futuro del atletismo español

Destacado

Valvanuz Cañizo González, nacida en Santander el 29 de diciembre de 1996, es una atleta cántabra que se encuentra compitiendo en la categoría sénior femenino. Su entrenador es Alberto Menéndez Crespo-Sánchez, quien acompaña a la joven a diario en su dura travesía por conseguir el sueño que tantos años lleva persiguiendo: escalar a la élite de este exigente deporte a base de esfuerzo, perseverancia, entrega, sacrificio y mucho trabajo.

Actualmente, se encuentra residiendo en León, donde compagina su vida deportiva con su etapa académica, ya que Valvanuz apenas tiene descanso durante la semana. Como bien reconoce, “es difícil que la gente, incluyendo amigos y familiares, entienda que te abstraigas por completo de lo que sucede a tu alrededor y en el exterior. No obstante, me quedo con la satisfacción del trabajo bien hecho”. Esto se debe a que dispone de muy poco tiempo libre para visitar a sus seres queridos en Cantabria o para hacer planes de ocio con sus amigos, quienes, pese a ello, son un apoyo fundamental en su día a día.

La mejor atleta cántabra, tal y como han demostrado sus resultados a lo largo de su trayectoria deportiva, manifestó su malestar durante el verano pasado a través de su perfil en Facebook. Una publicación que pudieron ver todos los usuarios de dicha red social, donde Valvanuz quiso expresar públicamente que no había recibido ningún tipo de subvención económica ni por parte del Gobierno de Cantabria, ni de la Real Federación Española de Atletismo (RFEA).

Es curioso que muchos medios de comunicación se vanaglorien de los éxitos cosechados por nuestros deportistas tanto a nivel nacional como internacional, pero, llegada la hora de la verdad, sean incapaces de dar cabida a la actualidad y denunciar el sufrimiento al que la gran mayoría de estos atletas (véase el caso de Cañizo) se ven expuestos diariamente. La santanderina, que también imparte clases particulares para ganar un salario extra con el que poder costearse todo lo necesario para competir, es un claro ejemplo de la compleja situación económica-social que se vive en la actualidad en España (la crisis arrancó hace más de diez años).

 “En pista cubierta compites en cinco pruebas diferentes a lo largo del mismo día: sesenta metros vallas, salto de altura, peso, salto de longitud y ochocientos metros lisos. En cambio, en aire libre haces cien metros vallas, salto de altura, peso y doscientos metros lisos el primer día (sábado), mientras que el domingo realizas salto de longitud, jabalina y ochocientos metros lisos”, comenta Valvanuz Cañizo, lo que demuestra la exigencia de una disciplina como el atletismo, una de los más severas del calendario deportivo junto con el tenis o el ciclismo, por ejemplo.

Igualmente, la atleta cántabra reconoce que disputar unos Juegos Olímpicos es un sueño que, en la actualidad, se antoja prácticamente una quimera. La cita del próximo año en Tokio (2020) puede ser el punto de partida y de motivación añadida para que la joven nacida en Santander cuente con el impulso suficiente para la edición de los JJOO de 2024, los cuales se celebrarán en el viejo continente (concretamente en París).

Piqué lidera al Barça en Old Trafford

Destacado

El Barça conquista Old Trafford y da un paso adelante en la lucha por la Champions

Texto: María Mancebo López

El FC Barcelona ha ganado (0-1) este miércoles por primera en la historia, en el legendario Old Trafford, venciendo al Manchester United por un gol a cero. Así toma ventaja en estos cuartos de final de la Liga de Campeones, que se decidirán finalmente en el Camp Nou el martes 16 de abril.

La primera parte estuvo igualada pero el Barcelona fue superior en cuanto a posesión. Por el contrario, los jugadores del Manchester basaron su juego en intentar defender y presionar al Barça. En el minuto 12 llegaría el único tanto del partido tras una combinación entre Messi y Suarez, que quería acabar con el remate de cabeza de Coutinho pero que finalmente fue un mal despeje del defensa del United, Luke Shaw, produciéndose autogol. Al principio fue anulado, pero finalmente fue validado por el VAR. El equipo azulgrana estuvo a punto de conseguir el 0-2 tras un gran disparo de Coutinho que detuvo el español David De Gea con el pie. El Manchester tuvo una ocasión de Dalot, que no fue capaz de encajar entre los tres palos.

Tras el descanso, los diablos rojos salieron dominando y con más intensidad, sin ser suficiente para conseguir el gol del empate. Pogba lo intentó pero no se encontraba cómodo dentro del terreno de juego ni con sus compañeros. El equipo catalán, a pesar de no tener la posesión durante los primeros minutos, no sufrió en ningún momento. Las actuaciones de De Gea fueron clave para que el Barça no consiguieran el 0-2. Tras la entrada en el terreno de juego de Sergi Roberto y Arturo Vidal, los azulgrana recuperaron la posesión y evitaron el control del Manchester. Los cambios del equipo inglés no fueron tan efectivos y no le hicieron sufrir al Barcelona en los minutos finales del partido. Messi la tuvo en una falta directa, pero De Gea lo evitó. La vuelta será el próximo martes en el Camp Nou.

Espejismo en el marcador

Destacado

Ajax y Juventus empataron a uno en un encuentro vibrante y de mucha
intensidad. El equipo de Ten Hag dio otra excelente imagen regalando un fútbol que recuerda mucho al Dortmund de Klopp. Los de Allegri plantearon un partido conformista y que esperó los regalos del rival, con un solo tiro a puerta en todo el partido que fue transformado por otro fantástico cabezazo de Cristiano Ronaldo.

El Johan Cruyff Arena fue testigo de un partido digno de cuartos de final de Champions. Especialmente, de su equipo, que salió a por el gol aunque bien es cierto que la primera ocasión la tuvo Bernardeschi, que hoy no tuvo su mejor noche. Ziyech fue el timón en la zona ofensiva pero a veces abusó demasiado de protagonismo y esa ansiedad personal que tenía, la trasladó al resto de sus compañeros. Si hay dos jugadores que marcaron la diferencia en el conjunto holandés, esos fueron Dusan Tadic y Frenkie de
Jong. El primero porque es asombroso la confianza que tiene el serbio cuando recibe un balón, la manera de aguantarlo y soltarlo con un tacón, una ruleta o con un pase sin mirar. Un conjunto de recursos excepcional donde el mediapunta Van Beek estuvo a punto de aprovecharlo con un disparo que casi abrió el marcador. Mientras, el segundo, porque es un espectáculo no solo como ejerce como mediocentro líder,
sino por como también ayuda a defender,metiéndose un sprint de más de 30 metros para rebañar un balón a Betancour y evitar una clara ocasión de gol. Sin dudas, un detalle que le habrá gustado a Valverde.

Sin embargo, el que lo abrió fue Cristiano Ronaldo. Tras tres partidos ausente por una lesión, el de Madeira hizo una jugada que todo nueve debe hacer: Pilló la pelota en tres cuartos de cancha, manejó los tiempos de la jugada, abrió para su compatriota Cancelo y mientras este puso el pase, el ganador de cinco balones de oro se desmarcó y cuando ya estaba libre de marca, enganchó un cabezazo letal para poner el 0-1. El único tiro a puerta de la Juventus en todo el partido. Cinco goles en ocho partidos en esta Champions para el delantero del equipo italiano.

Cuando parecía que ese golpe psicológico al filo del descanso podía tumbar al Ajax, pasó todo lo contrario. Al ritmo del mítico “Three Little Birds” de Bob Marley, un clásico en los descansos y las reanudaciones de los segundos tiempos en el antiguo Ámsterdam Arena, el brasileño David Neres recuperó una pelota en la banda adueñada por Cancelo, le volvió loco hasta llegar al área y enganchó un disparo con rosca donde Szczesny se vio sorprendido y cuando quiso reaccionar, ya era tarde. Todo esto a los 34 segundos del inicio de la segunda parte. El público local se vino arriba y a punto estuvo de entrar en un delirio colectivo cuando Tagliafico enganchó un obús desde fuera del área que salió rozando por poco de la
portería visitante. Por cierto, el lateral argentino se perderá el partido de vuelta ya que Del Cerro Grande le amonestó y estaba apercibido. Una baja importante.

El primer ecuador de la segunda mitad fue un dominio abrumador del Ajax. Solo le faltó el gol, como en el partido de ida frente al Real Madrid. Un equipo que debido a su presión alta, a su verticalidad y a su propuesta de fútbol de toque pero directo y eléctrico, recuerda mucho al Borussia Dortmund de Jurgen Klopp. En la recta final, los dos equipos se conformaron con el empate aunque bien es cierto que los dos pudieron ponerse por delante en el marcador. Primero fue Jurgen Ekkelenkamp, jugador de 19 años que entró por Schone a falta de quince minutos pero su disparo fue tapado por el meta polaco de la Juventus.

Por el otro lado, Douglas Costa, que entró a falta de media hora, la tuvo en el 85 con un gran disparo que se estrelló en el palo y que fue el único momento que el estadio del Ajax se quedó en silencio.

Si el fútbol hablase, mereció ganar el equipo holandés pero es lo que tiene tener enfrente a un hombre que tiene una efectividad sobresaliente como es la de Cristiano Ronaldo. Cierto que es un buen resultado para la Juventus, que visitar Turín es enfrentarse a otra Juve, donde los de Allegri cambian el chip y son más atrevidos pero ojo, el fútbol del Ajax merece un respeto y ya no solo por su estilo: hace un mes se cargaron al campeón de las últimas tres Champions League y otro dato importante; los de Ten Hag no han perdido fuera de casa. Además, si la Juve fue eliminada por el Atalanta en Copa, Manchester United y Young Boys pudieron ganarles en Champions, ¿por qué no puede hacerlo el Ajax? Sin duda, será el plato fuerte de la próxima semana de los partidos de vuelta de cuartos de final que se puede resumir en “Cristiano contra el fútbol total”.

El Tottenham toma ventaja para la vuelta

Destacado

El pasado martes se disputaba la ida de una de las eliminatorias más abiertas de los cuartos de final de la Champions League, y es la que disputaban Tottenham y Manchester City en lo que sería el primer partido de la competición europea en el Tottenham Hotspur Stadium. Antes del partido, ambos equipos contarían con bajas importantes como Dier o Bernardo Silva, además de la decisión de Guardiola de sentar de inicio a De Bruyne y Sané. El único precedente entre ambos equipos este año fue la victoria de los citizens por 0-1 en la primera vuelta de la Premier, precisamente también con los spurs como locales.

El partido empezó con ambos equipos vigilándose, sobre todo los visitantes quienes no querían que se repitiera la historia de los dos últimos años y salieron con mas precaución que ante Monaco y Liverpool. Y el partido se calentaba rápido ya que un disparo de Sterling en el minuto 12 fue desviado por el brazo de Rose y tras intervención del VAR, se decretó penalti. El penalti lanzado por Agüero fue detenido por Hugo Lloris, quien detenía su tercer penalti consecutivo tras los detenidos a Vardy y Aubameyang en la Premier League. Esto hizo que el Tottenham se viniera arriba y ejerciera una presión más asfixiante, con lo que llegaría la mejor ocasión de los locales en la primera parte, obra de Kane pero despejado por Ederson. Finalmente se acabó una primera parte, más táctica que entretenida, con un empate a cero.

WhatsApp Image 2019-04-10 at 23.27.17 (1)
El momento en el que Lloris detiene el penalti. Via: Twitter (SpursOfficial)

La segunda parte empezó mucho más agresiva y en los primeros minutos llegaron ocasiones de ambos equipos por parte de Sterling y Son, aunque ninguno de los dos vería puerta. Unos minutos más tarde llegaban malas noticias para los locales y es que en una jugada fortuita Delph pisaría el tobillo de Kane, lo que le impediría seguir jugando. Tras esto, empezó a dominar el City y cuando peor estaba el Tottenham, en una jugada aislada Eriksen puso un balón a la espalda de Delph que Son salvó de la línea de fondo para acabar anotando el primer y único gol del partido. Llegando al final ya, Guardiola intentó una reacción tardía pero de nada le sirvió la entrada de De Bruyne y Sané, así que finalmente el que se llevó el duelo táctico sería Pochettino. Así, el Tottenham coge aire y toma ventaja para la vuelta que se disputará el siguiente miércoles 17 en el Etihad Stadium, aunque con la más que posible baja de Harry Kane, veremos que sucede finalmente y qué equipo inglés consigue alcanzar las semifinales ante el ganador del Juventus-Ajax.

El Liverpool pone pie y medio en semifinales

Destacado

Texto: Alba Fernández

El equipo red pasó por encima del Oporto en una primera parte arrolladora en la que convenció y dejó sin opciones al conjunto portugués. En la segunda mitad, el Liverpool jugó con el freno de mano puesto.

La eliminatoria se le puso de cara al equipo de Jürgen Klopp con un gol en el minuto 5 del partido. Un tiro de Naby Keita desde la frontal del área impactó en el pie de Oliver Torres, sin que Iker Casillas pudiera hacer nada para evitar el gol.

Con la ventaja del primer gol, el conjunto red apretó al equipo luso en los minutos siguientes. Salah casi consigue el segundo tanto en el minuto 21 de partido, balón que salió rozando el palo izquierdo de la portería contraria. Cuatro minutos más tarde, Roberto Firmino consiguió el segundo para el Liverpool a pase de Alexander-Arnold. El Oporto lo intentó con una posesión del 43 % en la primera mitad del duelo.

Una segunda parte descafeinada en la que los vigentes subcampeones de Europa bajaron la intensidad en el
encuentro, dándole esperanzas al conjunto de Sérgio Conceiçao, pero que tampoco consiguió crear peligro en el área de Alisson. La delantera del Oporto no tuvo opciones de antar un gol que daría luz a sus posibilidades de pasar de eliminatoria.

La última esperanza del Oporto es conseguir una remontada antológica, como las logradas en octavos de final, en casa y ante su afición. El Estâdio do Dragão será testigo en una semana del vencedor que se enfrentará a Barcelona o Manchester United en las ssmifinales de la Champions.

El efecto Benzema

Destacado

Ha quedado claro que no ha sido ni de lejos la mejor temporada para el Real Madrid, cosa que se venía venir desde verano con tan poco movimientos en el mercado para reponer la marcha de Cristiano Ronaldo y la derrota ante el Atlético de Madrid en Tallin. Pero todo no han sido malas noticias para el club blanco, ya que aunque haya sido un año bastante decepcionante ha habido jugadores que han dado un paso al frente como Reguilón, Marcos Llorente o Vinicius Jr. Pero sin duda el que ha llevado el timón este año ha sido precisamente el que más había sido criticado en temporadas anteriores, y no es otro que Karim Benzema, quien volvió a ser el héroe el sábado anotando los dos goles de los merengues ante el Eibar.

El francés, un jugador que lo que se le ha echado en cara siempre ha sido su falta de gol, está demostrando que puede destacar también en esa faceta sumando ya 26 goles y 10 asistencias en 48 partidos en competiciones oficiales. De esos 26 goles esta temporada 17 son en La Liga, 4 en Champions League, 4 en Copa del Rey y 1 en la Supercopa de Europa antes mencionada; esto convierte a esta campaña en su tercera más anotadora igualada con su segunda campaña en el club, 2010-11, y superada por 2015-16 (28 goles) y la 2011-12 (32 goles). Y es que, con 7 partidos aún por disputar en La Liga podría batir su record personal si anota 7 goles y su record personal en La Liga si anota 8 (24 goles en la 2015-16), lo que haría de esta una temporada en la que el delantero sacaría al menos una alegría individual.

Esto es una gran noticia para el madridismo, ya que aunque nunca se ha dudado de la calidad futbolística siempre se le ha echado en cara lo poco egoísta que es de cara a puerta, y esta temporada está atreviéndose más a definir el, sin dejar de lado el juego colectivo dando 10 asistencias, nada mal para un delantero. Con esto, el francés deja claro que va a luchar por su puesto y quiere defender la camiseta blanca todos los años que pueda venga quien venga. Aunque seguramente él quiera que llegue gente nueva, pues esta temporada no ha tenido un socio que haya anotado mucho, ya que quitando Gareth Bale (14) y Sergio Ramos (11) nadie ha llegado a 10 goles, siendo el máximo 6 (Isco y Asensio), lo que dista mucho de, por ejemplo, el Barcelona con Messi (43), Luis Suárez (23), Dembele (14) y Coutinho (10) a la cabeza.

Seguramente Benzema quiera mantenerse en el club que le acogió con 20 años, ya que no parece que ni la afición, ni Zidane ni nadie dentro del club cuestiona ahora mismo al francés. Actualmente es el 6º máximo goleador histórico del Real Madrid con 218 goles tras superar esta temporada a Hugo Sánchez (208)  esta misma temporada, y tiene por delante a Puskas (242), Santillana (290), Di Stéfano (308), Raúl (323) y Cristiano Ronaldo (451). Por eso, es posible que su siguiente objetivo individual sea llegar al Top 5 de donde se encuentra a 24 goles, o quizás el Top 3 de anotadores en Copa de Europa con el conjunto blanco donde solo le distancia 1 gol de Di Stéfano, aunque claro está tendrá que esperar al próximo curso. Todo esto demuestra que, aun siendo discutido siempre, el delantero es parte de la historia del Real Madrid, y sin decir nunca una mala palabra o un mal gesto (hecho que se refleja en que haya visto tan solo 12 tarjetas amarillas en toda su carrera), lo que le ha hecho establecerse actualmente como uno de los capitanes blancos tras 11 campañas en Madrid. ¿Qué le deparará el futuro al delantero francés?

Un error defensivo condena al Tottenham y da vida al Liverpool

Destacado

Jornada 32 de la Premier League, en plena lucha entre Liverpool y Manchester City por la liga se enfrentaban Liverpool (2º antes de comenzar el partido) y Tottenham (3º) en un partido en que ninguno podía fallar en su lucha por el titulo y Champions League respectivamente. A priori, se preveía una partido igualado aunque con cierto favoritismo hacia el lado de los reds quienes llegaban con mejor dinámica, pero en un partido de la Premier, y más aún de este calibre, puede pasar de todo. Los spurs, llegaban en una dinámica bastante negativa pues venían de no ver la victoria en los últimos 4 partidos, logrando solo 1 punto de los últimos 12, por lo que iban a Anfield con el objetivo de dejar atrás esta mala racha antes del regreso de la Champions League.

El partido comenzaba con un Tottenham que quería el balón y sentirse superior a los locales, aunque en el minuto 15 un gran centro de Robertson lo remataría Roberto Firmino para colocar a los locales con ventaja, suponiendo la 9º asistencia del lateral y el 14º gol del delantero. A partir de ahí, el Liverpool comenzó a tomar el control del encuentro y empezó a usar a sus laterales como armas ante los carrileros que Pochettino había colocado en el campo. Precisamente su lateral derecho, Alexander-Arnold,  pondría el peligro desde el saque de esquina buscando el gol olímpico en un par de ocasiones, donde se fue el balón por muy poco. Y de ahí hasta el descanso seguiría creando peligro el Liverpool, aunque sin tener ocasiones excesivamente claras.

Tras el descanso, el Tottenham intentó volver a hacerse con el dominio del partido y se hizo dueño del balón pero seguía sin lograr disponer de grandes ocasiones, mientras que los locales seguían creando peligro, sobre todo por medio del balón parado y de los centros por parte del lateral derecho de los locales. Los spurs dispondrian de su oportunidad más clara en una doble ocasión, primero Alisson salvaría un disparo de Kane y cuando Eriksen llegaba al rechace, Robertson evitó que rematara a placer. Hasta que en el minuto 70 cuando tras una falta que cometieron sobre él, Harry Kane sacó rápido y con un gran cambio de juego abrió el balón a Trippier para que entre él y Eriksen, pusieran el balón en el área para que Lucas Moura lo empujara dentro de la portería. Tras este gol los visitantes se echaron hacia delante en busca de una victoria que les asentara en la 3º plaza, y dispusieron de ocasiones, la más clara en una contra de manual que Sissoko no logró finalizar gracias a la defensa de Van Dijk.

Liverpool FC vs Tottenham Hotspur
Lucas Moura celebrando el gol que ponía el empate. Vía: Marca

Cuando el partido tocaba a su fin, un centro nuevamente de Alexander-Arnold llegaría a Salah y su remate no lo acertaba a despejar Lloris, para que Alderweireld anotara en propia puerta llevándose los reds los tres puntos. Tras esta victoria el Liverpool vuelve a la primera posición (con un partido mas) sacando dos puntos al Manchester City, mientras que el Tottenham se mantiene en la tercera posición con 61 puntos, a expensas de lo que haga el Arsenal (60 puntos) frente al Newcastle este lunes a las 21:00 en el Emirates Stadium. Mientras, Manchester United y Chelsea siguen en la lucha por el 3º puesto situándose con 61 y 60 puntos respectivamente tras vencer a Watford y Cardiff. El siguiente encuentro del Tottenham será el próximo miércoles 3 frente al Crystal Palace en lo que supondrá el primer partido del primer equipo en su nuevo estadio, tras el partido que disputó el equipo sub 18 frente al Southampton y el equipo de leyendas ante el Inter de Milán

La previa del GP de Argentina 2019

Destacado


“Panorámica del Termas de Río Hondo, GP de la Républica de Argentina”

LLega la sexta edición del Gran Premio de la República Argentina al campeonato de Moto GP, hablamos del Autódromo Termas del Río Hondo, será el segundo episodio de la temporada 2019, con sus 14 curvas y sus 4.806 metros de longitud es uno de los circuitos más rápidos, caracterizado por tener la línea de meta muy próxima a la última curva, al igual que se encuentra en una situación geográfica muy cercana al mar. La vuelta más rápida de este circuito la tiene Valentino Rossi en 2015 con la Movistar Yamaha MotoGP, mismo año que consiguió la victoria en Argentina.

El GP de Argentina 2019 será retransmitido por “Telecinco” (Mediaset España) de manera especial, aunque también podrá verse desde la plataforma digital deportiva “DAZN” que es el medio de comunicación habitual de este deporte para este año. El Domingo 31 de Marzo empieza Moto3 a las 17:00, Moto2 a las 18:20 y MotoGP a las 20:00.


Todos recordamos el año pasado este gran premio, que estuvo protagonizado por los incidentes desde primera hora provocados por Marc Márquez, empezando por la avería de su moto en la salida que aunque consiguió poder arrancarla, fue sancionado con un “ride through” por conducir en dirección contraria a la parrilla, igual de destacable fue el incidente que tuvo con Valentino Rossi que provocó la caída del Italiano. Cal Crutchlow fue el ganador tras un bonito combate con Johann Zarco que andaba muy rápido en este circuito. Además, Alex Rins fue tercero. El joven español conseguía su primer podio en la categoría de moto GP. Parece complicado superar esta carrera del año pasado, aunque eso lo comprobaremos el domingo.

“Incidente entre Marc Márquez y Valentino Rossi en el GP Argentina 2018”

Resulta realmente complicado dar un favorito para esta carrera protagonizada por un inicio de temporada de máxima igualdad entre todos los pilotos, y así lo hemos podido comprobar en los “Libres 2” donde se ha marcado una diferencia mínima de 978 milésimas entre Andrea Dovizioso (1ª clasificado) y Jorge Lorenzo(21ª clasificado), un dato muy destacable. Parece ser que Jorge no encuentra comodidad en la Honda, su dolor en la muñeca y su inexperiencia en la nueva moto no le deja exprimir su máximo rendimiento. Mientras tanto, su compañero de equipo Marc Márquez, sigue siendo el gran aspirante y el piloto a superar de toda la parrilla. Cal Crutchlow demostró en Qatar (Losail) que no podemos descartarlo de la victoria, y totalmente recuperado de su lesión, se encuentra muy rápido con la LCR Honda. Alex Rins es otro piloto que ha iniciado muy bien la temporada, ya demostró el año pasado su potencial y en Qatar 2019 donde lucho hasta final de carrera por la victoria. Ya conocemos que el chasis de la Suzuki es muy ligero en las curvas aunque el motor parece insuficiente, sobre todo en recta, en las marchas más largas. La Ducati de Andrea Dovizioso es un auténtico avión en recta, así lo pudimos ver en Qatar, y sin duda será el piloto que le ponga las cosas difíciles a Marc. Danilo Petrucci intentará dar mas guerra con la Ducati ya que en Qatar uso una mala estrategia de neumáticos y solamente pudo conseguir un sexto puesto. Si hablamos de Ducati, no podemos dejar atrás el “jaleo” que se ha tenido estas semanas con el famoso “spoiler” (pieza aerodinámica que enfría el neumático) , una incorporación que ha sido muy debatida en las demás escuderías. Parece ser que la pieza es legal, y podrá ser utilizada en todas las motos, si tiene buen funcionamiento.
Además, Dall’Igna ofreció algunos datos muy concretos en rueda de prensa: “Qatar, concretamente a lo que se piensa, es una pista muy exigente con las gomas, la reducción de temperatura que logramos con el apéndice es entre siete y ocho grados“. Por otro lado las Yamaha de Viñales y Rossi parece ser que no encuentran el ritmo adecuado, y están teniendo muchos problemas en el agarre de la pista. Pero, con “The Doctor” nunca se sabe, ha demostrado varias veces que lo suyo son los domingos, y sin duda, es un favorito para la victoria. Al igual que Maverick, que ha encontrado un mejor ritmo en la FP2 colocándose en un gran tercer puesto. Todo está en un pañuelo, y las diferencias son mínimas.

En las categorías inferiores existe mucha rivalidad, sobre todo en Moto3, donde el joven español Masia J. ha dominado los “libres1″ y en la FP2 lo ha hecho el inglés McPhee con un buen registro(1’49’892). Arón Canet se encuentra muy rápido en la pista, y será un gran favorito para este domingo. En Moto2, el italiano Marini fue el primer clasificado en la FP1, y Tomas Luthi dominó en la FP2 con 1’43’353, el suizo es un gran aspirante para la victoria y para el título de la categoría, aunque sus grandes rivales son Alex Márquez que cada vez se encuentra más comodo con la moto y el alemán Schrotter no lo podemos dejar atrás.

“Emparejamiento en la curva entre Marc Márquez, Dovizioso, Alex Rins, Joan Mir en el circuito de Qatar”


https://www.instagram.com/ramonsj10/?hl=es

La carrera por la Bota de Oro 2019

Destacado

Llegados a este tramo de la temporada siempre hay que fijarse prácticamente en cada gol, pues empiezan las jornadas finales y un gol puede significar un título, una clasificación a Europa o un descenso. Por supuesto también hay que estar atentos a la tabla de anotadores, ya que estando en las ultimas jornadas comienza la guerra por ser el máximo goleador de cada liga doméstica, y a su vez por ser el máximo goleador de las ligas europeas. Y es que a este máximo goleador se le hace entrega de la Bota de Oro, premio que han obtenido jugadores como Ronaldo Nazario, Thierry Henry, Francesco Totti, Diego Forlán o los tres dominadores de la última decada, Luis Suarez, Cristiano Ronaldo y Lionel Messi.

Precisamente este ultimo, Leo Messi, cuenta con el record de mas veces lograda esta bota de oro (5) y con el máximo de goles para ganarla (50), además ha conseguido ganarla en años consecutivos en dos ocasiones (temporadas 11-12, 12-13 y temporadas 16-17 y 17-18) lo que le hace ser el rey de este trofeo. Y como no podía ser de otra forma, este año también se sitúa en primera posición con 29 goles (58 puntos) a falta de diez jornadas por disputarse en La Liga, donde también se encuentra primero en el ranking de asistencias con 12. En segunda posición, nos encontramos con alguien que desde que explotó no ha dejado de crecer y echarse a su espalda tanto su equipo como su selección a pesar de haber cumplido 20 años hace un par de meses. Hablamos de Kylian Mbappé, quien con la lesión de Neymar ha tenido que tomar el control del PSG junto a Cavani, y lo ha logrado gracias a sus 26 goles (52 puntos), quedándole tambien 10 jornadas por disputar en su liga, pero habiendo disputado 3 partidos menos que Messi. Para hacernos una idea del crecimiento de este jugador, el año pasado logró a lo largo de la Ligue 1 13 goles, la mitad de lo anotado esta temporada hasta hoy. 

argentina-francia-final-de-partido-eliminada-1920-35
Mbappé y Messi durante el mundial de Rusia 2018. Vía: AFP

Tras estos dos, para cerrar el podio nos encontramos con un viejo rockero como es Fabio Quagliarella, quien a sus 36 años parece encontrarse en una segunda juventud colocándose como máximo anotador en la Serie A con 21 goles (42 puntos). Y es que el delantero italiano parece haber encontrado su mejor nivel en su séptimo equipo en la Serie A, la Sampdoria, donde ya el año pasado anotó 19 goles. Tras el llegan dos delanteros de su misma liga, Krzysztof Piatek (AC Milan) y Cristiano Ronaldo (Juventus) con 19 goles (38 puntos) quienes persiguen a Quagliarella con el objetivo de ser el máximo anotador en Italia y, por qué no, de Europa ,aunque se encuentren a 10 goles de la cabeza. Estos tres también tienen por disputar 10 jornadas mas, y si no llegan a la bota de oro podrán disputarse el capocannoniere, lo que a pesar de no tener tanta importancia siempre es un gran logro individual.

bombers.jpg
Los tres candidatos a ser máximo anotador en Italia. Vía: Telenord

Para acabar, los siguientes en la lista son Luis Suárez (Barcelona) Robert Lewandowski (Bayern Munich) y Sergio Agüero (Manchester City) quienes empatan en el siguiente escalon con 18 goles (36 puntos), y ya en el siguiente empatan a 17 goles (34 puntos) Edison Cavani (PSG), Mohamed Salah, (Liverpool) Harry Kane (Tottenham), Nicolas Pépé (Lille), Sadio Mané (Liverpool) , Pierre-Emerick Aubameyang (Arsenal) y Duvan Zapata (Atalanta). Todos estos a pesar de contar con opciones, se encuentran a 11 y 12 goles de Messi, lo que les dificulta bastante poder alzarse con el trofeo. Cabe destacar que en los 18 y 17 goles aparecen los 5 máximos anotadores de la Premier League, por lo que estará bastante reñido el puesto de máximo anotador en la liga inglesa, aunque de momento lidera Agüero. Tras ver a todos los posibles ganadores, ¿Quien creen que se alzará con el trofeo? ¿Logrará Messi ser el primero en conseguir la Bota de Oro tres veces de forma consecutiva? En dos meses lo veremos.

Thiem conquista su primer Masters 1000 en Indian Wells

Destacado

La pasada noche tenia lugar la final del primer Masters 1000 de la temporada entre Roger Federer y Dominic Thiem, nº 4 y 8 respectivamente en el ranking ATP (antes de la final). Por una parte, el suizo llegaba tras dejar por el camino a Gojowczyk, Wawrinka, Edmund y Hurkacz, sumado al retiro de Rafa Nadal en semifinales; mientras que el austriaco eliminó a Thompson, Simon, Karlovic, Monfils y Raonic. Antes de este torneo, ambos jugadores llegaban como polos opuestos ya que Federer venia de ganar el ATP 500 disputado en Dubai, mientras que Thiem apenas tenía 3 victorias en 2019.

De primeras, el claro favorito era Roger Federer, quien buscaba su pequeña revancha personal tras caer en la final del mismo torneo el año pasado ante Juan Martin del Potro. Además, había que añadir factores como que Thiem es un jugador que ha tenido sus mejores resultados sobre tierra batida, logrando el subcampeonato en Roland Garros y Madrid en 2018. El partido arrancaba según el guión preestablecido con Roger rompiendo el primer servicio del austriaco, y aunque Thiem lo recuperaría, el suizo le devolvería la ruptura y ganaría su propio servicio para concluir el primer set con un 6-3 favorable al ex número 1.

En el 2º set, el primero que golpeó fue precisamente Thiem en busca de la remontada y provocaría la única ruptura del set  para devolverle el 6-3 que le habia endosado en el primer set. Entonces se llegaba al tercer y último set con ambos rivales muy igualados, igualdad que se reflejaría en el juego pues se llegaba al 5-5, hasta que Dominic Thiem rompía el servicio de Federer para establecer el marcador final en 3-6, 6-3 y 7-5 favorable al austriaco tras 2 horas y 3 minutos.

Con este triunfo, Thiem se alzaba con su primer Masters 1000 tras llegar dos veces a la final de Madrid en 2017 y 2018, perdiendo con Rafa Nadal y Alex Zverev respectivamente, siendo su 12º titulo como profesional. Por otra parte, Federer se despedía de su titulo número 101, aunque ya contaba con 27 títulos de categoría Masters 1000. Además, este triunfo supone que Thiem iguale su mejor posición en el ranking ATP, el 4º puesto, desplazando a Federer al 5º puesto. En el futuro de ambos tenistas ya se avista Miami, segundo Masters 1000 de la temporada que arranca este lunes 18, siendo el ultimo torneo antes del regreso de la gira europea en tierra batida.

Un Real Madrid renacido

Destacado

En el comienzo de la segunda etapa de Zidane al frente del banquillo de la casa blanca, el equipo local consiguió ganar por 2-0 con goles de Isco y Bale a un Celta que está en caída libre.

Texto: Jonay Antón

Todo renació. Parecía un viaje al pasado. No sabemos si Michael J. Fox estuvo por allí pero parecía marzo de 2018 en vez de 2019. ¿La causa? Zinedine Zidane. El francés es el aura mágica del Madrid, como bien dijo Odriozola en zona mixta. El ambiente, los jugadores, la prensa, el tiempo atmosférico, todo estaba en torno a la leyenda francesa.

Fue un día de resurrecciones. Zidane sacó a Keylor, Marcelo, Isco, Asensio y Bale. Ninguno defraudó. Keylor tuvo que intervenir poco pero cuando tuvo que aparecer, lo hizo, con una parada antalógica a un cabezazo de Maxi Gómez con el marcador igualado. Marcelo se incursó en el ataque como en los viejos tiempos, defendió bien aunque cierto es que los hombres ofensivos del Celta no le exigieron mucho. Isco no fue un escándalo, no fue el más brillante pero el Madrid no puede jugar sin él. Al menos, a día de hoy. Lo necesita. Cuando el Madrid ha tenido crisis, el club blanco ha tenido a jugones que a pesar de malas temporadas, dejaban partidos para el recuerdo como son los casos de Guti, Ozil, el propio Zizou, Laudrup y demás estrellas del fútbol.

El conjunto merengue fue de menos a más en el partido. Cierto que le costó entrar en el juego y que tuvo despistes imperdonables, pero fue otro Madrid. Hubo ocasiones de todos los tipos y solamente Rubén Blanco y el larguero evitaron que el equipo gallego se fuese al descanso con el resultado en contra. Y vuelvo a los nombres. Asensio fue el mejor. Aportó la diferencia con cambios de ritmo, jugando por las dos bandas, hasta de delantero. Esa novedad táctica, la de que los hombres de arriba rotasen posición y que muchas veces el balear y el malagueño hiciesen de falso nueve, dio libertad a Bale y a Benzema por bandas, de ahí viene el primer gol: Conducción de Marco, Karim en banda dando el pase de la muerte e Isco incorporándose desde la segunda línea hasta el área pequeña para rematar como un delantero. El galés, por su parte, no sabemos si rindió bien para no irse del Madrid o porque de verdad quiere cambiar, es la gran incógnita. Pero hizo un gran partido, con jugadas individuales que hace tiempo no se veían en el coliseo de la Castellana, ayudando a defender y cumpliendo en la faceta del gol.

Por su parte, el Celta, que no empezó mal el encuentro, se diluyó según el Madrid mejoró su fútbol. Un equipo que cuando recibe el primer gol, le cuesta recuperarse psicológicamente. Un tiro a puerta en todo el partido que confirma el bagaje pobre que lleva la zona ofensiva del Celta: Un gol en los últimos cinco partidos.

Mientras, Fran Escribá sigue sin dar con la tecla. Quizás porque sigue sin estar Iago Aspas, aunque el doctor García Cota ha confirmado que volverá la semana que viene. Y es un momento crucial para ello: Villarreal y Huesca son los próximos dos enfrentamientos, rivales que están inmersos en lo bajo de la tabla.

El déjà vu del Barcelona: cede, pero aplasta

Destacado

El aire en Barcelona estaba enrarecido. Tras las debacles de sus vecinos españoles en la gran competición europea, la etiqueta de favorito parecía para los de Valverde un lastre más que una ventaja. La sensación de que cualquier resultado era posible encogía el corazón de los aficionados blaugranas.

El Txingurri, consciente de lo que estaba en juego, alineó un once de gala para recibir al Olympique de Lyon. El plan era sencillo: tener el balón, adelantarse pronto en el marcador y evitar que el partido degenerase en un ida y vuelta, en el cual el club galo pudiese sacar a relucir sus puntos fuertes.

Bruno Génésio, fiel a sus convicciones, optó por la valentía como ya hiciese en el partido de ida. Defensa de tres y un ataque rápido y talentoso, encabezado por la estrella lionesa Nabil Fekir, recién recuperado de la lesión que le impidió saltar al verde en el encuentro disputado en Lyon.

Los primeros minutos fueron una declaración de intenciones por parte del conjunto galo: no arrugarse ante el Barcelona e intentar hacer un gol para poner cuesta arriba la clasificación culé. Sin embargo, el plan de Génésio chocó de frente contra un Barcelona sólido y bien estructurado. Tras unos primeros minutos concediendo posesiones más largas al Lyon, el Barça comenzó a adueñarse de la posesión y a recuperar el balón de forma casi instantánea cada vez que éste abandonaba los pies de un jugador blaugrana.

El Barcelona no se demoró en hallar la comodidad de la que suele hacer gala cuando juega en casa. El trabajo con balón, rápido y vertical, se acompañaba de un trabajo sin balón igual de efectivo. El esférico apenas caía en las botas francesas, y la valentía del Olympique de Lyon empezaba a quedar eclipsada por una evidente inferioridad técnica. La presencia de Arthur en el centro del campo culé volvió a ser sinónimo de control y precisión en la circulación del balón. El joven brasileño, que terminó completando con éxito 71 de 72 pases realizados, cosió el centro del campo azulgrana y liberó e hizo mejores a Busquets y a Rakitic.

Como culmen a este dominio llegaron los dos primeros goles del Barcelona. Tras señalar un penalti bastante dudoso sobre Luis Suárez, el Barça se adelantó con un lanzamiento a lo Panenka de su estrella y capitán, Leo Messi. Corría el minuto 17, y tan solo quince más tarde el delantero charrúa volvió a ser protagonista. Esta vez, tras un maravilloso control que dejó clavada a la zaga lionesa, asistió a Coutinho para que, totalmente libre de marca, empujase el balón a la red. El brasileño celebró el tanto de manera comedida, sabedor de que no está atravesando su mejor momento de forma y que cada partido es un test que determina su posible continuidad en el once titular de Ernesto Valverde.

Como guinda al torbellino que estaba pasando por encima del equipo francés, Anthony Lopes, guardameta titular y héroe en el partido de ida, tenía que abandonar el terreno de juego a los 34 minutos a causa de unas extrañas molestias tras un choque con Coutinho. A los cinco minutos de enfundarse los guantes, su reemplazo, Mathieu Gorgelin, evitó que Messi hiciese el 3-0.

El encuentro llegó a su ecuador con un Barcelona que gustaba y se gustaba, que terminó combinando los recursos técnicos con las florituras estéticas. Con la confianza del que se siente ganador, jugadores como Suárez o Messi se lucieron con controles y regates de fantasía ante un Lyon que parecía resignado. Sin embargo, no estaba todo dicho por parte de los de Génésio.

El partido se reanudó de la misma guisa, y Leo Messi volvió a tener oportunidad de poner tierra de por medio con una buena vaselina que Marçal tuvo que sacar bajo los palos.  El Barcelona volvía a perdonar, y una de las grandes reglas no escritas del fútbol se quitaba el peto en la banda: el que perdona, lo acaba pagando.

Los hombres de Valverde se sentían en cuartos de final, y parecieron olvidarse de la intensidad que en los primeros 45 minutos les había hecho dueños y señores del encuentro. Tras un par de avisos capitaneados por Fekir, el Lyon aprovechaba una consecución de malos despejes en el área del Barcelona para poner el 2-1 en el electrónico. El gol de Lucas Tousart daba alas a los galos y los ponía a un gol de la clasificación.

El Olympique de Lyon, espoleado por el tanto y con un plus de motivación, fue in crescendo. El equipo de Génésio sacó fuerzas de flaqueza para hacerse con el dominio del encuentro y poner contras las cuerdas a un Barça todavía noqueado por el gol, que no conseguía recuperar el timón del encuentro. Los corazones en la grada volvían a encogerse.

Ernesto Valverde leyó la partida y movió fichas. Sacó del campo a Coutinho y a Arthur para dar entrada a Dembélé y Arturo Vidal. Los objetivos no eran otros que aprovechar con el mosquito los espacios que ofrecía el Lyon, volcado en ataque, y que Vidal aportase músculo y oficio en la recuperación de balón y los duelos físicos en el centro del campo.

El plan del Txingurri funcionó, y fue precisamente al contraataque como el Barcelona puso punto y final a la eliminatoria. Los últimos quince minutos de encuentro fueron un pasatiempo para Leo Messi, que volvió a enfundarse el traje de alienígena. La primera estocada fue de las que le gustan al argentino: conducción en solitario, quiebro para dejar oliendo el césped a los centrales galos y balón al fondo de la portería. Los dos tantos que cerrarían el 5-1 definitivo volvieron a nacer de sus botas; de nuevo, dos conducciones de contraataque en solitario y dos asistencias, a Piqué y Dembélé que definieron con resolución.

FC Barcelona v Olympique Lyonnais - UEFA Champions League Round of 16: Second Leg
Messi volvió a ser determinante en la victoria del Barcelona. Foto: Uefa Champions League

Una vez más, el partido del Barcelona tuvo aires de déjà vu: el Barça volvió a conseguir un resultado amplio en el marcador que enmascaró la cesión del control del partido durante demasiados minutos al Olympique de Lyon. El Barcelona sigue siendo contundente, y eso ha sido suficiente para eliminar al Real Madrid de Copa del Rey y para avanzar a cuartos de final de la Champions League. Pero Valverde se encuentra en una contrarreloj para poner fin a esos lapsus de desconexión si quiere alzarse con la orejona este año y volver a coronar al Barcelona como mejor equipo de Europa.

 

‘Big’ Ben Yedder

Destacado

Después del recital que dio el delantero galo ante la Real Sociedad, en el Sánchez Pizjuán empiezan a temer que Wissam llame la atención a equipos con mayor presupuesto que el conjunto de Nervión. Empiezan a llegar rumores de que el Manchester United quiere al francés ya que cada año aumenta su porcentaje goleador.

El recital del delantero galo contra la Real que en trece minutos anotó un hat-trick, le convierte en el quinto jugador que más puntos le ha dado al Sevilla en el Siglo XXI con sus goles (25). Sólo Kanouté (65), Negredo (46), Luis Fabiano (44) y Baptista (33) le superan. Pero la estadística no se queda aquí, sino que además se convirtió en el jugador del Sevilla que más hat-tricks ha conseguido en La Liga en los últimos 60 años (3, como Suker y Antoniet). En TODA la HISTORIA sólo le superan Campanal (9), Arza (8), Araujo (7) y Campos (4).

Actualmente Ben Yedder suma la friolera de 26 goles y 8 asistencias en 46 partidos lo que le convierte en uno de los jugadores con mayor participación en goles de toda Europa, son estadísticas que año tras año las va superando y hay que tener en cuenta que todavía la temporada no ha llegado a su fin.

Su cláusula es muy asequible para equipos de un presupuesto alto, ya que ésta tan solo es de 40 millones. Pepe Castro, Presidente del Sevilla F.C. se ha puesto manos a la obra en la renovación del delantero francés, pues teme que se pueda marchar casi regalado.

Todo pasa porque el Sevilla juegue la temporada que viene Champions, o queda cuarto en liga o gane la Europa League para entrar directamente a la Champions.

El Sevilla necesitará en Praga al mejor Ben Yedder, si el francés sigue con su gran racha goleadora el conjunto hispalense tiene muchas papeletas para estar en el bombo de cuartos de final.

Los aficionados del Sevilla rezan para que Ben Yedder siga vistiendo su elástica la temporada que viene, ya que es la pieza clave del proyecto y puede hacer historia en el club. ¿Podríamos estar ante los últimos partidos de Wissam en el Sevilla?

El regreso de Zidane

Destacado

El lunes 11, tras vencer por 1-4 al Valladolid el día anterior, saltaba la noticia: Zidane volvía al Real Madrid. Tras todo el día haciéndose eco los medios de esta noticia, pasadas las 18:00 el club blanco lo hacía oficial y convocaba la rueda de prensa de presentación del francés para las 20:00 horas.

A esa hora Zinedine llegaba al palco de honor del Santiago Bernabéu para, previa presentación de Florentino, ser nombrado nuevamente primer entrenador del Real Madrid 9 meses después de que anunciara que dejaba de serlo. Tras una pequeña presentación, comparecería en rueda de prensa señalando que volvía porque amaba el club, y que no podia decir que no cuando el presidente le llamó.

Aunque también declaró que no regresaba debido a sentir alguna deuda con el club tras su salida, ya que en su momento fue lo mejor para ambas partes. Así, regresa un entrenador que llegó en enero de 2016 tras la no muy exitosa aventura de Rafa Benítez al mando del conjunto madrileño, y que llegaba como un entrenador de transición. Pero primero llegaría la undécima Champions League meses después (Lo que le hizo ganarse la continuidad), más tarde la Supercopa de Europa y por último el Mundial de Clubes para cerrar un 2016 brillante para el conjunto blanco.

Y a partir de ahí es historia, el 2017 de los merengues fue abrumador y lo cerraron con 5 títulos, quedándose solo a falta de la Copa del Rey para igualar el sextete del Barça de Guardiola en 2009, aparte de convertirse en el primer equipo que gana dos veces la Champions League en años consecutivos desde que cambiara su formato. Y para cerrar, antes de irse en 2018 conseguía su 3° Champions (13° en la vitrina blanca) haciendo historia antes de dejar el banquillo de la capital.

Ahora vuelve con la misión de reconstruir un equipo que se encuentra en caída libre tras perder los tres títulos este año (más la derrota en verano en la Supercopa de Europa ante el Atlético de Madrid). Además tendrá que afrontar problemas con jugadores fuera de forma, o al menos fuera de su forma habitual, como Isco o Marcelo, y rearmar en verano un equipo competitivo para volver a situarse en el top. ¿Lo logrará?

Festival de goles en Anfield para aguantar el pulso a Guardiola

Destacado

Tras innumerables jornadas bajo el liderato, el derbi de Merseyside dejó consecuencias fatales en los de Klopp. Por primera vez al Liverpool le toca navegar a contracorriente y no depende de si mismo. Por ello, cada jornada se viven dos partidos, el partido de los reds, y el de los citizensEn esta ocasión, los pupilos de Guardiola ganaron sin problema al Watford y la derrota del Tottenham confirmó su salida de la pelea por la Premier League.

Por otro lado, el conjunto red recibía en su feudo al Burnley, que tras su victoria ante el Tottenham venía de dos duras derrotas frente a rivales directos. Jurgen Klopp no dejó lugar para grandes sorpresas y sacó toda la artillería disponible. La única sorpresa fue la introducción en la medular de Lallana, dejando en el banquillo a Naby Keita, Henderson y Shaqiri.

El encuentro comenzó de la peor manera posible. En una jugada cuanto menos polémica y extraña, Westwood marcó desde el córner un sensacional gol olímpico. Sin embargo, en la repetición se observa como Allison es obstaculizado por dos rivales en su intento por llegar al balón. Estas son las jugadas que demuestran la alta necesidad de la tecnología en el fútbol.

ALLISON
Allison se lamenta tras recibir falta en el gol olímpico de Westwood. Foto: The Mirror

Los locales intentaron rehacerse del tanto rápidamente, pero el nerviosismo ya estaba instalado en el campo. A falta de ideas y claridad, la suerte hizo acto de presencia en Anfield. Tras una gran jugada protagonizada por Salah, Roberto Firmino aprovechó un error de Heaton para poner las tablas en el marcador. A partir de ahí, el partido se situó en la perfecta órbita para facilitar la victoria red. Sadio Mané fue el encargado de culminar la remontada y de regalar un ansiado respiro a sus aficionados. Poco pudo hacer Heaton en el disparo del senegalés, que después de la presión de Lallana colocó el balón en la misma escuadra.

En el segundo acto se mantuvieron los mismos papeles. El Liverpool dispuso de la iniciativa y de la posesión. Por otro lado, el conjunto de Sean Dyche se mantuvo a la espera de aprovechar las pocas oportunidades de las que podrían disponer. Wijnaldum y Salah perdonaron el 3-1 en dos claras ocasiones. Pero Heaton culminó su mal día con un saque de puerta que permitió a Salah marcharse solo. Tarkowski taponó el disparo del egipcio, pero un Firmino perfectamente colocado aumentó la distancias en el marcador.

El Burnley, completamente rendido, jugo a la merced de un Liverpool seguro y compacto. El cuarto gol estaba al caer, pero Sadio Mané perdonó lo imperdonable. El senegalés mandó al larguero un perfecto balón de Arnold y permitió una corta alegría de los clarets, que acortaron distancias con un gol final de Gudmunsson. Pero el mismo Mané hizo desaparecer las pocas opciones de los visitantes en la última jugada del encuentro. El extremo se deshizo de Heaton y marcó a placer para igualar a Salah como el máximo goleador del equipo con 16 tantos.

MANEE.jpg
Mané celebra su doblete particular. Foto: The Guardian

De esta manera, el Liverpool continúa a 1 punto del Manchester City y se mantiene a la espera de un pinchazo citizen. También supone una buena manera de responder al 6-0 del Bayern del día de ayer, que instaló el miedo en los aficionados reds en vista al clave partido del miércoles.

El fortín de Butarque no tiene límites

Destacado

Con la victoria el pasado lunes por 1-0 frente al Levante los pepineros suman 11 partidos (6 victorias y 5 empates) consecutivos sin conocer la derrota en su feudo. La última vez que el Lega no sumó al menos un punto en su estadio fue contra el Villarreal. Un dato que solo hace más que reafirmar la gran temporada que está realizando el conjunto de Pellegrino, que un año más, si las cosas no se tuercen, evitará los puestos de descenso. 

Esta racha es la mejor de un equipo español en la liga. Tanto Barcelona, Atlético como Real Madrid incluyendo los Sevilla, Valencia o Betis acumulan menos partidos consecutivos sin perder en liga como locales que el Leganés. Unos registros con mucho valor ya que por Butarque han pasado todos los equipos “europeos”, a excepción del Real Madrid que lo hará en la jornada 32.

el gitano
Oscar junto a En-Nesyri celebrando el segundo tanto de los pepineros frente al Barcelona

La buena dinámica comenzó precisamente frente al Barcelona allá por noviembre, concretamente en la jornada 6. Los “pepineros” habían tenido un inicio horripilante, sumando solo un punto de 15 posibles. La situación se antojaba complicada, y más cuando anotó Coutinho el 0-1 en la primera parte, sin embargo los blanquiazules se rearmaron y por medio de El Zhar primero y Oscar Rodríguez después, tras grave error de Piqué, consiguieron darle la vuelta al marcador. Lo que no sabían los aficionados del Leganés es que esta victoria iba a ser el comienzo de una espectacular racha de resultados en Butarque.

ENTRE LOS MEJORES DE EUROPA

Pero este dato no se queda solamente en la Liga Santander, sino que si lo comparamos con los equipos de las 4 grandes ligas (Alemania, Francia, Inglaterra e Italia) los de Leganés se situarían en la 5 posición de este virtual ranking, solo por detrás de: Arsenal (14), Juventus (14), Liverpool (14), Borussia Dortmund (13) y  Manchester United (12).

El Leganés podrá seguir liderando esta particular clasificación puesto que no tiene un calendario excesivamente complicado: Girona, Valladolid, Real Madrid, Athletic, Celta, Espanyol y Huesca. Equipos todos ellos de perfil medio bajo, exceptuando el conjunto de Solari pero tal como está el Madrid ahora no sería descabellado un nuevo “pepinazo”.

La caída del rey en su propio reino

Destacado

Ningún reinado se mantiene en la eternidad. Y aún menos en Europa. Desde la creación de la nueva marca “Champions League” en 1992, nadie ha sido capaz de revalidar el título logrado. Hasta que llegó Zinedine Zidane. El hombre de la novena. Comandados por Zizou y Cristiano Ronaldo, el Real Madrid conquistó Europa en 3 años consecutivos. Un logro que difícilmente podremos volver a contemplar.

ZIDANE Y EL BICHOOOOO.jpeg
Zidane, la Champions y Cristiano Ronaldo. La nostalgia en una foto.              Foto: Depor.com

Tras una semana fatídica en la que el eterno rival fulminó al conjunto blanco de la Copa del Rey y de la liga, la ilusión blanca se concentraba en su competición fetiche, la Champions League. En la ida los de Solari se impusieron en el marcador con un 1-2 que parecía sentenciar la eliminatoria. Sin embargo, las sensaciones fueron todo lo contrario y desde Holanda confiaban plenamente en la sorpresa de los suyos. El Barcelona hirió y dejo agonizando al Real Madrid en su propio feudo. Y el Ajax olió la sangre blanca y atacó sin piedad conquistando el Santiago Bernabéu.

skysports-real-madrid-ajax_4598426.jpg
Tadic celebra el 0-3 que culminó la remontada. Foto: Sky Sports

Prácticamente en una semana, el conjunto madridista ha sido desahuciado en su propia de casa de 3 competiciones. Se buscan culpables y pocos jugadores se libran de ser señalados. El caso de Sergio Ramos es el peor de todos. El de Camas forzó la tarjeta amarilla para perderse la vuelta y asegurar que jugaba la ida de los cuartos de final. Para el colmo, admitió su propio delito en unas desafortunadas declaraciones a los medios, las cuales le costaron un castigo doble de dos partidos. Su futuro rival Frenkie De Jong le avisó que subestimar al rival le podría costar caro. Y así fue.

El otro gran señalado fue Gareth Bale. Las altas expectativas que se tenían en el galés a principios de temporada han terminado por caer por su propio peso. Tras la marcha de Cristiano Ronaldo, él era el llamado a liderar el nuevo proyecto blanco. No obstante, el desenlace ha sido un fracaso en mayúsculas.

Más allá de los jugadores, el gran damnificado es Solari. Tras la precoz marcha de Lopetegui, se mejoraron las prestaciones del equipo y las sensaciones parecían haber mejorado. Pero los últimos 10 días han visibilizado la fragilidad del bloque blanco que se ha derrumbado ante la más mínima adversidad. El argentino desconectó y borró del día a día a jugadores con gran peso como Isco, Asensio, Bale, Marcelo...Tras el fracaso estrepitoso de su nuevo proyecto, parece imposible que Solari pueda continuar la temporada que viene y ya se manejan las opciones de retorno de Zidane o incluso Mourinho.

SOLARI.jpg
Solari, el gran señalado tras la debacle de la Champions.                  Foto: Diario AS

También fueron muchos quienes miraron al palco y no al terreno de juego. Ahí se encontraba Florentino Pérez, el principal artífice del hundimiento blanco para un gran sector del madridismo. El declive comenzó en verano con una decisión en los despachos. Esta fue la venta de Cristiano Ronaldo, el icono y la piedra angular del proyecto madridista que cosechó tantos éxitos. Antes de desprenderse del portugués, ya se reclamaba la necesidad de incorporar a un atacante. Pero ni siquiera vendiendo a la máxima estrella del equipo se trajo ningún galáctico ni ningún atacante fiable que asegurara más de 20 goles por temporada. Tampoco se ha entendido la política de apostar totalmente por la juventud y de olvidar lo inmediato. Y son muchos quienes discutieron su decisión de prescindir de Lopetegui de forma tan rápida.

Ahora toca afrontar los últimos meses en el que solamente se disputarán partidos ligueros, con la intención de recortar los 12 puntos que los separan del Barcelona. La distancia parece ser demasiado amplia para los puntos que quedan por disputar y el Santiago Bernabéu sufrirá pobres y bajas entradas ante esa falta de emoción.

Para el colmo, las lesiones han hecho que el gran castigo europeo sea aún más severo. Carvajal y Lucas Vázquez permanecerán alejados de los terrenos de juego al menos un mes. Bale sigue sin entrenar. Y por si fuera poco, la baja de Vinicius se extenderá al menos dos meses a causa de una rotura en los ligamentos de la articulación tibioperonea.

VINI.jpg
Vinicius llora desconsoladamente tras su lesión.  Foto: Marca

No existe nada que pueda invitar al optimismo y todo apunta a que el final de temporada será toda una pesadilla. Por un lado, toca recordar y agradecer todo el legado que deja el Real Madrid tras su eliminación en Champions, pero también es turno de mirar al futuro y de construir los primeros cimientos de un nuevo ciclo.

Juego de Tronos

Destacado

LeBron James sigue pulverizando récords. Registros que, por desgracia, no le van a permitir llevar a sus Lakers a la postemporada, al menos en la presente temporada. El ‘Rey’ ha vuelto a demostrar que sigue siendo el jugador más completo de la NBA, al menos bajo mi humilde punto de vista. No hay otro jugador, por no emplear la manida expresión ‘fuerza de la naturaleza’, que domine tantas facetas de este deporte en ambos lados de la cancha.

La transición defensa-ataque de ‘King’ James es sencillamente sublime. Si bien es cierto que esta campaña se ha despreocupado sobremanera en lo que hace alusión a su versión más defensiva, cosa por otra parte comprensible por la carga de minutos que lleva a sus espaldas, es innegable que estamos ante uno de los mejores de todos los tiempos.

Actualmente, pienso que Giannis Antetokoumpo y Kawhi Leonard son los únicos que se pueden equiparar al ’23’ de los Lakers. El griego es un auténtico animal, un Monstar que no para de sorprender a propios y extraños con un repertorio de juego que parece prácticamente inagotable. En cuanto al ex de San Antonio Spurs, que milita en los Toronto Raptors, sí, esos Raptors de Marc y Serge, entre otros, conviene recalcar que nos ha sorprendido gratamente a los más fieles seguidores del basket (no confundir con el baloncesto) con motivo del cambio de actitud que ha pegado tras su llegada a Canadá.

Otro profesional como la copa de un pino que podría unirse a esta terna es Kevin Durant, si bien es cierto que el ’35’ de los Warriors se caracteriza por desplegar un estilo mucho más ofensivo, siendo un auténtico anotador compulsivo (estilo James Harden, Paul George o, puestos a destacar estrellas dentro del firmamento, Stephen Curry o Kyrie Irving).

Siguiendo con el bueno de LeBron, hay que resaltar que ha superado a Michael Jordan en la tabla de máximos anotadores históricos (James ya es el cuarto en este selecto club) de la que se cataloga como la mejor Liga de baloncesto del mundo. Aun así, también es interesante reseñar que las acciones de estos alienígenas del balón (enganchando una vez más con esa maravillosa película llamada ‘Space Jam’) muchas veces son de otro planeta.

32.292 puntos acumuló el seis veces campeón de la NBA con los Chicago Bulls, siendo el jugador franquicia de la entidad que reside en la ‘Ciudad del Viento’. Por su parte, el de Akron, a sus 34 años de edad, ha superado a Michael por un punto (32.293), además de coger su testigo en la saga fílmica citada anteriormente. Sí, ya se ha confirmado que el ’23’ (dorsal escogido claramente en honor a su ídolo) va a ser el protagonista de la segunda entrega con los Looney Tunes.

Veremos próximamente a ‘King’ James al lado de Bugs y Lola Bunny, Piolín, Silvestre, el Pato Donald, el Diablo de Tasmania (mi personaje favorito de estos entrañables dibujos animados) o Puerco Porky, entre otros, en la gran pantalla. Unos “jugadores” (lo entrecomillo a propósito) que, seguramente, vayan a aportar a LeBron más alegrías que muchos de sus compañeros en Los Ángeles a lo largo del curso baloncestístico 2018-2019.

La primera toma de contacto del ‘Rey’ con la ciudad californiana, una de las más emblemáticas de Estados Unidos, no ha sido precisamente idílica. Pese a ello, ya ha demostrado en múltiples ocasiones que es capaz de sobreponerse a cualquier adversidad con tal de lograr su objetivo. Y dicho propósito no es otro que devolver a la franquicia angelina al lugar que se merece, al Olimpo de los dioses de la NBA.

Olimpo en el que Kareem Abdul-Jabbar (38.387 puntos), Karl Malone (36.928 puntos) y Kobe Bryant (33.643 puntos) copan el podio de anotadores históricos de la Liga. Curiosamente, tres cracks que, en algún determinado momento de su prolifica trayectoria deportiva, vistieron la elástica oro y púrpura de la franquicia dirigida a nivel deportivo por ‘Magic’ Johnson. Aun así, este último demostró más quilates a la hora de repartir juego que cuando le toca planificar la gestión de la plantilla ‘Laker’. ¿Podrá LeBron revertir la situación y guiar a los suyos por el sendero correcto? La respuesta, querido público, la sabremos en poco más de un mes.

100 veces Roger Federer

Destacado

Texto: Álvaro G. Mateo

El pasado fin de semana Roger Federer logró un hito más para agrandar su historia y demuestra por qué muchos le consideran el mejor de todos los tiempos. Acaba de alcanzar nada más y nada menos que la asombrosa cifra de 100 títulos en su carrera profesional. Algo que sólo comparte con otra leyenda, el ex-tenista estadounidense Jimmy Connors (109).

Lo ha conseguido al imponerse por octava vez en la final de Dubai (ATP 500). Al frente tenía a uno de los jugadores con más proyección de la actualidad, el griego Stefanos Tsitsipas. Con una doble 6-4 se tomó a su vez la revancha personal por la eliminación en octavos de final del Open de Australia.

Y es que si hacemos repaso a su carrera sus números no pueden ser más impresionantes. Desde que ganó su primer título en Milán en el año 2001 siempre ha logrado coronarse en al menos un torneo al año, a excepción de 2016. Temporada en la que participó en muy pocos torneos a causa de lesiones, lo que propició que saliese del top 10 por primera vez.

Además, ha jugado 156 finales, quedando ya a sólo doce también de Connors y manteniendo una distancia considerable con sus más directos perseguidores Rafa Nadal (117) y Novak Djokovic (106).

Si atendemos a las superficies en las que ha ganado, no hay nadie que tenga más títulos sobre pista rápida (69) y hierba (18). Completarían el centenar 11 sobre tierra y 2 sobre moqueta (superficie prohibida desde el año 2009).

Desglosando los títulos por categorías destacan su veintena de Grand Slams además de llegar a 30 finales, record absoluto por el que compiten Nadal (17) y Djokovic (15). Y nada desdeñable son sus 27 títulos de Master 1000, con los que se posiciona el tercero con mayor número, siendo en este caso Nadal y Djokovic los que le superan con 33 y 32 respectivamente.

Pero más allá de todos los récords, Roger Federer siempre será recordado por su estilo de juego. Para muchos, entre los que me incluyo, consigue ser el más elegante y estético de ver. Además, gracias a esa forma tan fluida de moverse por la pista, ha sufrido un número muy bajo de lesiones, sobre todo si lo comparamos con otros tenistas, consiguiendo así alargar su carrera. Esperamos que continúe esta dinámica y aún tengamos el placer de disfrutar de esta leyenda viva del deporte algún año más.

Lloris y Kane sellan el pase a cuartos

Destacado

El Tottenham visitaba el Signal Iduna Park con el objetivo de acabar con su mala racha y alcanzar la ronda de los 8 mejores en la Champions League. Para ello contaba con una renta importante, pues en la ida consiguió un 3-0 que le posicionaba prácticamente en cuartos de final. Además, aunque el conjunto londinense venía de una mala racha, el Borussia Dortmund no venía mejor, ya que recientemente perdía el liderato a manos del Bayern Múnich.

Y el partido comenzaría con el guión preestablecido visto lo visto, con un Dortmund dispuesto a arriesgar desde el principio para hacerse con el control del partido, y les funcionó, pues durante el primer tiempo el dominio local se noto bastante. Pero a pesar de el juego del conjunto alemán, se toparían con un factor que ya es costumbre en el Tottenham, y es la aparición del capitán Hugo Lloris.

Reus, Sancho y Weigl tendrían las oportunidades más claras, pero se encontrarían con la aparición del meta francés, evitando el gol. Aunque Lloris fue clave en este partido, no se hubieran ido al descanso en tablas si no hubiera sido gracias también a jugadores como Davinson Sánchez, Jan Vertonghen y Moussa Sissoko. También antes del descanso probaría suerte Son, pero su disparo se fue desviado.

Y apenas comenzado el segundo tiempo, aparecería la gran baza atacante de los visitantes, Harry Kane (Quién se perdió la ida precisamente), para adelantar a los Spurs con una gran definición ante la cual Burki no pudo hacer nada. Con este gol, el Tottenham se colocaba con un global de 4-0 y obliga al Borussia a anotar 5 goles para clasificarse, por lo que la eliminatoria quedaba sentenciada. Y esto se notó en el juego, pues aunque el conjunto local siguió teniendo ocasiones, como un cabezazo de Pulisic que se marchó arriba o un tiro de Paco Alcácer que detuvo Lloris, se vio el bajón del equipo.

Así, el partido llegó a su final y el Tottenham volvía a formar parte de los 8 mejores 8 años después, ya que llegaría a esta ronda en la temporada 2010-11 tras eliminar al AC Milán, y cayó ante el Real Madrid. Ahora se une al Ajax, quién eliminó precisamente el Real Madrid con un 1-4 en el Santiago Bernabéu, como primeros equipos en cuartos de final, en lo que es la última competición que podría conseguir los de Mauricio Pochettino tras las eliminaciones en FA Cup y Carabao Cup, y su despedida de la lucha por el título en la Premier League

Sin nada en una semana

Destacado

El partido viene precedido de dos clásicos perdidos por el Real Madrid en tres días y el Ajax viene de descansar este fin de semana, ya que alegó que sería bueno para el fútbol holandés si avanzaban eliminatorias en Champions y la liga holandesa les aplazó el partido.

Antes de empezar el partido saltó una noticia inesperada, Isco y Mariano a la grada.

El partido comenzó con un Real Madrid muy ofensivo y con el control de la posesión, tanto atacaban los de Solari que en el minuto 4 de partido Varane estrellaba en el larguero un centro de Lucas Vázquez.

Tres minutos más tarde llegó la jugada que cambiaría el guión del partido, ya que en el minuto 7 de partido Tadic robaría un balón a Kroos, y éste le dejaría el balón muerto a Ziyech para que pusiese el 0-1 en el marcador, 2-2 en la eliminatoria.

El Ajax daba sensación peligro cada vez que robaba pero los blancos lo tenían todo bajo control, parecía que el gol había sido un error puntual, pero nada más lejos de la realidad, ya que en el minuto 18 llegaría el gol de Neres tras una brillante acción de Tadic que haría una ruleta a lo Zidane para quitarse la marca y dando un pase sublime que desencadenaría el 0-2 en el partido y el 2-3 en la eliminatoria que de momento les daba el pase.

Lucas Vázquez tendría una gran ocasión en el minuto 23 pero Onana la mandaría a córner.

2 minutos más tarde y con Real Madrid totalmente descolocado llegaría la ocasión de Tadic que Courtois paró y evitó que su equipo en el minuto 25 estuviese fuera de la eliminatoria.

Un minuto después Lucas Vazquez se iría lesionado y entraría Bale pitado.

Y parecía que no podía ir peor para el Real Madrid pero si que podía y es que cinco minutos después Vinicus fallaría una ocasión clarísima que enviaría al exterior de la red y se lesionaría teniendo que ser sustituido por Asensio. La imagen del partido sería la de Vinicius llorando de rabia al no poder continuar.

En el minuto 34 volvería a aparecer Courtois abajo, salvando de nuevo al equipo merengue y sosteniéndole en la eliminatoria.

En los últimos 10 minutos el Real Madrid tiraría de orgullo y en el minuto 43 Bale mandaría al palo el disparo.

Nacho tendría la última de la primera parte con un cabezazo que enviaría desviada del arco de Onana.

Modric intentó tirar de casta y orgullo, pero no fue suciente. Foto: laliga.es

A la vuelta del descanso el Real Madrid empezaba presionando y atacando sin acierto pero creando sensación de peligro.

En el minuto 48 Marco Asensio tendría una ocasión clarísima que se iría rozando el palo, lo que hubiese supuesto volver a meterse en la eliminatoria.

El Real Madrid seguiría atacando con un intento desafortunado de Benzema, pero dejando muchos espacios  que el Ajax aprovecharía.

En el minuto 58 Benzema se escoraría a la banda y se iría de su marcaje entrando sin oposición y mandando el balón fuera rozando el palo.

Y cuando menos lo parecía, aparecería el hombre de la eliminatoria, Tadic recibiría el balón en la frontal y mandaría con su pierna zurda el balón a la escuadra poniendo el 0-3 (2-4), dejando K.O. al equipo de Solari. En este gol habría polémica pues el balón parecía que salía por el lateral, pero el VAR no lo vio así y marcó el gol como válido.

En el minuto 68 Bale la tendría pero Onana volvía a aparecer, pero en el minuto 69 un zurdazo de Asensio desde la frontal con la ayuda del palo pondría el 1-3 (3-4). Parecía que podría haber un destello de esas grandes noches europeas en el Bernabeu ya que quedaban 20 minutos y solo hacían falta dos goles.

Pero la opción de remontada se esfumaría con el golazo de falta de Schole que pondría el 1-4 (3-5) y dejaría hundido al equipo blanco.

La eliminatoria después de este gol estaría prácticamente acabada y el Real Madrid se quedaría fuera de todos los títulos en Marzo.

Modric y Benzema por parte del Real Madrid fueron los que dieron la cara y Tadic y De Jong los mejores no solo del partido sino de la eliminatoria.

El vigente campeón de la Champions se despide del torneo en octavos. Foto: laliga.es

El Ajax estará en el sorteo de los Cuartos de final de la Champions y el Real Madrid después de una semana bochornosa se queda sin nada.

Solari seguramente dejará el banquillo a final de temporada y se deberá hacer una regeneración de la plantilla, la cual es muy necesaria.

Lloris salva un punto en el descuento

Destacado

Tras dos derrotas consecutivas, el Tottenham llegaba al “North London Derby” con muchas dudas y con mas que perder que ganar, ya que una victoria del Arsenal le acercaba a 1 punto de la tercera posición del conjunto de Pochettino, sin olvidar  a Manchester United y Chelsea. Y para salir a controlar el partido decidió apostar por la táctica que bien le salio ante el Borussia Dortmund, colocar a tres centrales y tener dos carrileros para crear peligro por las bandas y con dos jugadores en punta, en este caso Harry Kane y Heung-Ming Son.

Pese a que la primera parte fue dominada por el conjunto local, el primer golpe lo darían los Gunners en el minuto 16 gracias al gol del futuro jugador de la Juventus, Aaron Ramsey, aprovechando una asistencia de Lacazette. La reacción de los Spurs no tardó en llegar y en el minuto 24, Kane cabeceaba una falta lateral para introducirla dentro de la portería visitante, aunque la jugada fue invalidada por fuera de juego del delantero inglés. Esto no fue lo ultimo, ya que bordeando el descanso perdonaría una doble ocasión por parte de Eriksen y Sissoko que dejaría ventaja en el descanso para el Arsenal.

WhatsApp Image 2019-03-04 at 18.48.05
El momento en el que Ramsey pone el 1-0. Via: Twitter (@OfficialAFC_Es)

En el segundo tiempo, seria un partido bastante igualado en el que, pese a haber llegadas por parte de ambos equipos, no habría ocasiones demasiado claras. Aunque todo cambió en el minuto 74, cuando Mustafi derribaba a Kane en el área en un saque de falta causando una jugada bastante polémica, ya que varios jugadores del Tottenham se encontraban en fuera de juego. Pese a ello, el propio delantero no perdonaría y anotaría gol engañando por completo a Bernd Leno.

WhatsApp Image 2019-03-04 at 18.45.59
Harry Kane poniendo el 1-1 en el marcador. Via: Twitter (@SpursOfficial)

Tras el empate, serían los visitantes los que se echarían arriba e irían a por la victoria, ya que un empate no les beneficiaba, y así llegaría la otra gran polémica del partido. Corría el minuto 90 ya y Aubameyang se encontraba en área rival, cuando Davinson Sanchez le fue a robar el balón y el delantero cayó en el área, aunque no existió el contacto suficiente para señalar pena máxima, lo que vio el colegiado del encuentro. Cuando el Arsenal ya se veía ganador del derbi del norte de Londres, aparecía Hugo Lloris para acabar con las esperanzas visitantes al detener el penalti al propio Aubameyang, finalizando el partido en empate y rescatando un punto de oro para su equipo. Aunque antes del final, Lucas Torreira veria la tarjeta roja por una entrada a destiempo sobre Danny Rose con la plancha.

WhatsApp Image 2019-03-04 at 18.46.00
Lloris atajando el penalti lanzado por Aubameyang. Via: Twitter (@SpursOfficial)

Tras este resultado, ambos equipos se mantienen en la lucha por el tercer puesto que posee el Tottenham, aunque el Arsenal cede el 4º puesto al Manchester United tras este empate, lo que deja a los Gunners en 5º posición a 1 punto del United y a 4 del Tottenham, mientras que mantiene detrás al Chelsea a un solo punto. Ambos equipos tienen puesta la cabeza ya en sus enfrentamientos en Europa, el Tottenham visitará Dortmund para defender el 3-0 de la ida y buscar el pase a cuartos de la Champions League; por su parte el Arsenal visita Rennes para enfrentar al verdugo del Real Betis en dieciseisavos, el Stade Rennais, en los octavos de la Europa League.

Fin a la racha del Tottenham tras 32 partidos sin empatar en Premier League

La nota curiosa del partido fue el resultado, y es que es su primer empate en la temporada, y en casi un año en liga doméstica, lo que deja el record de la era Premier League en 32 partidos consecutivos sin empatar.

El Manchester United gana al Southampton con un excelente Lukaku

Destacado

El Manchester United se enfrentaba a un bonito reto en la jornada 29. Los de Old Trafford jugaban en casa contra el Southampton, al borde del descenso, pero con vistas a la cuarta plaza. El resultado final, 3-2, lo coloca por detrás de Manchester City, Liverpool y Tottenham, dejando atrás al Arsenal.

Los de Solskjær sabían lo que se jugaban y lo demostraron desde el principio. Nada más comenzar el encuentro, Lukaku tuvo la oportunidad de hacer el primero, pero el meta rival intervino de forma espectacular. Los primeros diez minutos significaron posesión y ataque para los Red Devils. Sin embargo, el primer golpe sobre la mesa lo daría el Southampton. En el 26, Valery aprovechó un balón para anotar un golazo desde fuera del área. Imposible para De Gea.

Con el primer tanto de los visitantes, el Manchester United comenzó a crear ocasiones de nuevo. Lukaku dejó pasar la oportunidad del empate con un fallo inexplicable en el área pequeña. Rashford también lo intentó, y Samalling casi anota de córner.

La segunda parte inicia con la temprana sustitución de Alexis Sánchez que salió lesionado, dando entrada a Dalot. Un minuto después Andreas Pereira puso la igualada en el marcador con un imparable remate a la escuadra derecha. El Southampton responde con nuevas ocasiones, pero aparece Lukaku para poner a los suyos por delante. El belga convirtió un pase al hueco de Pereira para hacer el 2-1 en el minuto 59. Poco después los Red Devils buscaron aumentar su ventaja. Dalot mandó un balón rozando el palo. En el 75 Young hizo una brusca falta que paraba el ataque del Southampton. El árbitro otorgó libre directo a los visitantes. Y James Ward-Prowse puso de nuevo las tablas con un perfecto tiro que se coló por el ángulo izquierdo superior.

Manchester United vs Southampton
Ward-Prose marcó el gol del empate a 2 de libre directo. (Foto: 90min)

El partido llegó con la emoción a flor de piel para los últimos diez minutos. Los locales buscaban la plaza de Champions y el Southampton, evitar el descenso. Acciones de peligrosidad para ambos equipos. Las principales ocasiones de los visitantes llegaban desde el córner, que no llegaron a materializar. Y al final lo terminó pagando cuando apareció Lukaku, otra vez. El héroe del partido superó a Gunn con un remato raso. 3-2 en el marcador y todavía quedaban 5 minutos de añadido. En el 90+4 Armstrong cometió penalti y al Manchester United le llegaba la ocasión de agrandar la ventaja desde los once metros. Pero el lanzamiento de Pogba lo iba a detener el meta demostrando sus reflejos. Posteriormente, una tarjeta amarilla para el francés sería lo más destacable del último minuto de partido.

D0qxHyQXcAA6ImR
Lukaku anotó el gol de la victoria en el minuto 89. (Foto: Twitter ManUtd_Es)

Adiós a Liga y Copa en tres días

Destacado

Segundo clásico en menos de tres días. El conjunto de Solari viene de perder 0-3 ante un Barcelona que jugó para pasar y en el que el Real Madrid fue muy superior.

El Real Madrid de no ganar podría decir adiós a la liga. El clásico que puede decidir una liga.

El partido comenzaría con un Barcelona con una presión elevada, pero en el primer minuto de juego Modric robaría un balón en el medio campo y Sergio Busquets tendría que hacer una falta en la frontal y tendría que jugar todo el partido con una amarilla a cuestas. La falta la lanzaría Bale y pero el balón se iría muy elevado.

El equipo de Valverde querría el control del balón y con un gran Rakitic y un espléndido Arthur lo conseguiría, combinando bien, y llegando en los primeros minutos más que en todo el partido de Copa.

En el minuto 19 el Real Madrid tendría un acercamiento de Benzema que se iría desviado por la izquierda de Ter Stegen.

Messi tendría una ocasión clara tras un pase de Luis Suarez y picaría a Courtois pero se iría desviada.

VInicius no pararía de crear sensación de peligro por la banda izquierda pero sin mucha fortuna a la hora de finalizar y Bale tendría que trabajar para evitar las subidas de Jordi Alba.

Tendría una ocasión Modric en el minuto 22 que Pique taponaría, y tres minutos después Sergi Roberto antes Reguilón dará un pase a la espalda de Sergio Ramos y Rakitic con un sutil toque por levantaría el balón por encima de Courtois y poniendo el 0-1 en el marcador.

El equipo de Solari presionaría e intentaría empatar pero el marcador no se movería en la primera parte.

En la última acción del primer tiempo se produciría un manotazo de Sergio Ramos a Messi y que acabaría con los dos encarándose y dejando la imagen del clásico.

Tras los quince minutos de descanso, y la charla en los vestuarios el Real Madrid saldría presionando arriba y le quitaría el balón al medio campo del equipo de Valverde.

En el minuto 55 Vinicius tendría una buena ocasión pero Ter Stegen metería la manopla para evitar el gol.

El Real Madrid seguiría presionando y en el minuto 59 volvería a tener una ocasión clarísima por parte de Vinicius que estrellaría en el costado de Lenglet y el central francés evitaría el gol del conjunto merengue.

El partido entraría en un impas en el que el Real Madrid no crearía peligro a Ter Stegen, tan solo con disparos lejanos o centros en los que sin un ¨9¨puro Piqué era el dueño de su área.

El partido parecía más de cara para el Barcelona y que podía caer de su lado con los contragolpes. Es más Dembelé tendría una ocasión clarísima en el minuto 70 pero mandaría a la izquierda Courtois rozando el palo.

Los últimos 20 minutos el partido sería controlados por el Barça, aunque el equipo de Solari trataría de marcar en la recta final la defensa del conjunto azulgrana estaría impecable despejando cualquier peligro que el Madrid supusiese.

El partido acabaría con un 0-1 y el Barcelona deja a 12 puntos al Real Madrid en liga y además eliminado de Copa en tan solo tres días. El conjunto de Solari no puede quedarse en el suelo pues el martes tiene una final contra el Ajax en el Bernabeu, y de este partido dependerá que la temporada siga teniendo sentido o no.

El Chelsea despierta y se lleva el derbi londinense

Destacado

Este miércoles se disputaba en Stamford Bridge uno de los derbis mas calientes de la Premier League entre dos conjuntos de la capital, el Chelsea y el Tottenham. Ambos equipos llegaban en busca de puntos, tras un mal fin de semana en el que ambos conjuntos cayeron ante Burnley, en caso de los Spursy en la final de la Carabao Cup ante el Manchester City por parte de los BluesPrecisamente uno de los protagonistas de esa final, Kepa Arrizabalaga, lo sería antes de comenzar el encuentro, ya que Sarri decidió dejarle en el banquillo por primera vez en la temporada como castigo por sus acciones del domingo.

El partido comenzó con un Chelsea dominante, y que lanzaría un temprano aviso en el minuto 6 de partido con un lanzamiento de Higuaín que se estrelló en el poste. A lo largo de la primera parte se vería un partido igualado, con un claro cambio de chip en el juego del conjunto local, ya que se le vio mucho mas enfocado en el juego tras un mes en el que había tenido muchas idas y venidas. Sin tener demasiado peligro ninguno de los dos equipos, el Tottenham se encontraría con un disparo lejano de Harry Winks que acabaría en el larguero, lo que dejaría el 0-0 temporal en el descanso.

En los primeros minutos de la segunda parte, como si fuera un calco de la primera, Gonzalo Higuaín tendría la ocasión mas clara, en una jugada que acabó dentro de la portería de Hugo Lloris, pero que fue invalidada por fuera de juego. Pero un par de minutos mas tarde, Cesar Azpilicueta, que firmó un gran partido secando a la delantera visitante, servía un balón para que Pedro Rodríguez pusiera el 1-0 en el marcador. Sin mucha mas historia en esta segunda mitad, en el minuto 84 un desentendimiento entre Kieran Trippier y Hugo Lloris acabaría con gol del primero en propia puerta tras un pase atras, poniendo asi el 2-0 final.

15513058624769.jpg
Momento en el que Trippier se mete en propia puerta el 2-0. Via: Marca

Tras esta derrota, el conjunto de Pochettino se despide definitivamente de la Premier League y se queda con una ventaja de 4 puntos sobre el Arsenal, 5 sobre Manchester United y 7 sobre el propio Chelsea. El siguiente obstáculo en el camino del Tottenham sera de nuevo un conjunto de su ciudad y un rival en la lucha por los puestos de Champions League, el Arsenal, a las 13:30 del sabado en Wembley. Por su parte el Chelsea tampoco saldrá de Londres y visitara Craven Crottage para enfrentar al Fulham, quienes acaban de prescindir de Claudio Ranieri.

“Cómo entrenar a tu dragón 3” o cómo la nostalgia puede salvar una película

Destacado

En Cómo entrenar a tu dragón 3 regresan Hipo, Desdentao, Astrid y todos esos personajes de los que nos enamoramos desde la primera película. Pero es un regreso teñido de tristeza, ya que todos los fans sabíamos que volvían para despedirse. Esta película cierra el mundo de los dragones y toca decir adiós.

La trama, por tanto, gira en torno a esa despedida. Con un salto temporal mucho menor que el que hubo entre la primera y la segunda (de cuatro años, durante los cuales tienen lugar los eventos de la serie Dragones), ya que en este caso es de solo un año, nos encontramos con una Isla Mema colapsada por los dragones. Hipo ha seguido los pasos de su madre y se ha dedicado a salvar todo tipo de dragones de los cazadores, convirtiendo su isla en una especie de refugio superpoblado… y en un objetivo para todos los matadragones de la zona. Entre ellos, Grimmel, el cazador más inteligente e implacable del mundo.

Hasta aquí cualquier fan de Cómo entrenar a tu dragón podrá ver las semejanzas con la segunda película de la franquicia. Y es normal, es prácticamente idéntica. Salvando las distancias entre los villanos, ya que Drago en la segunda tiene un carisma y una motivación mucho más impresionantes que los de su sucesor. O quizá es que escuchar la voz de Melendi en un villano consigue que toda la seriedad y el miedo que debería producir se vayan volando.

Pero dejando de lado al villano, que en esta ocasión es literalmente lo menos importante de la película, vamos entonces con la otra trama fundamental: el impresionante desarrollo de los personajes. Todo el filme es un auténtico tributo a la necesidad de madurar, a la búsqueda de la propia identidad y al coraje necesario para dejar que aquellos que amamos se marchen y encuentren su lugar en el mundo.

Hipo y compañía han dedicado dos películas y una serie de ocho temporadas a averiguar cómo convivir con los dragones y a desarrollar su relación con ellos, formando un equipo invencible. Pero eso también los ha privado de evolucionar como individuos independientes. ¿Quién es Hipo sin Desdentao? Esa es la gran incógnita que debe resolver la película y que da pie a una de las tramas más conmovedoras de las películas de animación. Pero ojo, no solo Hipo es puesto a prueba. Desdentao se convertía en Alpha al final de la última película, lo que supone un importante giro en la historia. Ahora cada miembro de la pareja tiene responsabilidades y un lugar que ocupar. Y si algo deja bien claro este filme es que Desdentao es un auténtico rey de la cabeza a las patas.

Es difícil poder evaluar una película así de manera objetiva. Cómo entrenar a tu dragón, al igual que las películas de Disney, parte con una importante ventaja: han marcado nuestra infancia y nuestra juventud (y la madurez de muchos otros). Así que una despedida tan dura y a la vez tan hermosa y bien justificada consigue llenarte los ojos de lágrimas, por mucho que los guionistas exageren tanto el homenaje que casi puede resultar un calco de la segunda (ni que hubieran contratado a los de El despertar de la Fuerza ¿verdad? Uy, perdón. Quería decir El Imperio Contraataca).

Así que después de todo esto solo puedo decir… que ojalá todos pudiéramos entrenar a nuestro dragón. Y conseguir así una amistad como la de Hipo Desdentao, que ha conmovido a más de una generación. Os echaremos muchísimo de menos.

Lo peor: exagera tanto el homenaje que roza la copia. Lo mejor: Desdentao ligando y los últimos veinte minutos de la película, que te hacen llorar hasta quedarte sin kleenex.

En el país de los ciegos…

Destacado

En el país de los ciegos, el tuerto es rey. Así como reza el famoso refrán se sintió el ambiente en el Santiago Bernabéu en una noche de fútbol que no pasará a la posteridad para ninguno de ambos equipos.

El Clásico, que durante años viene representando el duelo de mayor categoría a nivel de clubes en el viejo continente, se asemejó más a una jornada de liga entre dos equipos de mitad de tabla que a la lucha de titanes que se le presupone.

El buen juego brilló por su ausencia en el fortín blanco, y ambos equipos mostraron en su forma más pura los defectos que llevan acarreando a lo largo de la temporada. El Barcelona no era capaz de hacerse con el control del partido, y el Real Madrid volvía a demostrar carencias alarmantes a la hora de hacer gol. Dos aspectos en los que, precisamente, ambos clubes sustentan sus señas de identidad históricamente: la pegada del Real Madrid. La posesión del Fútbol Club Barcelona. Sendos estilos irreconocibles.

El inicio de partido fue la primera pista del irónico cambio de roles que iba a suponer el duelo copero: el Madrid, que partía como clasificado tras el empate cosechado en el Camp Nou, inició el partido a un ritmo frenético, presionando enérgicamente al conjunto culé y buscando el área de Ter Stegen. Los de Valverde, obligados a marcar para dar la vuelta a la eliminatoria, aguantaban con más parsimonia que ambición los envites blancos, esperando de manera tan paciente como arriesgada que el arranque merengue bajara una marcha.

Si algo caracterizó al conjunto blaugrana en este primer tramo del encuentro fueron las imprecisiones en el centro del campo. Una vez más, un Busquets más cercano al que tendrá que ser relevado de la sala de máquinas culé que al que se coronó como mejor mediocentro del mundo, protagonizó una serie de errores que propiciaron varios robos peligrosos del Real Madrid en el medio campo. Un medio campo que, dicho sea de paso, se asemejaba esperpénticamente a un patio de colegio en cuanto al trato que recibía el esférico en algunos lances del partido.

Sacando provecho a esta superioridad de ritmo en el centro del campo, los hombres de Solari eran los únicos que arrancaban “uys” en la grada del Bernabéu. Todas las jugadas que llegaban a los alrededores de una portería eran de iniciativa blanca. Más concretamente, la gran mayoría de ellas pasaban por la banda izquierda del ataque merengue, y arrastraban consigo a un Nelson Semedo y a un Gerard Piqué sobrepasados.

El protagonista de estos ataques continuos tenía nombre propio una vez más: Vinicius Junior. Y, de nuevo, acarreaban la misma tara que frena al mundo de encumbrarlo definitivamente como jugador sub-20 más prometedor del panorama: la falta de acierto a la hora de finalizar jugadas. El ex de Flamengo chocó una vez mas con la incapacidad de asistir o definir con acierto en los metros finales. Este hecho, acompañado de un Ter Stegen en estado de gracia, que volvió a intervenir de manera decisiva, una vez ante el brasileño y otra frente a Karim Benzemá, daba como resultado un Madrid tan prometedor en las jugadas de ataque como inofensivo a la hora de traducirlas en gol.

Del lado del Barcelona, los ojos también estaban puestos en un nombre propio. En este caso, el mismo de la última década. Los aficionados blaugranas esperaban que Leo Messi volviera a sacar las castañas del fuego, como ya hizo el fin de semana en Sevilla. Sin embargo, el astro argentino no parecía dispuesto a bajar del cielo en esta ocasión.

El transcurso del partido acrecentaba la desesperación en ambos lados de la balanza: en la merengue por la incapacidad de aprovechar la superioridad; en la culé por no saber reaccionar al dominio del rival.

Sin embargo, el fútbol tenía reservada una última ironía. Ousmane Dembélé, tras 50 minutos grises, recibía el primer balón con peligro que se filtraba a la espalda de Carvajal. El mosquito, con el veneno que tanto vienen echando en falta los de Solari, asistía de manera inteligente a Suárez, que rompía las tablas en el marcador. Era el primer tiro a puerta del Barcelona. En el segundo, llegaría el 0-2.

5c7709c95593d
Luis Suárez y Dembélé fueron los protagonistas del 0-3. Foto:Peru21

El último tanto del charrúa, desde los 11 metros, fue la última pincelada de una capa de maquillaje que a muchos culés disuadirá de hacer una autocrítica necesaria. Para el Real Madrid, demasiado castigo, y la enésima demostración de que la política de fichajes post Cristiano Ronaldo no es suficiente para seguir siendo el mejor equipo de Europa.

Casi por inercia, como el propio Gerard Piqué reconocía en rueda de prensa, el Barcelona se plantaba en su sexta final consecutiva de Copa del Rey y conseguía su cuarta victoria en las últimas cinco visitas al Santiago Bernabéu. En esta misma línea, Luis Suárez se colocaba con once goles en trece encuentros frente al eterno rival. Datos tan ciertos como infieles en el reflejo que proyectan de un Barcelona y un Luis Suárez que son toda una incógnita esta temporada.

Los inicios del UCM: Iron Man

Destacado

Iron Man es la primera película de Universo Cinematográfico de Marvel (o UCM) y el debut de Robert Downey Jr en la piel del carismático multimillonario y en sus ratos libres superhéroe, Tony Stark.

Han pasado ya once años de su estreno y a día de hoy es muy posible que mucha gente siga sin comprender lo que supuso esta película para el cine comercial. Más allá de sus aciertos y errores (de los que hablaremos más adelante), Iron Man fue un golpe de efecto de Marvel, que reclamaba su lugar como la factoría más importante de cómics en un sector (el cine) que hasta el momento había dominado DC con la imbatible trilogía del Caballero Oscuro de Cristopher Nolan. Es difícil precisar si Marvel conocía la repercusión de lo que estaba sacando a la luz, el alcance que llegarían a tener sus películas solo unos años más tarde. Sin embargo, lo que sí se puede distinguir en el filme son las bases de la “esencia de Marvel“.

Mientras que DC siente predilección por la escenografía oscura y los héroes torturados con un terrible pasado, las primeras películas de Marvel mostraban una cara mucho más alegre, centrada en un personaje carismático y lleno de humor que podía llevar todo el peso de la película sobre sus hombros. Y claro, quién mejor para ello que Robert Downey Jr, que no solo interpreta a Iron Man, sino que ES Iron Man. Divertido, asombrosamente inteligente, sarcástico y con un ego que no podría levantar ni el propio Hulk, Iron Man es un “héroe por accidente” aunque quizá sería más apropiado hablar de “héroe como daño colateral“. Él quiere huir de sus secuestrados y para ello fabrica una armadura. ¿Simple, verdad? En ningún momento se plantea lo que esa armadura podría significar para el mundo o lo mucho que podría ayudar. Eso llegará más tarde y solo porque se ve a él mismo o a alguien que significa algo para él en una situación de peligro.

Sin embargo, la película sí muestra parte de esa “visión moral” con la que Stan Lee llenó sus cómics, cuando Stark comprende el daño que pueden causar las armas que fabrica. Tenemos ahí el inicio del viaje del héroe (bueno, un intento de héroe), que culminará en Vengadores: Infinity War con Tony dispuesto a sacrificarse por el mundo.

Quizá no sea Batman Beginspero el hecho de que esta película fuera el pistoletazo de salida para una de las franquicias más rentables de la historia del cine, demuestra que es una cinta más que solvente. La “esencia Marvel” como decíamos arriba se forja en esta película: el humor como hilo conductor de la trama y un héroe más dispuesto a dar caña que a preguntarse por qué debe ser un héroe. Y sintiéndolo por DC, los números avalan esta forma de hacer cine.

Al fin y al cabo, Batman no es garantía de éxito a no ser que venga de manos de Nolan ¿a que sí, Liga de la JusticiaBatman VS Superman?

Zubieta: mina de talentos de oro

Destacado

En tiempos de cartera, no tendemos a apreciar la cantera y el listón marcado por los Xavi, Iniesta, Puyol o Messi nos hace olvidar el patrimonio nacional compuesto por jugadores de la casa del que disponemos en LaLiga. Más allá de las potencias de la Masía y de los dos conjuntos madrileños, también podemos encontrar a lo largo de España escuelas de futbolistas que no tienen nada que envidiar a nadie. Si hablamos de canteras, el patrimonio vasco es un total prodigio. Los jóvenes no tienden a moverse ni a cambiar de equipo, y por ello el Athletic y la Real Sociedad se suelen apropiarse de las perlas vascas. En ello destaca la filosofía de los bilbaínos, que acogen en su plantilla a jugadores formados en equipos del País Vasco. Unos principios atípicos que respaldan la totalidad del proyecto de un conjunto histórico como es el Athletic Club.

IKURRIÑAS DERBI
Gurpegui y Mikel Aranburu levantan la Ikurriña en el primer derbi vasco tras el ascenso de la Real Sociedad. Foto: El Diario Vasco

A 100 km de Bilbao se encuentra Zubieta, el eje que lidera el proyecto rejuvenecedor que alumbra el futuro del conjunto txuriurdin. A mediados de temporada, podemos sacar un dato que realmente refuerza la apuesta de la Real Sociedad por Zubieta. Sin apenas haber llegado a la recta final de la Liga, 7 canteranos han conseguido cumplir su sueño de debutar en el primer equipo. Álex Sola ha sido el último de ellos, cuajando un sensacional partido frente al Leganés. Antes que él, Luca Sangalli, Aihen Muñoz, Barrenetxea, Roberto López, Le Normand y Merquelanz se dieron más prisa.

SOLA
Álex Sola debuta con el primer equipo convirtiéndose en el 7º debutante este año. Foto: Real Sociedad

El 31 de agosto comenzó esta racha que visibiliza el gran trabajo que lleva a cabo la Real Sociedad en Zubieta. En el encuentro en Ipurua, Sangalli y Merquelanz vistieron de corto por primera vez y el primero fue incluso titular, sin poder mostrar su mejor versión. Seguro que los dos canteranos no se esperaban las situaciones tan complicadas que el futuro les iba a deparar. Luca acaba de recuperarse de un ictus leve que alarmó a todo el club y a los aficionados txuriurdin. Pero lo de Merquelanz fue incluso más grave ya que el primer balón que tocó como jugador de Primera División provocó una caída que derivó en una rotura del ligamento cruzado. Una fatídica noticia para un chaval lleno de ilusiones que ya tenía completada su ficha como jugador oficial del primer equipo.

SANGALLI Y MERQUELAZ
Luca Sangalli y Merquelanz entrenan juntos tras incorporarse al primer equipo. Foto: Mundo Deportivo

Total contraste con el caso del francés Le Normand. El debut de muchos canteranos suele quedar como un hecho o anécdota esporádica en la carrera de estos, ya que cuesta mucho asentarse en una competición que requiere de tanto talento y regularidad. Sin embargo, el joven central rápidamente aclaró que vino para quedarse. Aprovechando la plaga de lesiones que rondaba en la zaga realista, el francés dejó su carta de presentación en Anoeta, que quedó impresionado en frente del desparpajo del joven central. La semana de su debut, fueron días frenéticos y llenos de emociones para el joven, ya que en apenas 8 días tuvo que disputar 3 encuentros, ante el Betis, Celta y Valladolid, cuajando actuaciones a la altura de un jugador top. Su reciente renovación confirma que la Real no duda en tenerle en cuenta y por ello ha querido blindarle cuanto antes.

Aihen Muñoz quiso recorrer el mismo camino de su compañero del Sanse y desde su debut ha estado en boca de todos los aficionados txuriurdin. Su caso es totalmente atípico. Los jóvenes canteranos tienden a debutar en partidos menores o partidos de Copa, disputando los últimos minutos. Sin embargo, el extremo reconvertido al lateral, disputó su primer encuentro con la elástica txuriurdin en un escenario con mucho peso e historia, el Santiago Bernabéu. Más allá de la hazaña que supone derrotar al conjunto blanco por 0-2, el navarro dejó unas sensaciones inmejorables, no dignas de un chaval sin apenas experiencia. El lunes siguiente también fue de la partida ante el Espanyol, dejando en el banquillo a Theo, y el joven lateral fue uno de los mejores de todo el partido, rubricando y confirmando las grandes sensaciones. No cabe duda de que salvo sorpresa el año que viene Aihen subirá al primer equipo de manera definitiva.

ROBER , LE NORMAND
Le Normand, Roberto López y Aihen Muñoz en un entrenamiento con el primer equipo.   Foto: GipuzkoaGaur

Los casos de Roberto López y Barrenetxea son proyectos de jóvenes talentos que se cocinan a fuego lento, sin precipitaciones. A diferencia de los anteriores canteranos, estos dos extremos llevan pisando fuerte desde todas las categorías inferiores y a pesar de tener 17 y 18 años, su talento se conocía desde mucho antes. El donostiarra, nacido el 27 de diciembre de 2001, se dio un regalo de cumpleaños anticipado al debutar con 16 años y 255 días, entrando por Juanmi, otro talento precoz del que podrá recibir consejos. De esta manera, se convierte en el segundo jugador más joven en debutar con la Real Sociedad, y en el 26 º más joven de la historia del fútbol nacional. Roberto López tampoco quiso hacerse esperar, y tras su incorporación a Zubieta con 15 años, solo necesitó 3 años para cumplir su sueño. Lo hizo con 18 años, frente al Espanyol, jugando media hora y remontando un partido que se había complicado.

Aperrybai
Barrenetxea posa junto al presidente Aperribay en Anoeta tras cerrar el acuerdo para su renovación. Foto: Donostitik

No obstante, esta importante apuesta por los jóvenes talentos no es ninguna novedad en San Sebastián, sino que se lo pregunten a Eusebio, el actual entrenador del Girona. Su cartel como entrenador experto en forjar canteranos hizo que Aperribay contactara con él para que liderase el proyecto realista. El entrenador nacido en Valladolid hizo debutar a nada más y nada menos que a 8 canteranos, de los que figuran los nombres de Guridi, Gorosabel, Héctor, Bautista, Guevara y Kevin Rodrigues. Aún así, los que lograron afianzarse como piezas clave fueron Zubeldia y Odriozola, quien se marchó al Real Madrid dejando la cifra de 35 millones de euros en las arcas del club. Solamente el mismo Odriozola y Héctor han abandonado las filas realistas de todos los canteranos, teniendo en cuenta los últimos años, lo que deja claro la gran apuesta de formar y mantener a las jóvenes promesas.

Sin irnos demasiado lejos también podemos encontrar otras figuras de canteranos ya asentados en el primer equipo, como pueden ser los casos de Zaldua, Rubén Pardo y Aritz Elustondo, quienes tienden a jugar de forma habitual. Pero no podemos olvidarnos de uno de los talentos más esperanzadores que jamás se han visto en Anoeta, como es Mikel Oyarzabal. Su precocidad y su madurez le han llevado a lucir el brazalete de capitán, lo que nos hace olvidar que estamos ante un jugador de 21 años. Un talento enorme que siente los colores como nadie, lo cual le ha llevado a ser uno de los jugadores más queridos de toda la hinchada que se congrega jornada tras jornada en Anoeta.

Real vs atheltic.jpg
Los jugadores txuriurdin celebran un gol en San Mamés, en un derbi con sabor a cantera. Foto: Jornada Perfecta

Poquito a poco, han ido desapareciendo los rastros de aquellos jugadores que subieron la Real Sociedad a Primera División, con las retiradas y marchas de Aranburu, Mikel González, Ansotegi, Xabi Prieto, Griezmann, Agirretxe, Carlos Martínez… Solo queda la figura del veterano Zurutuza, que junto a otro experto curtido en mil batallas como Illarramendi, tienen la tarea de aconsejar y mantener la llama viva de un proyecto que mantiene y sostiene la ilusión de los aficionados txuriurdin.

Kepa aguanta en el campo, Sarri peligra en su puesto

Destacado

Nuevo varapalo para el conjunto londinense. Primero fue el City que len endosó un contundente 6-0, luego fue el Manchester United que les apeó de la FA Cup (ganando en Stamford Bridge) y ahora ha sido de nuevo el City que ganó la Copa de liga al equipo “blue”, Carabao Cup por cuestiones de patrocinio, en la tanda de penaltis. Una tanda de penaltis que estuvo marcada por los momentos previos a esta; pongámonos en situación: minuto 116 Kepa Arrizabalaga tiene problemas musculares, parece que no puede continuar. Sarri llama a Willy Caballero para que se disponga a entrar en sustitución del español; sin embargo el arquero español se niega a salir del terreno de juego. Sarri acepta la decisión de Kepa y no efectúa la sustitución, aunque no impide que este se encuentre desquiciado por la actitud de su portero titular. Lo que vino después ya lo sabemos todos: los de Guardiola se impusieron en la lotería de los penaltis y la autoridad del veterano entrenador italiano cuestionada más que nunca.

Manchester-City-celebrate
Jugadores del Manchester City celebran el triunfo. Fuente: Blecher Report

DOMINIO SIN OCASIONES DEL CITY

El partido comenzó con el guión esperado. Los “citizens” manipulando mucho el cuero (67% de posesión en la primera parte) gracias a sus peloteros: Silva, Bernardo o De Bruyne. Sin embargo a pesar de este dominio con el balón no conseguían encadenar acciones peligrosas. El Chelsea por su parte estaba agazapado atrás buscando alguna contra con su veloz tridente ofensivo: Willian, Pedro y Hazard.  La primera parte finalizó sin goles y con la sensación de que la final se iba a desequilibrar por pequeños detalles.

EL CHELSEA COMIENZA A INQUIETAR

Tras el descanso el City salió con energías renovadas. Tras un corner despajado por la zaga londinense, Otamendi remató en semifallo cayéndole el balón al “Kun” que remató al fondo de la red sin embargo el trencilla iba a levantar la bandera por fuera de juego, cuanto menos dudoso, que posteriormente fue ratificado por la sala del VAR.  Pocos minutos después, concretamente en el 66,  iba a llegar la ocasión más clara del Chelsea en todo el partido. Arrancada en banda izquierda de Hazard que se va con una facilidad asombrosa de Kompany, pone un gran balón atrás sin embargo Kanté no terminó de enganchar bien el balón y se fue muy alto su disparo. Los pupilos de Sarri al menos ya inquietaban. Mas tarde Pedro iba a tener otra ocasión muy clara pero pecó de generoso y en vez de tirar buscó el pase de la muerta que despejó muy atento Otamendi.  Pasaban los minutos y los dos equipos ya atacaban con cierto temor; sabían que la prórroga estaba a punto de llegar ,y lo que no había conseguido en todo el partido no lo quería perder ninguno en los instantes finales. No hubo cambio de guión y nos llevamos 30 minutos más de final.

KUNAZO REALL
Imágenes ofrecidas por la televisión inglesa en el gol anulado al Manchester City

En la prórroga el cansancio por parte de ambos conjuntos se notaba, los kilometros en las piernas ya pesaban. Por ello los jugadores de refresco (Sané , Loftus-Check, Higuaín…) se antojaban clave si se quería romper este desempate. No se movió el marcador finalmente y tras la controversia con Kepa se llegaron a los penaltis.

LA MUERTE SÚBITA IBA A DICTAR SENTENCIA

Jorginho falló el primero, lamentable lanzamiento. Gundogan y Aguero anotaron sus respectivos penaltis y Azpilicueta y Merson hicieron lo propio con su equipo. Sané falló, tras una gran estirada de Kepa. El Chelsea tenía la oportunidad de empatar la eliminatoria; David Luiz toma mucha carrera y ejecuta un potente disparo que se va a la madera. Bernardo Silva no perdonó, Hazard con mucha maestría tiró un “panenka” al más estilo Sergio Ramos, llegando al último penalti. Sterling tenía en sus botas el título y Kepa en sus manos seguir vivos. Sterling dispara su balón rebota en el larguero y finalemente acaba entrando el balón ante la mirada apenada de Arrizabalaga. El City de Guardiola CAMPEÓN.

Ficha técnica

Chelsea, 0 – Manchester City, 0 (campeón por penaltis)

Chelsea: Kepa; Azpilicueta, Luiz, Rudiger, Emerson; Jorginho, Kanté, Barkley (Loftus-Cheek, m.89); Hazard, Pedro (Hudson-Odoi, 79) y Willian (Higuaín, m.95).

Manchester City: Ederson; Walker, Laporte (Kompany, m.46), Otamendi, Zinchenko; David Silva (Gundogan, m.79), Bernardo Silva, Fernandinho (Danilo, m.90); De Bruyne (Sané, m.86), Sterling y Agüero.

Árbitro: John Moss amonestó a Luiz (m.30), Rudiger (m.72), Jorginho (m.88) por parte del Chelsea y a Fernandinho (m.58), Otamendi (m.91) por parte del Manchester City.

Incidencias: Final de la Copa de la Liga disputada en el estadio de Wembley (Londres).

El Atlético de Madrid hunde al Submarino Amarillo en el descenso

Destacado

El Atlético de Madrid se impuso 2-0 al Villarreal en el Metropolitano con motivo de la jornada 25 de LaLiga. Los de Simeone consiguieron tres puntos vitales para mantener la segunda plaza. Por el contrario, Calleja y los suyos se posicionan en puestos de descenso con solo 23 puntos.

Sigue leyendo “El Atlético de Madrid hunde al Submarino Amarillo en el descenso”

Las lesiones eclipsan el fútbol en Old Trafford

Destacado

Cuando se enfrentan los dos históricos equipos ingleses por excelencia, en un escenario como Old Trafford, todo apunta a una exhibición de garra y fútbol. Que gane el mejor, pensaría cualquier aficionado neutral. Pero este pasado domingo nadie quiso ser mejor y las lesiones y el poco fútbol arruinaron una plácida tarde en Manchester.

El Liverpool necesitaba obtener los tres puntos para continuar a 3 puntos de los de Guardiola, pero un empate también les valía para proteger su valiosa primera plaza. Los de Solksjaer, por un lado temían perder la plaza Champions ante una victoria del Arsenal. Pero sobre todo buscaban contentar a la afición tras el desastre entresemanal ante el PSG de Tuchel. El noruego puso de inicio al joven Mc Tominay y Lukaku dispuso de una oportunidad de redimirse con la titularidad otorgada. En el conjunto red la única sorpresa fue la suplencia de Arnold en detrimento de Milner, y el doble pivote formado por Fabinho y Henderson.

Nada menos que en el minuto 1, los de Klopp apunto estuvieron de aprovechar el grave error de Young, que cedió la pelota a De Gea, quien no tuvo más remedio que cogerla y provocar un tiro libre indirecto. Milner estrelló el disparo en la barrera, en una de las pocas ocasiones que dispondrían los reds en el primer acto. A falta de ocasiones, vinieron las desgracias y Ander Herrera dio comienzo a una plaga de lesiones totalmente surrealista. Ver para creer. Primeramente el español tuvo que marcharse por molestias físicas y acto siguiente Rashford encendió de nuevo las alarmas del Teatro de los Sueños al tirarse al suelo con dolencias. Al final, el inglés decidió seguir en el campo. Quien no pudo continuar fue otro español, esta vez Juan Mata. Entró Lingard, quien formó un mediocampo totalmente atípico con Pogba, Mc Tominay y Andreas Pereira.

ANDER HERRERA.jpg
El comienzo de una plaga de lesiones en Old Trafford. Foto: Sky Sports

Los daños sufridos por las lesiones quisieron llegar a un balance neutral, y Klopp no se creía lo que estaba viendo. Esta vez fue Firmino quien se echó al suelo pidiendo el cambio. Lo sustituyó Sturridge y este estuvo cerca de conectar un cabezazo para desigualar el marcador. Sin embargo, la ocasión más clara estuvo en los pies de Lingard. Pero estuvo atento Allison para salir y estirar su brazo de gran manera, evitando que el jugador inglés marcara a placer. Aquí fue cuando se culminó el total surrealismo que se estaba viviendo en un Teatro de los Sueños que parecía maldito. Lingard, quien acababa de entrar por Juan Mata, tuvo que abandonar el campo por lesión, la cuarta en 45 minutos, lo cual dejó a los red devils sin cambios. Sobre el fútbol no hubo mucho que decir, y lo poco que creó el equipo local fue parado por un Van Dijk imperial. Finalmente el fútbol no quiso comparecer en Old Trafford, y los jugadores se marcharon a los vestuarios a expensas de un segundo acto en el que los protagonistas no fueran los médicos.

MLNER.jpg
Milner, el más activo de los reds, frente a un desaparecido Pogba. Foto: Premier League

Pogba fue el protagonista de la primera acción de los suyos tras el descanso, pero cabeceó mordido un gran centro lateral de Young. Solksjaer decidió dejar solo arriba a un tocado Rashford, que no estaba en óptimas condiciones para ayudar en tareas defensivas, y Lukaku se acomodó en la banda derecha, siendo uno de los más activos de los suyos. Ni Mané ni un Salah que fue totalmente secado por Shaw, consiguieron aparecer en el partido y el repertorio ofensivo red fue casi nulo. Wijnaldum, llegando de atrás, dio un susto a De Gea, pero poco más. El problema ofensivo también lo vio Klopp, y la entrada de Shaqiri por Henderson invitaba a creer en el gol. No obstante, en la única vez que el esférico superó la línea de meta en todo el encuentro, el asistente arruinó la alegría local anulando el gol en propia de Matip. El partido estaba condenado al 0-0 y los aficionados de cada conjunto tuvieron que contentarse con un triste encuentro sin goles, en el que los únicos reforzados fueron los defensas.

VAN DIJKK
Van Dijk secó por completo a un activo Lukaku. Foto: Premier League

Sigue leyendo “Las lesiones eclipsan el fútbol en Old Trafford”

Justicia divina

Destacado

“Manos arriba, esto es un atraco”. Ese era el grito de guerra que se escuchaba el pasado domingo 17 de febrero sobre las 22:00 horas en el WiZink Center, escenario que acogió la Copa del Rey de baloncesto. El basket (sí, seguimos hablando del mismo deporte) es un juego precioso, a la par que emotivo. La igualdad y la tensión que se manifestaron en la cancha del Real Madrid y Movistar Estudiantes fueron palpables desde el pitido inicial del trío arbitral. Los blancos y el Barcelona Lassa se veían las caras en una nueva final, la reválida del curso 2017-2018, donde, contra todo pronóstico, acabarían triunfando los culés.

La primera mitad estuvo marcada por una tremenda igualdad entre los dos mejores equipos de nuestro país. Los pupilos de Pablo Laso, que llevan ejerciendo un imponente dominio en España (también extrapolable a la Euroliga), dieron un golpe sobre la mesa tras la reanudación. El Real Madrid llegó a imponerse a los azulgrana por casi 20 puntos de diferencia, una distancia que parecía insalvable.

Pese a ello, el Barça tiró de casta y coraje para darle la vuelta a la tortilla en el cuarto decisivo. Los hombres de Svetislav Pešić igualaron la contienda a falta de poco más de seis minutos y medio para finalizar el tiempo reglamentario en la capital. En los instantes definitivos de la batalla emergió la figura de Sergio Llull, el ‘Mesías’ del madridismo, quien forzó la prórroga después de una ‘bomba’ al más puro estilo Juan Carlos Navarro.

De hecho, el mítico escolta de los culés fue homenajeado el jueves 14 de febrero, día de los enamorados, si bien es cierto que no fue recibido con mucho cariño por parte de un sector de la hinchada (parece ser que determinados aficionados no han superado los quebraderos de cabeza que el catalán les dio en el pasado con la casaca blaugrana).

Como hemos apuntado previamente, el empate a 77 que lucía el luminoso del pabellón tras la disputa de los 40 minutos reglamentarios provocó que el choque se fuera directamente al tiempo extra (para alegría, entre otros muchos asistentes, de Amaya Valdemoro, comentarista de Movistar+). La prórroga estuvo marcada por una nueva demostración de entereza de dos auténticos colosos del deporte de la canasta, donde el Barcelona tomó una ligera ventaja (87-92) que parecía categórica.

No obstante, el Madrid hizo alarde de la garra y el espíritu de sacrificio que siempre ha caracterizado a la entidad, tanto en la sección de baloncesto como en la de fútbol. Randolph sintió el ‘picorcito’ para clavar un lanzamiento desde el perímetro y situar a los suyos a dos puntos de los visitantes (90-92).

Singleton se dispone a machacar el aro merengue. Foto: elperiodico.com

A continuación, se iba a producir la primera gran polémica de la final. Ante Tomić, capitán del timón culé, antiguo integrante del navío blanco y, para más inri, de aniversario con motivo de su cumpleaños lanzó el esférico al más puro estilo de Tom Brady en la Superbowl (final apasionante la de este año entre Patriots y Rams: nótese la ironía). La recepción de la pelota de Singleton fue estupenda, enfilando el pasillo hacia el aro blanco con el propósito de decantar la balanza de manera favorable a los intereses del Barça.

Aun así, apareció la figura de Randolph para, como una exhalación, perseguir al ‘6’ azulgrana y tratar de impedir que la Copa recalara nuevamente en las vitrinas del club de la Ciudad Condal. No me apetece entrar en debates innecesarios, ni en polémicas absurdas. Las imágenes las hemos visto por activa y por pasiva. El resumen es muy claro: todos los aficionados han coincidido en que era una flagrante de manual. 90-92 en el electrónico, dos tiros libres para Singleton y posesión para el cuadro azulgrana a falta de menos de 10 segundos para concluir la contienda.

Para sorpresa e incredulidad de los allí presentes, entre los que se incluye un humilde servidor, los colegiados no decretaron infracción de Randolph sobre Singleton. Además, la jugada no podía revisarse con los monitores en el instant replay, lo que provocó que Carroll liderara un contraataque que finalizaría con un 2+1 un tanto discutible (no considero que el defensor azulgrana hiciera suficiente como para señalar la falta y el tiro adicional). El americano convirtió la acción de tres puntos y colocó a los de Laso uno arriba a falta de apenas cuatro segundos para que sonara la bocina (93-92).

Turno ahora para los valientes. Aquellos que no sienten el temor, ni la presión. Esos elegidos que son capaces de superar cualquier adversidad con tal de lograr su cometido. Y este fue el momento de Tomić, quien se zafó de la marca de Ayón merced a un movimiento sensacional en el poste bajo que dejó en evidencia la defensa del mexicano. Y Randolph, quién si no, aparecería por enésima vez para colocar un ‘pincho de merluza’ y darle el triunfo a los blancos.

Sin embargo, los árbitros, asistidos por los jueces sentados con las pantallas en la mesa técnica, acudieron a revisar la acción porque la impresión inicial fue que el tapón del ‘3’ merengue fue ilegal (todo apuntaba a que el cuero ya estaba cayendo). El público comenzó a murmurar y a suspirar cualquier tipo de conspiración, de esas que tanto gustan en este país de pandereta en el que vivimos.

Instantes previos a la polémica generada en la final de Copa. Foto: elespanol.com

Tras revisar la jugada haciendo uso de dos de los 11-12 tiros de cámara que tenía a su disposición, el trío de trencillas consideró que la acción de Randolph sobre el croata era ilegal. 93-94 para los culés, que ya festejaban un nuevo título en sus arcas, pero no. ¿Por qué? Porque aún restaban 1.2 segundos por delante para que el Real Madrid dispusiera de su última chance para intentar cantar el alirón en su propia cancha (en custodia compartida con Movistar Estudiantes).

Sergio Llull, apodado cariñosamente ‘El mandarinas’, fue el responsable de lanzar hacia la canasta rival un auténtico tiro envenenado que, durante unos instantes, devolvió la esperanza y la ilusión a los seguidores madridistas de imponerse al eterno rival en el remodelado Palacio de los Deportes. Estuvo a punto de lograr algo que parecía imposible, aunque le faltó esa pizca de suerte que sí le ha acompañado en otras ocasiones (si no, que pregunten a los aficionados de Valencia).

El Barcelona Lassa fue el justo vencedor (93-94) de una vibrante y apasionante final que, desde mi punto de vista, los árbitros destrozaron con varias decisiones realmente desafortunadas. En primera instancia, no señalaron la flagrante de Randolph sobre Singleton. Posteriormente, provocaron que Carroll lograra al contragolpe situar a los merengues uno por encima con un 2+1 bastante discutible. Y, para rematar la faena, decidieron señalar tapón ilegal de Randolph sobre Tomić en una acción en la que se demostró que, después de impactar el balón en el aro, la jugada del ‘3’ del Real Madrid era rebote, no una ‘chapa’.

El Barcelona Lassa conquistó su segunda Copa consecutiva. Foto: cadenaser.com

Conclusión: ganó el Barça y perdió el conjunto de Pablo Laso, pero, especialmente, salió derrotado el baloncesto, ya que la imagen de este precioso deporte quedó ensombrecida y manchada por completo por culpa de una serie de catastróficas decisiones (que no desdichas). ¿Alguien da más?

El Atlético de Madrid tumba a la Juventus “por sorpresa”

Destacado

Nadie se esperaba un partido tal y como se dio en el Metropolitano este miércoles. Ni los colchoneros ni los bianconeros. Los del Cholo Simeone venían de perder dos encuentros seguidos y ganar al Rayo por la mínima en un partido más que gris. Y los turineses eran claros favoritos a ganar la competición viendo sus jugadores y resultados en la liga italiana, todos positivos. Pero Simeone tenía un plan y lo dibujó a la perfección.

La “Cholada” comenzó desde el momento en que decidió meter en el once inicial a Koke y Costa, el primero de ellos con la alta médica recién recibida y el segundo tras jugar unos pocos minutos en Vallecas. Koke es esencial para el juego del equipo, tanto a nivel táctico como técnico. Su asfixiante presión se ha echado en falta en cada partido que no ha jugado. Y Costa… qué decir de él. Aunque esta no está siendo su mejor temporada, su garra y entrega siempre son bien recibidas en el feudo rojiblanco.

La otra decisión clave, y sorprendente para todos, fue colocar a Juanfran en el lateral derecho. Si preguntamos a la afición colchonera de su propia elección, la gran mayoría, por no decir toda, diría que Arias es el indicado. Sin embargo, Simeone puso al alicantino. Y este hizo un partido memorable para callar bocas. Bien en defensa y bien en ataque.

Atlético de Madrid vs Juventus de Turín
Once inicial del Atlético de Madrid vs Juventus de Turín (Foto: Atlético de Madrid)

Los rojiblancos, desde el primer minuto, salieron con las ideas claras. Presión arriba y a por todas. Anularon por completo a Cristiano y compañía. Oblak hizo un par de paradas salvadoras y poco más. Más “trabajo” tuvo Griezmann, que bailó a la defensa bianconera y estuvo a punto de hacer gol en varias ocasiones. También quiso tener protagonismo el jugador número 12 de estos últimos meses. El VAR entró para corregir al colegiado en una acción en la que este vio penalti a Costa donde era falta. Una actuación que iba a estropear después.

Con las tablas en el marcador se fueron los protagonistas al descanso. Los del Cholo volvieron un poco más defensivos pero no bajaron el ritmo del partido. En la Juve el protagonismo lo acaparaban Pjanic por su juego y Cristiano por el “show”. Al primero se le dejó demasiada libertad que le posibilitó mover el balón a su gusto. Pero no fue suficiente.

De nuevo Simeone entró en acción realizando unos cambios que, no por previsibles, dejaron de ser perfectos. No solo fueron quienes los protagonizaron, también el momento en el que los hizo. En nueve minutos entraron al terreno de juego Morata, Lemar y Correa por Costa, Thomas y Koke. Y en el minuto 70 el nuevo fichaje marcaría el 1-0 para el Atlético de Madrid con un perfecto cabezazo. Y otra vez el VAR se ganó los flashes del encuentro y anuló el tanto por una falta más que dudosa. Pero el Metropolitano entero, o gran parte de él, se quedó con la celebración de Morata, que se está ganando a la afición a base de trabajo. Y también de rabia por otro gol legal anulado.

-21K-kWSGE_atm_juve_8
Thomas Lemar fue uno de los cambios revulsivos del encuentro (Foto: Atlético de Madrid)

En el 78 José María Giménez apareció tras un rebote para poner el 1-0 en el marcador. Este finalmente sí fue reconocido válido. Euforia en el Metropolitano. Y solo cinco minutos después llegaría el otro charrúa del equipo, el capitán Diego Godín, para hacer el segundo tanto. Un fuerte disparo que ni Cristiano quiso ver. Después de esto, tiempo para defender. Desde el defensa hasta Antoine Griezmann que formó la línea de cinco con tal de no conceder ocasiones. El partido acabó con la alegría rojiblanca y Cristiano en el suelo lamentando la última del encuentro.

kCCLFRCiJI_atm_juve_12
Los uruguayos Giménez y Godín dieron el triunfo al Atlético de Madrid con sus goles (Foto: Atlético de Madrid)

Los dieron por muertos, pero ahí estaban. Cuando el favoritismo lo tienen otros, los del Cholo llegan para cambiarlo. Sus huevos, coraje y corazón pudieron con la calidad de la Juventus en el primer asalto de la eliminatoria. La primera gran noche del Metropolitano ya se ha vivido.

Finalizada la segunda fecha del Apex Legends Challenge

Destacado

El pasado 19 de febrero terminó la segunda parte del torneo organizado por Twitch Rivals, el cual empezó el día 12 de este mes.

La primera jornada fue un éxito rotundo, consiguiendo cientos de miles de viewers mediante la web de streaming de Twitch y ganando, nuevamente, a Fortnite en visualizaciones, después de medio mes de su lanzamiento. La segunda fecha ha seguido una dinámica igual que la primera fecha, organizando a los equipos en dos grupos, América del Norte y Europa, dividiéndolos en equipos de tres personas y puntuando 5pts por partida ganada y 1pt por eliminación.

Fuente: @TwitchRivals
Fuente: @TwitchRivals

Además, también hemos tenido representación española en la segunda fecha, como ya tuvimos con Team Apextosos (Lolito, El Rubius y Xisma), pero esta vez con el equipo de Los Ángeles de Marki, donde destacamos a el youtuber Winghaven, todo un experto en el battle royale PUBG (Player Unknowns BattleGround).

Twitch Rivals ha conseguido repartir 200.000 dólares entre todos los equipos que han pasado por este reto, aunque la mayor parte se la ha llevado un equipo europeo, “Solary”, con un total de 12.300 dólares. En la primera fecha fue el equipo norteamericano “Kings Canyon” (donde se encuentran Ninja, King Richard y Dizzy) quienes se llevaron la mayor parte, con 8.000 dólares.

Fuente: @TwitchRivals

El equipo español ha logrado la 5º posición, con 294 pts, mientras que en la pasada fecha el Team Apextosos obtuvieron 257 pts. Cabe destacar que los primeros se han enfrentado a 10 equipos en la región Europea, mientras que los segundos se enfrentaron a 8.

Fuente:@TwitchRivals

Este torneo, Apex Legends Challenge, ha demostrado que la entrega de Respawn Entertainment y EA parece no tener techo, aun cuando el juego acaba de empezar y queda un margen de mejora y actualizaciones tremendo.

El Barça vuelve a naufragar lejos de casa

Destacado

Fútbol Club Barcelona Olympique de Lyon protagonizaron el quinto encuentro de los octavos de final de la UEFA Champions League. El encuentro se disputó en el Groupama Stadium, estadio local de los franceses.

Ambos clubes no se veían las caras desde hace una década, cuando en la temporada 2008/2009 se enfrentaron, precisamente, en los octavos de final de la misma competición. En aquella ocasión, el encuentro disputado en Francia concluyó en tablas; un 1-1 que el equipo de Guardiola remató con un contundente 5-2 en el Camp Nou. Aquella temporada concluiría con el Barcelona proclamándose mejor equipo del viejo continente.

En esta ocasión, el equipo ahora entrenado por Valverde, visitaba Lyon con el mismo objetivo entre ceja y ceja: volver a levantar la Copa de Europa que tanta falta hace en el ánimo culé después de los últimos años de dominio blanco en la competición europea. Frente a ellos tenían a un Olympique de Lyon que, pese a no poder hacer frente a la dictadura parisina en su competición doméstica, se encuentra en un momento dulce, con un estilo de juego definido, atractivo y con muchos jugadores de calidad en la plantilla.

Bruno Génésio, el técnico lionés, fue fiel a su estilo y demostró valentía desde el momento de elegir a los once jugadores que saldrían a defender la camiseta del Lyon. El entrenador francés apostó por un once ofensivo con la única pero notable baja de Nabil Fekir, el hombre más determinante del plantel galo.

Por su parte, Ernesto Valverde apostó por un once convencional, con la inclusión de un recién recuperado Démbéle en un costado del ataque y de Sergi Roberto en la posición de interior, cubriendo la baja del lesionado Arthur.

Desde el pitido inicial el encuentro se desarrolló como se podía deducir de los onces escogidos por ambos técnicos. La intensidad fue la seña de identidad del primer tramo del encuentro, con un Olympique de Lyon atrevido en el ataque y un Barcelona que, conocedor de las carencias de la zaga rival, presionaba la salida de balón gala con muy buenos resultados. Así fue como llegaron las primeras aproximaciones blaugranas a la portería de Anthony Lopes: recuperación de balón en campo contrario y contraataque.

Los primeros 15 minutos de partido dejaron un aluvión de oportunidades por parte de ambos equipos, pero, sobre todo, erigieron como protagonista al meta alemán Marc-André ter Stegen. Una vez más, el portero de Mönchengladbach salvó a los suyos de ponerse por detrás en el marcador. En esta ocasión, fue un potente disparo de Terrier ante el que el meta tuvo que volar, sacando una mano prodigiosa que hizo al esférico estrellarse en el travesaño. Previamente, Ter Stegen ya había evitado el 1-0 con una buena estirada a un disparo de Aouar.

El ritmo que ambos equipos impregnaron al partido fue descendiendo progresivamente a lo largo de los primeros 45 minutos, aunque las ocasiones seguían sucediéndose e incluso Dembélé dispuso de un mano a mano con Lopes que el franco-portugués paró de manera espectacular. El mosquito resultó ser, como ya ocurriría en Valladolid, el elemento más desequilibrante del Barcelona. 

La otra cara de la moneda la protagonizaba Luis Suárez. El charrúa protagonizó una exhibición de desaciertos, envuelta en un halo de desesperación y ansiedad que sin duda envuelven al delantero uruguayo en la Champions League. Y es que, con este encuentro, Suárez encadena 16 partidos sin ver puerta lejos del Camp Nou en Europa. Este dato se traduce en más de 25 horas seguidas sin marcar y más de tres años desde la última diana a domicilio en Europa, números con los que el charrúa no está acostumbrado a lidiar.

La segunda parte comenzó con un Lyon volcado en el ataque, que consiguió convertir el verde del Groupama Stadium en un correcalles que solo favorecía a los locales. El carácter de ida y vuelta dejaba espacios suficientes en la defensa blaugrana para que jugadores como Memphis Depay Bertrand Traoré hiciesen daño en carrera a los centrales de Valverde. Con este plan, los galos dispusieron de varios ataques con peligro.

El Barcelona contrarrestó el arranque francés como mejor sabe, temporizando el juego y bajando el ritmo del mismo con posesiones largas. Sin embargo, como en tantas otra ocasiones, estas posesiones parecían carecer de profundidad, y pese a que Messi no dejaba de intentarlo, no encontraba conexión con ninguno de sus compañeros en ataque. Las únicas rupturas de la defensa de les lions llegaban con las incorporaciones de Alba Semedo al ataque, que tampoco podían excederse debido al peligro y la velocidad del ataque de los de Génésio.

El partido concluyó con el mismo resultado del pitido inicial pese a las múltiples ocasiones de ambos conjuntos. El Lyon abandonó el césped con sabor a victoria, habiendo conseguido dejar su portería a cero como locales y sabedores de que, pese a la dificultad de jugar en el Camp Nou, un gol en Barcelona pondría muy cuesta arriba la eliminatoria para el club catalán.

Valverde y sus jugadores se fueron al vestuario con caras largas, conscientes de que, una vez más, son incapaces de hacer los deberes fuera de casa en Europa. Y es que, la mala racha antes citada de Luis Suárez, se entiende mejor puesta en contexto con el resto del equipo: de los últimos seis encuentros que el Barcelona ha disputado como visitante en rondas eliminatorias de Champions League, no ha sido capaz de llevarse la victoria en ninguno, acumulando dos empates y cuatro derrotas.

El Barcelona tiene un serio problema en Europa que debe resolver con urgencia si pretende volver a levantar la orejona esta temporada.

Las trincheras alemanas frenan el ímpetu inglés

Destacado

46 ligas. 10 Champions. Liverpool y Bayern. Puro fútbol. Dos equipos que guardan en su espalda años de historia y trayectoria mundial. No es fácil llevar esa mochila, cumplir las altas expectativas de dos clubes que han marcado y han liderado el fútbol de sus respectivos países. El fútbol echa de menos a Lahm, Schweinsteiger, Gerrard, Carragher… Pero ahora podemos disfrutar de una sangre más nueva comandada por Salah, Van Dijk, Firmino, Muller, Lewandowski, Kimmich

Este enfrentamiento perfectamente podría haber sido en abril o en mayo, en las semifinales o en la final de la Champions, pero el fútbol no quiso hacerse esperar y nos otorga un encuentro lleno de ambiciones e ilusiones.

Por un lado, el conjunto bávaro pisaba Anfield en un momento delicado, donde parece que la hegemonía nacional del Bayern ha llegado a su fin. Los de Klopp tampoco llegaban en su mejor momento y el desgaste de la dura temporada parece que está pesando en las piernas de los suyos. Además, tenían que afrontar las bajas delicadas de Joe Gomez, Lovren y Van Dijk. Arnold, Wijnaldum y Firmino eran dudas de cara al once inicial, pero el alemán no quiso jugársela y sacó toda la artillería. Aún así, las ausencias podrían jugar en contra de los reds. Fabinho y Matip formaban una pareja de centrales atípica y Arnold llegaba sin apenas rodaje tras su lesión. Henderson, Naby Keita y Wijnaldum acompañarían al tridente. El Bayern sacó un equipo muy talentoso y rápido con jugadores como Thiago, Gnabry, James y Coman, acompañados por un Lewandowski que esperaría culminar las jugadas del conjunto de Munich. Se presagiaba un encuentro realmente disputado, con muchos goles y espectáculo, pero Niko Kovac y su planteamiento conservador arruinaron el show en Anfield.

Desde el principio el conjunto bávaro empezó a llevar el partido al terreno que querían, tocando el balón de forma precisa y lenta, y evitando que los de Klopp encontraran espacios a la contra. Pero el rival también jugaba y la presión red no dejaba respirar a los alemanes. El que llegó tarde al estadio no se perdió gran cosa pero a partir del minuto 10-15 empezaron a olvidarse del respeto mutuo de ambos equipos y las ocasiones llegaron a Anfield. La primera clara tuvo lugar en el área del Liverpool, con un Matip que por los pelos no introdujo el balón en su propia portería. Acto siguiente, los ingleses encontraron los pocos espacios que el Bayern concedió durante todo el partido y Mané chutó desviado en una peligrosa contra. Se lamentó Robertson que estaba solo en el lado izquierdo.

LEWAN
Lewandowski no tuvo su día. Foto: Bayern FC

Allison quiso emular a Neuer siendo un jugador de campo y casi le costó el gol tras una pérdida en el área. Coman no acertó en el disparo y a partir de ahí, el brasileño no se atrevió a arriesgarse más. Keita intentó hacer una chilena de ensueño y Salah demostró que los cabezazos no son lo suyo en un pésimo remate con todo a favor. La primera buena noticia para el Liverpool no llegó en un gol, sino en una tarjeta amarilla. Una patada por detrás dejará a Kimmich sin partido de vuelta, lo que altera totalmente el sistema de Kovac. El mazazo pudo haber sido mayor pero Mané no tenía su día. Con todo de cara para superar a Neuer, mandó su zurdazo totalmente desviado ante la incredulidad de todos. Su mala noche se confirmó con otra chilena que tampoco encontró portería. En el otro área, Allison demostró sus capacidades en una buena parada a Gnabry. El Liverpool comenzó a apretar pero ni Matip ni Firmino lograron desnivelar el marcador. El brasileño fue el único capaz de crear peligro en los pocos espacios que el Bayern concedía, con triangulaciones rápidas y de calidad.

KEITA CHULENA
Naby Keita rematando de chilena. Foto: Champions League

En la primera parte el conjunto bávaro encontró la fórmula para hacer que el Liverpool no estuviese nada cómodo. Pero Klopp implantó una presión alta bien ejecutada y de esta manera los suyos se encontraron con más espacios y por tanto, con ocasiones. Todo apuntaba a una segunda parte frenética, pero ante la decepción del espectador, Niko Kovac se encargó de que el partido acabara 0-0. Y no mediante faltas, interrupciones ni nada por estilo. Simplemente tocando el balón hasta aburrir al rival e impidiendo cualquier contrataque que saliera de su guión.

El fútbol se convirtió en una total partida de ajedrez y Kovac no se atrevió a movilizar a los reyes con miedo de ser dañado. Klopp en cambio intentó cosas diferentes, pero los reds no lograban perpetrar en terreno rival ante un ordenado y conservador Bayern. Los alemanes solo tuvieron dos acercamientos a Allison en el segundo acto, con sendos disparos de James y Gnabry que se marcharon fuera.

HENDO Y GNABRY
Jordan Henderson y Gnabry, los mejores de cada equipo.          Foto: Champions League

Por otro lado, Klopp tampoco se atrevió a contrarrestar el juego del Bayern, con miedo de asestar el golpe y recibir el tiro por la culata. Además, jugando en casa, el daño hubiera sido doble. Salah no paró de intentar romper el partido pero la precisión y los goles no quisieron comparecer en Anfield. Klopp trató de cambiar la dinámica y movió ficha con la entrada de Origi y Milner pero no había forma de salir del guión de Kovac. La más clara llegó en la recta final, con un ajustado cabezazo de Mané que obligó a Neuer a lucir sus guantes.

Finalmente el partido finalizó sin goles en una noche donde el fútbol no se dignó a aparecer. El Bayern disparó una a puerta y el Liverpool solo lo hizo dos veces en todo el partido. Reinaron los defensas, la táctica y los porteros. Sin embargo, hubieron demasiados espectadores para tan poco show.

De esta manera, los dos clubes dejan los deberes para el último día y la eliminatoria se decidirá en el Allianz Arena, donde los alemanes abandonarán las trincheras para jugar al fútbol y decidir una de las eliminatorias más disputadas de los octavos de final.

Resumen jornada 24 LaLiga Santander

Destacado

La inauguración de la jornada tuvo lugar en Ipurua, con la visita del Getafe. El encuentro tenía como protagonistas dos conjuntos a los que se les quedaba corto el objetivo de la salvación y que con una victoria podían despegar en el sueño europeo. Desde el principio pudimos contemplar un partido intenso, en donde los defensas se imponían a los atacantes. Al menos hasta que Mata recogiera el balón en el área y superara con clase a Riesgo. El Eibar buscaba la igualada ayudado por el calor de los suyos, pero el conjunto armero recibió todo un mazazo por parte de Foulquier, que colocó el balón donde el portero no pudo llegar. Seguramente en ese momento más de un aficionado del Getafe estaría fantaseando con la Champions, ya que de manterse el resultado los azulones dormirían en el cuarto puesto. Sin embargo Charles no tuvo piedad y arruinó el sueño de los de Bordalás. Por un lado, el VAR contribuyó para señalar el penalti que el brasileño no fallaría. En segunda instancia fue Cabrera quien echó una mano a Charles, en un mal despeje que el delantero aprovechó para igualar la contienda. Al final, el férreo conjunto azulón consiguió frenar el bombardeo armero en área rival, para sacar un empate que no suponió ningún desastre para ninguno.

El sábado de fútbol daba comienzo en tierras gallegas, donde el Levante visitaba Balaídos. Los dos conjuntos necesitaban sumar los 3 puntos para alejarse de la zona peligrosa y comenzar a mirar para arriba. Los locales acusaron las bajas de Maxi Gómez y Aspas, quien se encontraba en el banquillo por lesión y sufrieron las acometidas de los azulgranas a la contra. Los de Paco López tuvieron las ideas claras desde el principio y apenas sufrieron el dominio del Celta con balón. El partido se les puso totalmente de cara con el gol de Morales, que aprovechó un gran balón de un inspirado Rochina para definir ante Rubén. El conjunto celeste seguía sufriendo y el Levante perdonaba constantemente. Quien no perdonó fue Coke, rematando otro centro de Rochina y aumentando las diferencias.

celta-levante-j24
El Levante asaltó Balaídos con una contundente victoria. Foto: laliga.es

Tras el descanso, la ansiedad de los celestes por remontar culminó en una total pesadilla. Al debutante Boudebouz se le cruzaron los cables y levantó la pierna en exceso en una entrada durísima que le costó una expulsión más que justa. A partir de ahí la tensión aumentó en Balaídos, alimentado también por los precedentes del encuentro contra el Getafe. Entonces apareció el Comandante Morales para silenciar Balaídos con un gol casi idéntico al primero. Brais Méndez dio una pequeña alegría a los suyos al recortar las diferencias de penalti, pero al siguiente minuto Mayoral puso el cuarto del Levante en una jugada de 9 total, para sentenciar el partido que acabaría 1-4.

En el siguiente partido el Rayo Vallecano se veía las caras en su feudo con el Atlético de Madrid, que estaba obligado a ganar para no perder la estela del Barcelona y Real Madrid. Se preveía un partido cerrado, marcado por detalles pequeños. Y las previsiones se cumplieron totalmente, ya que solo Griezmann fue capaz de desnivelar la balanza. Hasta entonces se vivió una primera parte descafeinada, en donde reinaron los defensas. Solo Saúl y Embarba fueron capaces de asustar a los guardametas. En el conjunto rayista Raúl De Tomás fue un absoluto incordio para la defensa colchonera, pero su insistencia quedó en nada cuando Griezmann aprovechaba un rechace para rematar el balón a las redes tras pegar en Amat. Bebé y el mismo RDT dispusieron de ocasiones para adelantar a los suyos, pero Oblak se mantuvo en su línea de siempre y salvó a los suyos para traer de vuelta a casa los 3 puntos.

rayo atleti j24
Griezmann volvió a demostrar que es el jugador franquicia del Atleti. Foto: laliga.es

Turno a continuación para la Real Sociedad y el Leganés, en una tarde plácida y agradable para acudir a Anoeta. No decepcionó la Real, que se impuso con claridad en una segunda parte que fue todo un monólogo txuriurdin. La primera parte en cambio fue algo más descafeinada, repleta de errores e imprecisiones. En el conjunto pepinero, que vestía de blanquiazul para celebrar su partido 100 en primera división, Braithwaite tuvo la más clara en un disparo al palo. Pero poco pudieron hacer los de Pellegrino ante la magia de Januzaj y Oyarzabal. El belga volvió loca a toda la defensa con constantes regates y pases interiores, exhibiendo su elegante zurda en frente de su afición. El primer gol salió de su zurda tras un fantástico centro que Oyarzabal remató a las redes. El segundo gol fue pura fantasía. Merino y el mismo Januzaj jugaron con la defensa pepinera con dos grandes taconazos, para que Januzaj centrara al área y que Oyarzabal de nuevo ampliará las diferencias. Willian José también quiso sumarse a la fiesta y peinó un gran balón para sentenciar al Leganés y culminar la celebración en Anoeta.

El último partido del día reunía al Barcelona y al Valladolid, en un encuentro mucho más igualado de lo que presagiaba en un principio. Valverde decidió dar descanso a Lenglet, Rakitic y Suárez, pero eso queda en nada si Leo Messi juega, y el argentino, sin apenas brillar, fue decisivo y el más constante del partido. Dembelé perdonó de primeras y más tarde Piqué provocó un penalti que Messi materializó. Mandaba el Barca en el marcador y en ocasiones pero el juego dejaba mucho que desear. Por otra parte, el Valladolid estaba bien plantado y esperaba con paciencia su oportunidad de adelantarse. Después del descanso comenzó la exhibición de Masip. Ni Messi ni Dembelé ni Boateng lograron sentenciar y el partido se comenzaba a poner algo peligroso con un Valladolid que asomaba la cabeza en el área de Ter Stegen. Valverde dio entrada a Suárez pero ni aún así el conjunto azulgrana logró marcar. Olivas derribó a Coutinho tras un jugadón y Masip arruinó de nuevo la alegría azulgrana al parar el penalti a un Messi que conoce a la perfección. Finalmente, el marcador se mantuvo y el Barcelona sumó los tres puntos con más complicaciones de los que se auguraban antes del partido.

barcelona pucela j24
El VAR impidió que el Pucela puntuara en su visita al Camp Nou. Foto: laliga.es

La jornada dominguera daba su pistoletazo de salida en el Santiago Bernabéu, con la visita del Girona, que buscaba escapar de la dinámica negativa que los había llevado a la zona peligrosa. Los de Eusebio no se achantaron en ningún momento y no se encerraron ante el dominio madridista. Lucas Vázquez y Stuani pudieron adelantar a los suyos pero al final fue Casemiro el que inauguró el marcador tras un testarazo a centro de Kroos. Los guiones se mantuvieron tras el gol y el conjunto blanco llegaba con suma facilidad. El buen comienzo de los de Solari tras el descanso auguraba una victoria fácil, pero el Girona guardaba unas cuantas balas en la recámara. Aleix García tuvo un disparo fácil, un gol cantado, a 2 metros de la portería, pero la mandó a las nubes ante la incredulidad de todos. El Girona se creció y tras un disparo al palo, Ramos tocó la pelota con la mano y Stuani puso la igualada de penalti. Tras el 1-1, en vez de defender el resultado, el conjunto rojiblanco fue a por todas y Portu tuvo el gol en un gran disparo que rechazó el larguero.

El murciano, quien fue el mejor del partido, no perdonó a la segunda y concretó la remontada aprovechando el rechace de un paradón de Courtois. A partir de ahí el Real Madrid apretó pero la ansiedad por marcar le jugó una mala pasada. Ramos fue expulsado tras un juego peligroso al intentar una chilena. En la última jugada, Courtois subió al corner y remató fuera. De esta manera, los blancos se alejan del Barcelona y peligran sus aspiraciones ligueras. Por otra parte el Girona respira con alivio y celebró por todo lo alto una victoria más que trabajada.

El primer partido de la tarde enfrentó al Valencia y al Espanyol, dos equipos que irían en busca de la victoria para despegar de la tierra de nadie y subir posiciones en la tabla. Tal como se esperaba, el conjunto ché se mostró superior desde principio a fin y el Espanyol sudó de lo lindo ante la intensidad ché en un caldero como es Mestalla. Gameiro tuvo la más clara de los suyos en un potente disparo al palo. Más allá de esa ocasión, el Valencia no tuvo muchas opciones claras en la primera parte. Las constantes internadas de Cheryshev y Guedes aumentaban el miedo en los pericos pero a falta de ideas claras los de Marcelino no eran capaces de superar el muro rival.

En el segundo acto, el Valencia dio un paso adelante y el Espanyol apenas inquietó a Neto. Parejo tuvo la mejor opción de los suyos en un disparo con todo a favor que desbarató con la pierna Diego López. No hubo manera de desnivelar el marcador y el encuentro finalizó sin goles, ante la decepción del conjunto ché, que mereció algo más de lo que obtuvo.

villarreal sevilla
El Villarreal fue un ciclón que arrasó al Sevilla de Machín. Foto: laliga.es

Acto siguiente se jugaba un partidazo entre el Villareal y Sevilla, que representan dos situaciones totalmente opuestas. Con el Villareal no hay excusas, los fantasmas del descenso de la temporada 2011/2012 acechan en el Estadio de la Cerámica y cada partido debe afrontarse como si fuera una final. Los jugadores entienden a la perfección la situación y el domingo salieron al césped a dejarse todo lo que estuviese en sus manos. Poco tardó el marcador en reflejar lo que se estaba viendo en el césped, ya que en el minuto 20 Álvaro González inauguró el marcador tras cabecear un córner de Cazorla. Hasta entonces el Sevilla no había comparecido en el Estadio de la Cerámica pero el gol fue un bofetón que despertó a los hispalenses. Munir fue el más activo de su equipo y perdonó la igualada en dos ocasiones. El despertar del Sevilla coincidió con la inspiración mágica de Bacca. El colombiano se sacó de la chistera un taconazo a lo Guti para que el Toko Ekambi empujara el balón a las redes justo al filo del descanso.

Con los cambios de Ben Yedder y Sarabia, Machín consiguió cambiar la dinámica del encuentro y el partido se rompió totalmente. El Villareal estaba cada vez más encerrado pero mediante los contrataques liderados por Pedraza pudo sentenciar en más de una ocasión. Este mismo fue el encargado de culminar la fiesta tras un auténtico golazo, para acercarse así a los puestos de permanencia. El Sevilla en cambio, sigue en una dinámica negativa y se aleja definitivamente de los tres de arriba.

El domingo finalizaba en el Benito Villamarín donde el Betis recibía al Alavés. Los verdiblancos buscaban redimirse de la estrepitosa derrota en Butarque y el ambiente que envolvía al partido invitaba al optimismo. En la primera ocasión clara del partido Jesé falló en el mano a mano pero estuvo listo Lo Celso para aprovechar el rechace y marcar el primero. Después en menos un minuto el conjunto verdiblanco pasó de saborear la gloria a tragar el fracaso. Primeramente Maripán sacó sobre la línea el tiro de Jesé en una fantástica jugada que no fue gol por cuestión de centímetros. Acto siguiente, el Alavés aprovechó su superioridad al balón parado para poner la igualada mediante Maripán, el mismo que salvó el 2-0.

Los de Setién buscaban la igualada a toda costa, comandados por un Canales de fantasía que reclama a gritos la convocatoria con el combinado nacional. Feddal la mandó al larguero y cuando el Betis estaba totalmente volcado en el área rival, Calleri tuvo la ocasión más clara de los suyos, pero su disparo se marchó desviado. Pacheco evitó una derrota en el descuento con un paradón a Loren y aseguró un punto que sabe a oro para el Alavés.

huesca athletic
Gaizka Garitano le ha cambiado la cara al Athletic desde su llegada. Foto: laliga.es

La jornada llegaba a su punto y final en El Alcoraz, donde el equipo local buscaba dar continuidad a la gran racha de su equipo frente a un Athletic que no regalaría nada. El Huesca entró al partido con mayor intensidad, dispuesto a dejarlo todo para llevarse los tres puntos. Pero el Athletic encontró el gol en una jugada aislada en la que Iñigo Martínez fue derribado dentro del área. Raúl García materializó el penalti y sembró el pánico en El Alcoraz. Tras el gol, el partido se calentó con constantes interrupciones y protestas, cosa que impedía el juego fluído del Huesca y ayudaba a asegurar la victoria de los de Garitano. El segundo acto comenzó con un Athletic con más peligro y con ocasiones, pero Santamaría mantuvo vivas las aspiraciones del Huesca. Esto lo aprovecharon los locales y se volcaron totalmente en busca del preciado gol. Ferreiro y Enric Gallego tuvieron la igualada pero el marcador se mantuvo en su sitio finalmente. Con este resultado el Huesca se despega de la ola y se mantiene a 6 de la salvación. Por el otro lado los rojiblancos se acercan a la zona europea.

El Cholismo ha vuelto

El Atlético de Madrid fue un vendaval ayer en el Metlife Stadium. No hay mejores palabras para describir la increíble actuación del equipo rojiblanco. Un equipo ofensivo, presionando arriba, poderoso en defensa y con una definición y talento arriba realmente impresionante, barrió del campo a un Real Madrid que no se presentó.

Todos los medios de comunicación se han dedicado a comentar la nefasta actuación del equipo blanco, pero hay una noticia que nadie ha comentado y que creo que merece la pena mencionar: Señores, el Cholismo ha vuelto.

Y no es porque el Real Madrid ha jugado probablemente el partido más nefasto que recuerdo (dejando a un lado el partido contra el Ajax) es simplemente una cuestión de táctica.

Si por algo se caracterizaba ese Atlético de Madrid campeón de liga en el año 2013-2014 es por tener unos laterales muy ofensivos que recorrían toda la banda sin parar (Filipe y Juanfran), unos extremos que se metían hacia dentro para ayudar al medio campo (Arda y Koke) y meter balones por dentro y un Diego Costa que con su agresividad y velocidad no paraba de meter goles.

Y es que después de unos años en donde el juego del Atlético de Madrid ha jugado  muy distinto al que en su día le hizo campeón, el Cholo ha decidido volver a sus orígenes con la revolución que ha llevado a cabo en el vestuario.

Ayer el Atlético de Madrid se caracterizó por tener a una defensa central muy abierta, con dos laterales muy ofensivos situados casi en mitad del campo y con un doble pivote en el que Koke bajaba a meterse entre los centrales (cometido que realizará Marcos Llorente) y un Saúl que hacía un ‘box to box’ intentado presionar arriba  para robar el balón y a la vez bajando en ocasiones a apoyar a Koke a la hora de sacar el balón jugado.

Pero la verdadera clave de este Atlético de Madrid son Lemar y Joao Félix. A pesar de que en el sistema de inicio parten como extremos, poco a poco se van metiendo hacia dentro para acabar actuando realmente como dos falsos medias puntas con una capacidad de dribling y pase que hizo mucho daño al Real Madrid.

Estas diagonales provocan que tanto Renan Lodi como Trippier se conviertan en verdaderos puñales por sus respectivas bandas, actuando prácticamente como carrileros y ejercer una presión más intensa con cinco o incluso seis jugadores para dificultar la salida de balón del rival.

Arriba como no podía ser de otra manera, encontramos a Morata que con su zancada y conducción de balón por banda hacía muchísimo daño a Odriozola y a  un Diego Costa estelar que se quedaba solo delante del portero gracias a las asistencias de los centrocampistas.

Esto fue lo ocurrió. Una vuelta a los orígenes del cholismo hizo que los atléticos disfrutaran de una goleada histórica que puede que no sirva para nada, pero que seguro recordarán por mucho tiempo.

La casi Copa de Europa de 1974

Todo equipo tiene un momento donde todo se viene abajo. Un momento que marca un antes y un después en la historia y que siempre se mantendrá en la memoria de todos los aficionados como una de las noches más trágicas de toda su vida.

Los más veteranos seguro que tendrán esta noche como un día trágico donde se estuvo tan cerca de rozar el cielo pero en el último minuto les tumbaron en la lona.

Era el año 1974, el Atlético de Madrid se había plantado en la final de la antigua Copa de Europa contra el todopoderoso Bayern de Múnich. La primera final de Copa de Europa en la historia del equipo madrileño.

Aquella plantilla comandada por Luis Aragonés, Ayala, Gárate y Adelardo iba a disputarle el campeonato de Europa a un Bayern de Múnich que contaba con la gran parte de los jugadores que habían sido campeones de Europa en 1972 con la selección alemana.

El partido fue intenso y muy igualado entre los dos equipos que los llevó a la prórroga. En el minuto 114 se produce una falta al borde al área del Bayern. Una ocasión perfecta, era la oportunidad que todos estaban esperando.

Luis Aragonés, un auténtico especialista en el lanzamiento de libres directos, colocó el balón y tomó carrerilla. Sin duda iba a chutar. Sepp Maier colocó una barrera seis jugadores para intentar taponar el lanzamiento. El árbitro pita y Luis justo un segundo después de golear el balón, comienza a celebrar el 0-1 a favor del Atleti.

Los últimos minutos son frenéticos, el Bayern perdiendo comienza a asediar al ardua y poderosa defensa del Atlético  para intentar conseguir el empate. Pero éste no llega.

Minuto 120, tiempo cumplido. Balón en banda derecha a la altura del centro del campo, todo el Atlético de Madrid defendiendo esa última jugada. Ya a la desesperada, le llega el balón a Schwarzenbeck que desde treinta metros tira a puerta. Se masca la tragedia.

Miguel Reina no pudo atajar ese lanzamiento que se cuela dentro y  supone el empate. Todo el mundo se viene abajo, al Atleti se le había escapado la Copa a falta de segundos para el final del partido.

Al no existir tanda de penaltis, la UEFFA dictamina una repetición del partido cuarenta y ocho horas después. Resultado final: Bayern de Munich 4 Atlético de Madrid 0.

Han pasado muchos años, el Atleti ha llegado a más finales, pero la “casi” Copa de Europa todavía sigue estando en la memoria.

Rafa Nadal ¿Diestro o zurdo?

Después de tantos años estando en la élite del deporte mundial, es muy difícil que haya algo de la vida de Don Rafael Nadal Parera que no se sepa.

Pero hay una anécdota de este mallorquín que muy poca gente conoce y que es cuanto menos curiosa en el mundo del tenis.

Rafa comenzó a coger una raqueta desde muy pequeño. Su tío Toni, un apasionado del juego, le empezó a introducir en el mundo del tenis porque veía en él una serie de cualidades y de fortalezas que pocos niños tenían.

Al no tener la fuerza suficiente para coger la raqueta con una mano, Rafa siempre realizaba el movimiento con ambas manos sobre el mango de la raqueta. De esta manera, empezó a desarrollar la habilidad de ambidiestro (tenísticamente hablando)

Su tío, al ver que esto podría suponer un problema, obligó a Rafa a tomar una decisión sobre con qué mano quería jugar. Tras un largo consenso y comparando su habilidad con ambas manos, tomaron la decisión de que a partir de ese momento jugaría con la mano izquierda.

Los zurdos en el mundo del tenis son especiales. La mayoría del circuito es diestro y jugar contra zurdos siempre supone una dificultad. Roger Federer siempre ha dicho que cuando era joven, odiaba jugar contra zurdos porque le suponía un esfuerzo extra de adaptación, ya que debes de pensar que el lado del “drive” para el rival, es el contrario al que normalmente te enfrentas.

Lo curioso de este tema es que en su vida personal y privada, Rafa es completamente diestro y en todas sus actividades cotidianas como comer, escribir o lavarse los dientes, siempre utiliza la mano derecha.

Pero tenísticamente la mano derecha también es muy importante para Rafa. Al pegar el revés a dos manos, la mano que le da potencia al golpe es su mano derecha, por lo tanto, en bolas forzadas, Rafa tiene la capacidad de darle mucha más potencia y técnica que cualquier zurdo natural utilizando su mano derecha.

Esto hace que su revés, que suele ser el golpe más flojo de cualquier tenista, tenga una potencia que nadie en el circuito es capaz de generar.

Una cita con la historia

Una vez más, la historia se repite. Su Majestad vuelve a disputar unas semifinales en el Old England Tenis Club, el torneo de su carrera. Su rival, el de siempre, el que tantas y tantas veces se ha puesto en el otro lado de la red para intentar desbancarle de su corona, para pelear por un hueco en la historia del torneo más prestigioso del mundo.

Fue hace  11 años cuando estas dos raquetas protagonizaron el que para muchos ha sido el mejor partido de la historia de todos los deportes. El día después a esa final inolvidable algunos que lo presenciaron y vieron dijeron que “nunca habían visto nada igual”.

Ahora, años después y con toda una carrera a sus espaldas esas dos mentalidades volvían a enfrentarse en unas semifinales. Las espadas están en alto, el juez de silla indica el comienzo del combate y ambos luchadores comienzan a darse golpes directos a la armadura.

El primer asalto fue igualado, una lucha silenciosa pero directa. Las espadas se cruzan sin parar, a la espera de poder dar el golpe definitivo. Finalmente el asalto fue para Roger por esos últimos agujeros en la coraza de hierro de Nadal.

Pero si alguien pensaba que el guerrero se iba a rendir, lo llevaban claro. En el segundo set, fue un claro dominio del aspirante a la corona inglesa. El partido no estaba decidido y las espadas volvían a ponerse en guardia a la espera del comienzo del tercer asalto.

A pesar de la lucha y la entrega del guerrero, lo cierto es que la maestría de Roger se iba a imponer de una manera clara, como lleva haciendo durante toda su carrera sobre la pista verde.

Rafa no pudo, el rey se impuso, pero que nadie dude que esta batalla por el reinado, todavía no ha terminado.

Una nueva esperanza

La cuna del tenis mundial. No hay otro torneo en el mundo con la idiosincrasia que tiene el Old England Club. Los tenistas vestidos de blanco luchan para hacerse con el torneo más antiguo del mundo.

La hierba verde ha sido testigo de partidos inolvidables, de puntos impensables y de tenistas que han pasado a la historia del tenis: Desde la sobriedad de Börg, pasando por la garra alemana de Becker y Steffi Graf hasta llegar a la exquisitez y clase más absoluta con su Majestad Roger Federer.

Pero hace unos días, una chica de 15 años llamada Cori Gauff se presentaba a la previa de Wimbledon con el fin de foguearse en un torneo tan prestigioso y coger una experiencia sin duda inolvidable.

Estadounidense, nacida en marzo de 2004, empezó a jugar al tenis viendo a su ídolo Venus Williams ganar ese torneo en tantas ocasiones. Y las casualidades de la vida, hicieron que la tenista más joven de todo el cuadro, se enfrentara en primera ronda del torneo sénior a la que había sido su gran referente tenístico y personal.

No se arrugó y todo el mundo se hizo eco de la noticia. Una niña de 15 años había derrotado a toda una leyenda de este deporte.  

Desde 1991 no se había visto una tenista de tan poca edad en la hierba. Ya era historia, pero no se conformó. La siguiente fue Rybarikova, semifinalista dos años antes, pero también cayó, esta vez por un doble 6-3

Todos los flashes sobre ella, sobre una chica de Atlanta que está viendo cumplido su sueño desde niña, un sueño del que no quiere despertarse y que tiene en vilo a todos los seguidores del tenis mundial.

Llegaba tercera ronda, todo el mundo esperaba su caída ante la polaca Hercog.  Segundo set, cinco a dos a favor de Hercog, saque para ganar el partido. La cara de la gente mostraba preocupación porque veía como la esperanza se marchaba demasiado pronto. Juego sufrido, ambas jugadoras con miedo a pegar fuerte, jugando a no fallar y con el brazo encogido.

Pero Cori sacó su garra para remontar y acabar ganado el set en un tie break apasionante. Como no podía ser de otra manera, acabo derrotando a la polaca, que destacaba más por su cara de miedo que por su tenis.

Cori Gauff no sólo se ha convertido en historia viva del tenis al ser la tenista más joven en octavos de final de Wimbledon, sino que representa una nueva ilusión, una referente en la que fijarse por su desparpajo, por su juventud, por su carisma y por su gran juego. Por fin vamos a poder ver a alguien nacido en el siglo XXI poniendo en jaque a toda la WTA.

Apunten este nombre porque en los próximos veinte años seguramente lo van a escuchar durante muchos años acompañado de un “juego, set y partido”

Sin lugar a dudas futura número uno del mundo, sin lugar a dudas, una nueva esperanza.

¿Nuevo rico?

Durante estos días, tras confirmarse el fichaje de Joao Felix, el jugador más caro en toda la historia del Atlético de Madrid, mucha gente sobre todo vecina, ha intentado desmontar el discurso de que “el Atlético es el equipo del pueblo” y que es “un club humilde”

Pero nada más lejos de la realidad. Puedo entender que para algunos, el admitir que un entrenador ha cambiado la historia del Atlético de Madrid en siete años y que ha conseguido que la Liga no sea un liga de privilegiados, es duro, pero no hay más que mirar los datos para probar que el discurso del Cholo Simeone sigue siendo completamente cierto y válido.

Una de las mal llamadas “excusas” que el Cholo Simeone utiliza cuando los periodistas le preguntan sobre si su equipo está ya al nivel de los privilegiados es el presupuesto.

Porque sí, es cierto, el Atlético ha aumentado su presupuesto en los últimos años en gran medida gracias a sus méritos deportivos, pero la realidad es que tanto el Real Madrid como el Barcelona siguen doblando al club rojiblanco.

De hecho, si miramos las cifras, es más amplia la diferencia de los presupuestos de ingresos entre el Atlético y los poderosos que entre el Atlético y el Betis que se sitúa en séptimo lugar.

Por lo tanto, Simeone dice la verdad.

Fuente: As.com

Pero volvamos a los fichajes. Equipos como el Real Madrid, el City, el United o el PSG en el momento en el que un jugador se marcha, no tienen ningún problema en gastarse grandes cantidades en suplir esa baja. En cambio, el Atlético de Madrid ha tenido que dejar escapar a Griezmann, Lucas, Godín, Juanfran, Vietto, Mensah, Gelson Martins y Rodri para conseguir el fichaje de la promesa portuguesa. ¿De verdad un nuevo rico necesitaría vender a medio equipo para traerse a un futbolista?

Además, el fichaje de Joao Félix no supone números rojos en las cuentas del Atlético de Madrid, es más, sumando todas las ventas del Atlético de Madrid y restándolas a los gastos oficiales hasta el día de hoy, el Atlético de Madrid tiene beneficio económico.

BAJAS

-Rodrigo Hernández: 60 millones (10 millones para el Villarreal por formación)

-Lucas: 80 millones

-Gelson Martins: 30 millones

-Vietto: 7,5 millones

-Mensah: 3,6 millones

Total: 191, 10 millones  (Sin contar los 96 de Antoine Griezmann)

ALTAS

-Héctor Herrera: Gratis

-Felipe: 20 millones

-Marcos Llorente: 30 millones

-Joao Félix: 126 millones

Total: 176 millones de euros.  (Habrá que quitar de los 96 millones de Griezmann, los 25 que se pagarán por Renan Lodi)

La conclusión es clara, el Atlético de Madrid no es ningún nuevo rico, el fichaje de Joao Félix es consecuencia de la buena gestión económica que está llevando a cabo la directiva rojiblanca. Algo que por cierto, normalmente ha sido un desastre.

Es posible que el Atlético acabe el verano sin beneficio económico, pero a día de hoy, las cifras hablan por sí solas.

La apuesta de Joao Félix es una apuesta arriesgada, de eso no cabe duda. Es la primera vez en la historia que los Atléticos tienen la posibilidad de gastar tanto dinero en un jugador. Pero es innegable que el portugués trae ilusión a una afición que ha visto como sus grandes emblemas durante los últimos años han ido abandonando el club.

No se sabe si será una futura estrella, si encajará en el estilo cholista o si será uno de esos jugadores que se cansará de correr dentro de dos años, pero lo que sí podemos asegurar es que a día de hoy, es que es uno de los jugadores que más proyección y más entusiasmo genera en el panorama europeo.

Las nuevas incorporaciones tendrán que igualar el gran nivel de competitividad al que llegaron los Godín, Juanfran, Lucas, Filipe, Gabi y Tiago. Será difícil, complicado, puede que incluso no lo lleguen a alcanzar nunca, pero que nadie dude de que estos jugadores se dejarán la piel en cada partido para seguir llevando a lo alto ese escudo a rayas rojiblancas.

Rubén Uría: “El día que se vaya el Cholo, el Atleti necesitará a alguien con una personalidad enorme”

El periodista de Bein Sports, Goal España y de Estudio Estadio nos recibió en su oficina para hablar sobre periodismo y actualidad deportiva.

¿Qué es o qué significa para ti el periodismo?

Es complicado de definir. Yo creo que es el arte de contar historias y contarle a la gente un hecho de una manera concisa, directa y lo más fidedigna posible.

¿Por qué escogiste ser periodista deportivo y no otro tipo de periodista?

Porque yo siempre quise ser periodista deportivo. Siempre me había gustado narrar los partidos de fútbol , estar dentro dentro del fútbol…supongo que también por ser un futbolista frustrado, no lo sé. Como me gustaba mucho el deporte (el tenis, el baloncesto…) siempre me ha gustado estar en contacto con el deporte y es lo que pudo en mí.

Hay mucha gente que se mete a la carrera de periodismo porque de verdad le gusta el periodismo, a mi no, a mi me gustaba el deporte. Estudié periodismo para hacer deporte.

¿Qué es esencial para ser periodista deportivo?

Pues tienes que estar muy loco porque es un trabajo al que le tienes que echar muchas horas, no está precisamente bien pagado,tienes aguantar muchas cosas, además hay cierta presión…hay muchos medios y mucha competencia para tener un trabajo. También el mercado laboral que hay en España no es el mejor del mundo y que la forma de trabajar ha cambiado.

Antes en los años 80 podías entrevistar a un jugador sin ningún tipo de problema y ahora tienes que pasar un montón de barreras, de filtros, jefes de prensa, jugadores que no quieren ser entrevistados

¿Tienes algún referente periodístico?

Si, claro. Todos tenemos uno.El mío está claro que es Jose María García. Yo si no hubiera escuchado a José María García seguramente no me dedicaría a esto. Escuchaba a García día y noche. Los partidos con García, el atleti con García, las narraciones con García, te ibas a la cama con García prácticamente, el Tour con García….Yo era fanático.

Una de las cosas que más me alegran es haberle conocido.

Ya hablando de fútbol ¿ Cómo viviste el gol de Iniesta?

Pues sinceramente yo es que soy un poco raro para eso. A mi la selección no es algo que me motive mucho, no es algo que me llame a nivel periodístico. Por supuesto me hizo mucha alegría pero no fue algo que a mi me emocionara mucho. Yo creo incluso que me emocioné mucho más con el gol de Torres en Viena que con el gol de Iniesta porque me parece que ese gol fue el que cambió las cosas.

¿Qué te parecen los fichajes del Barça?

Bueno de momento sólo ha hecho dos…el de Neto que pagar 35 millones por un suplente me parece una exageración. Pagaste 13 por Cilessen y ya era duro, ahora pagas 35 por Neto. La operación no la entiendo. Y Frankie de Jong que es mucho dinero pero es un jugador muy hábil, que está llamado a hacer grandes cosas, que tiene 21 años y ya veremos que encaje tiene pero yo creo que viene para ser titular.

¿Anfield ha supuesto un cambio de mentalidad en el F.C Barcelona?

Yo lo que creo que en el Barça hay un tema difícil, no solamente que Anfield haya sido un antes y un después. Yo creo que en el Barça ya venían condicionados en toda la política deportiva porque el Madrid ha ganado tres Copas de Europa. Entonces eso es una losa que al Barcelona, teniendo la hegemonía en España, le pesa mucho. Saber que el Madrid ha ganado cuatro de las últimas cinco Champions y que tú tienes a Messi, que tienes un equipazo y que eres incapaz siquiera de llegar a la final es algo que en el Barcelona está doliendo mucho y precisamente la guinda del pastel a todo ese dolor ha sido Anfield.

¿Ves al Cholo capaz de reconstruir un equipo de cero? Porque el Cholo siempre había basado sus equipos en los Gabi, Juanfran, Godín…

Hombre claro, es que todo empieza de cero, como en la vida. Tu has tenido durante seis o siete años una guardia pretoriana, con un montón de jugadores importantes y claves para la entidad (Juanfran, Godín, Filipe Luis) y cuando estos se van lógicamente el equipo no puede ser el mismo. Ahora el Cholo lo que va a tener que hacer es rearmar moralmente al vestuario, reinventarse y yo creo que está ante el reto más importante de su historia como entrenador. Hasta ahora ha venido trabajando con un grupo de gente y ahora prácticamente va a tener que cambiar las paredes del vestuario. Vamos a ver si la gente que viene es capaz de mantener el nivel de competitividad.

¿Turín dejó retratado al Cholo?

No, no yo no creo eso. Yo lo que creo es que el Atlético de Madrid antes de la eliminatoria no era el equipo que todo el mundo consideraba como favorito, lo que pasa que jugó tan bien en la ida y fue tan superior que todo el mundo pensaba que estaba ya clasificado. ¿Que ocurrió? Pues que en el partido de vuelta fue la Juve la que jugó muy bien y fue al Atlético de Madrid al que se le juntó en el peor momento de la temporada el peor partido de la temporada. El Atlético de Madrid ha tenido cuatro o cinco partidos nefastos este curso pero el partido de Turín fue claramente el peor.

Y además si lo ves ahora en frío, creo que la baja de Diego Costa le hizo mucho daño a la agresividad del equipo. Yo tengo el convencimiento de que si hubiese estado Diego Costa el Atlético de Madrid no hubiera caído, pero también pienso que aunque hubiera pasado la ronda, hubiera caído en cuartos de final porque el equipo no tenía el suficiente potencial como para llegar lejos en la Champions.

¿Que crees que pasará el día que el Cholo se vaya del Atlético de Madrid?

Bueno es complicado porque el día en el que el Cholo decida eso, porque yo creo que el Atlético de Madrid nunca va echar al Cholo Simeone, será un momento complicado y malo pero lo primero que tendrá que hacer el Atlético de Madrid es buscar un entrenador que tenga una personalidad enorme. Porque en el momento en el que no tengas una personalidad enorme ya no puedes hacerte cargo de eso. Si me estás hablando de táctica, estilo y a qué debe jugar, yo creo que es secundario. Lo importante es que tenga esa personalidad para convencer a todos los atléticos.

Pero por ejemplo Setién es un entrenador que tiene mucha personalidad pero que no encaja en ese estilo…

Bueno yo no creo que Setién sea un entrenador con mucha personalidad, si fuera un entrenador con mucha personalidad habría respondido mucho mejor en ruedas de prensa o habría defendido bastante mejor lo que él quiere decir. Creo que puede tener mucha personalidad en el vestuario pero creo que para ser una personalidad en el Atlético de Madrid tienes que comunicar dentro y fuera del vestuario. Setién es un gran entrenador, pero yo creo que Setién no es comparable a la figura o al icono que es Simeone en el Atlético de Madrid.

¿Cuál ha sido para ti el jugador revelación de la temporada?

Hay muchos, no me atrevería a decir ninguno. Me ha gustado mucho Parejo, me ha gustado también Jonny del Alavés… pero yo creo que Parejo es uno de los mejores jugadores de la temporada. A Messi le saco de la ecuación porque está en otro planeta.

¿Tu equipo decepción?

Hombre yo creo que el equipo decepción es el Real Madrid. Quedar a tantos puntos de diferencia con el Barcelona dos años seguidos es una decepción y si luego además tampoco eres capaz de quedar segundo con el presupuesto que tienes, la decepción es el Madrid y también me gustaría meter ahí el Betis. Yo esperaba mucho más del Betis este año.

¿Y el mejor entrenador?

Pues ahí yo tendo dos candidatos. Si miramos la temporada yo me quedo con Marcelino porque ha conseguido meter al Valencia en Champions, ha conseguido la Copa del Rey, va a aspirar a otro título que es el Supercopa y luego encima con un valor añadido y es que el Valencia es un sitio donde lograr eso es muy complicado.

Y luego en Liga para mi el entrenador revelación ha sido Bordalás. Lo que ha hecho Bordalás con el Getafe, creo que es de las temporadas que más se recordarán porque si no va a ser la mejor temporada de la historia del club por ahí va estar…Yo creo que ha conseguido algo histórico y ahora lo tiene que disfrutar en la Europa League.